Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

REGLAMENTO ESPECÍFICO DE PRODUCCIÓN INTEGRADA DE TOMATE BAJO ABRIGO: RESUMEN DE ASPECTOS IMPORTANTES

José E. Belda y Jesús Lastres
Laboratorio y Departamento de Sanidad Vegetal de Almería. Consejería de Agricultura y Pesca. Junta de Andalucía

1. Prácticas Agronómicas
2. Estrategia De Control Integrado

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores e Instrumental


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales

Sin redundar en los aspectos generales que ya hemos comentado, el Reglamento Específico de Producción Integrada de tomate bajo abrigo, establece una serie de prácticas agronómicas y de control integrado de carácter particular que pasamos a resumir.

1. PRÁCTICAS AGRÓNOMICAS

Para las características del suelo se recomienda que debe tener una profundidad útil igual o superior a 60 cm y ser de textura media. El pH del extracto saturado debería estar comprendido entre 6 y 7,5, la conductividad eléctrica ser menor de 5 dS/m y el porcentaje de sodio intercambiable (PSI) menor de 60.

El arranque del cultivo precedente deberá realizarse con la mayor cantidad posible de raíces, eliminando los restos vegetales y recomendándose una desinfección de la estructura del invernadero. En caso de realizar desinfección del suelo, esta se hará mediante solarización con plástico de polietileno normal transparente de 150 a 200 galgas.

El trasplante se realizará como mínimo una semana después de arrancar el cultivo precedente y realizar las labores de preparación del terreno, con plántulas de 10 a 15 cm de altura y 3 a 5 hojas verdaderas, eliminando aquellas que presenten síntomas de enfermedad o un desarrollo anormal. La densidad máxima de plantación será de 35.000 plantas/Ha en plantaciones de ciclo de otoño (30.000 recomendadas), excepto para variedades tipo “cherry”. Se recomienda dar un riego después del trasplante y el aporcado de las plantas para evitar encharcamiento en la zona del cuello.

La calidad del agua también está contemplada en el reglamento, estando recomendada una conductividad eléctrica (Cew) inferior a 3,4 dS/m, con una tasa RAS menor de 18, cantidad de Boro menor de 2,5 p.p.m. y de bicarbonatos menor de 2,5 meq/l.




Para este cultivo, en cuanto a fertilización y referido a las extracciones que realizan la plantas, el reglamento establece la obligatoriedad de no aportar durante una campaña y Ha, una cantidad total de nitrógeno superior a 3,3 kg/Tm de producción, no pudiendo sobrepasar el nitrógeno de forma mineral el 75% de las necesidades totales.

Durante el ciclo de cultivo, las podas o destalles se recomienda hacerlos en brotes de menos de 5 cm, estando prohibido hacerlas a tallos de más de 20 cm por el riesgo de enfermedades en las heridas que se producen. En el entutorado no se apretará demasiado la rafia al tallo para evitar roces o estrangulamientos.

Se recomienda también la eliminación de las hojas basales hasta el primer ramillete para mejorar la aireación, subiendo conforme se vaya produciendo el cuaje, excepto cuando aparezca parasitismo en esas hojas, así como el aclareo de frutos de pequeño tamaño o deformes o cuando exista en el ramillete un número excesivo, 10 a 15 días después del cuaje.

En cuanto a la polinización, se utilizarán insectos polinizadores (abejorros) o métodos mecánicos (aire, vibradores) excepto cuando las condiciones ambientales no lo permitan.

2. ESTRATEGIA DE CONTROL INTEGRADO

El sistema de muestreo para la toma de decisiones se realiza a nivel de parcela (invernadero) diferenciando 4 sectores del invernadero en las orientaciones NE, NO, SE y SO, en cada uno de los cuales se observan 7 plantas (10 en invernaderos de más de 5000 m²). En cada planta se observan 3 hojas de los niveles superior, medio e inferior y 3 ramilletes de frutos. La periodicidad de las observaciones debe hacerse semanal.

Para cada plaga o enfermedad se establece un método para la estimación de la densidad, que suele ser presencia o ausencia en hoja o en planta, y se refieren unos criterios de intervención según la época o fenología. Si se alcanza el umbral de intervención establecido, se propugna los métodos de control a utilizar, contemplándose métodos biológicos, químicos y medidas preventivas o técnicas culturales. En el caso de métodos químicos, se apuntan una serie de materias activas de posible uso y otra serie de productos que conllevan restricciones, ya sea por su toxicidad, efectos sobre fauna auxiliar, o problemas de resistencias. Tales restricciones vienen perfectamente expuestas en los textos publicados de los reglamentos específicos.

En el cuadro 1 aparece resumida, para sus aspectos más interesantes, la estrategia de control integrado en cultivo de tomate bajo abrigo de las principales plagas y enfermedades.

Plagas

Al hacer un repaso a las estrategias de control de plagas del tomate, observamos la diferente importancia que muestran unas y otras. Así, para mosca blanca (en concreto Bemisia tabaci) y trips, como transmisores de virus, se establecen unos criterios de intervención más restrictivos en el sentido de que con presencia de TSWV debe intervenirse contra trips. Para Bemisia, y por el riesgo de aparición de TYLCV, debe intervenirse contra esta especie a la primera presencia de adultos en hojas mientras no se alcancen 4 ramilletes cuajados.

Otras plagas tienen una interpretación distinta, y los criterios de intervención van muy ligados a la presencia de parasitismo: para pulgones los tratamientos sólo están permitidos si no existe parasitismo, algo que también se refleja para minadores de hoja, sobre los cuales se interviene solamente si hay más de un 20% de galerías sin parasitar.

El resto de plagas muestran unos criterios variables según su importancia, y así, los ácaros (araña roja y vasates) se tratan por focos y las orugas cuando se alcanza más del 10% de plantas con presencia y para Helicoverpa en concreto, con más del 5% de ramilletes con presencia.

Por su importancia como agentes de control natural, las especies de enemigos naturales sobre los que debe realizarse un esfuerzo de protección son los parasitoides Diglyphus spp. y Eretmocerus spp., parasitoides de minadores de hoja y mosca blanca respectivamente.

Enfermedades

Hay que destacar, que la estrategia de control integrado de las enfermedades del tomate pone gran énfasis en las medidas preventivas y métodos culturales, (reflejado como métodos prioritarios) para enfermedades como podredumbre gris y podredumbre blanca. Éstos métodos son también recomendados para mildiu, aunque cuanto fallan debe intervenirse a la primera presencia. Para enfermedades vasculares, no se contemplan tratamientos durante el cultivo.

Por último, los virus que pueden aparecer en el cultivo no son objeto de métodos de control por ellos mismos, sino que los métodos de lucha van encaminados a evitar su transmisión con la eliminación de las plantas afectadas, plantas reservorio y de los vectores.

Cuadro 1.- RESUMEN DE LAS ESTRATEGIAS DE CONTROL INTEGRADO EN CULTIVO DE TOMATE BAJO ABRIGO

Plaga o enfermedad Criterios de intervención Métodos de control
(*) = materias activas permitidas con restricciones
Época Umbral Biológicos Químicos Otros
Araña roja Plantas menores de 1 m. De altura Presencia de colonias: tratar sólo focos -Phytoseiulus persimilis Azufre mojable  
Tetranychus urticae -Neoseiulus californicus Tetradifon
Tetranychus turkestani   Propargita
Tetranychus ludeni   Tebufenpirad
     
    Dicofol+tetradifon (*)
Vasates   Presencia de focos y riesgo de dispersión de la plaga   Azufre mojable Eliminar plantas muy afectadas
Aculops lycopersici   Evitar dispersión mediante operaciones culturales
  Bromopropilato (*)  
Mosca blanca          
Trialeurodes vaporariorum   Hojas o ramilletes con presencia de negrilla -Encarsia formosa Buprofezin Aplicación de soluciones jabonosas
      -Eretmocerus californicus    
      -Beauveria bassiana Teflubenzuron (*)  
    Primera presencia      
Bemisia tabaci Sólo hasta 4º ramillete cuajado y con riesgo de TYLCV   -Eretmocerus californicus Imidacloprid (en riego) Incrementar el número de trampas amarillas
      -Beauveria bassiana   Aplicación de soluciones jabonosas
  Desde 4º ramillete cuajado     Teflubenzuron (*) Medidas culturales preventivas
    No tratar   Imidacloprid (*)  
        Metomilo (*)  
           
Pulgones   Sin parasitismo: con presencia de colonias y/o negrilla -Aphidius colemani Imidacloprid (en riego)  
Aphis gossypii   Pirimicarb (no controla A. gossypii)
Myzus persicae Con parasitismo: no tratar  
    Etiofencarb (*)
    Imidacloprid (*)
Trips   Presencia de plantas con TSWV ó > 10% ramilletes con daños   Formetanato (*)  
Frankliniella occidentalis Metiocarb (*)
Minadores de hoja   > 20% de hojas con galerías sin parasitar -Diglyphus isaea (introducir al principio del cultivo si no se presenta parasitismo natural) Ciromazina  
Liriomyza trifolii
Liriomyza strigata
Liriomyza bryoniae
Liriomyza huidobrensis
Orugas     -Bacillus thuringiensis Flufenoxuron (*)  
Spodoptera exigua >10% de plantas con presencia de huevos o larvas Teflubenzuron (*)
Spodoptera littoralis    
Chrysodeixis chalcites    
Autographa gamma    
  > 5% de plantas o ramilletes con presencia de huevos, larvas o daños  
Helicoverpa armigera    
Heliothis peltigera    
Nematodos Previo a la implantación del cultivo       Solarización
Meloidogyne spp. Mantenimiento de un nivel adecuado de materia orgánica
Oidiopsis   Presencia de síntomas. Hasta este umbral solo podrá usarse azufre mojable   Azufre mojable Eliminación de malas hierbas y restos de cultivo
Leveillula taurica Nuarimol
  Fenarimol
  Quinometionato
   
  Ciproconazol (*)
  Hexaconazol (*)
  Pirifenox (*)
  Miclobutanil (*)
  Triadimefon (*)
  Triadimenol (*)
  Triforina (*)
Podredumbre gris   (Sólo aplicar fungicidas cuando los métodos prioritarios no funcionen)     Métodos prioritarios: Manejo adecuado de ventilación y riego. Cuidado especial con  podas, deshojados y amarres de rafia. Eliminación de órganos enfermos. Aplicación en tallo de pastas fungicidas. Abonado equilibrado para evitar exceso de vigor
Botrytis cinerea Carbendazima (*)
  Carbendazima + dietofencarb (*)
Podredumbre blanca Clortalonil (*)
Sclerotinia sclerotiorum Iprodiona (*)
  Metil-tiofanato (*)
  Procimidona (*)
   
Mildiu   Presencia de síntomas   Compuestos de cobre Manejo adecuado de ventilación. Evitar la presencia de agua libre sobre el cultivo. Eliminación de plantas y frutos con la enfermedad.
Phytophthora infestans Cimoxanilo
  Metalaxil
  Benalaxil
  (y sus mezclas autorizadas)
Alternariosis   Primera presencia de síntomas con condiciones favorables (>90% HR y entre 3 y 35ºC)   Compuestos de cobre Eliminación de frutos afectados. Control de la humedad ambiental
Alternaria solani Clortalonil
Enfermedades vasculares   No tratar durante el cultivo     Utilización de variedades resistentes. Eliminación y destrucción de plantas afectadas. Solarización
Fusarium oxysporum f.sp. lycopersici
 
Verticillium dahliae
Mancha negra del tomate   Intervenir a la primera presencia   Compuestos de cobre Evitar humedad ambiental elevada o agua líquida sobre las plantas.
Pseudomonas syringae pv tomato
TSWV         Eliminación de malas hierbas reservorio del virus y/o vectores (trips)
(Tomato Spotted Wilt Virus) Control de trips
Virus del Bronceado del Tomate Eliminación de plantas afectadas
  Utilización de variedades resistentes
TYLCV         Control de Bemisia tabaci (vector)
(Tomato Yellow Leaf Curl Virus) Eliminación de plantas afectadas
Virus del Rizado Amarillo del Tomate Utilización de variedades resistentes (cuando sea posible)
ToMV         Evitar la transmisión mecánica mediante desinfección de manos, herramientas etc.
(Tomato Mosaic Virus) Eliminar plantas afectadas
Virus del Mosaico del Tomate Utilizar variedades resistentes
PVY         Eliminación de malas hierbas reservorio del virus y/o vectores (pulgones)
(Potato Virus Y) Control de pulgones
Virus Y de la Patata Eliminación de plantas afectadas
CMV         Eliminación de malas hierbas reservorio del virus y/o vectores (pulgones)
(Cucumber Mosaic Virus) Virus del Mosaico del Pepino Control de pulgones
  Eliminación de plantas afectadas
TBSV         Eliminación de plantas afectadas
(Tomato Bushy Stunt Virus) Virus del Enanismo Ramificado del Tomate Evitar contacto entre plantas

Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.