Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

RECONOCIMIENTO DE VARIEDADES DE CÍTRICOS EN CAMPO

1. Introducción.
2. Reconocimiento de especies por las hojas.
    2.1. Naranjo.
    2.2. Mandarino clementino.
    2.3. Mandarino satsuma.
    2.4. Pomelo.
    2.5. Limonero.
3. Variedades de naranjo.
    3.1. Grupo navel.
        3.1.1. Newhall.
        3.1.2. Navelina.
        3.1.3. Washington navel.
        3.1.4. Navel caracara.
        3.1.5. Navelate.
        3.1.6. Navel lane late.
        3.1.7. Navel ricalate.
    3.2. Grupo sangre.
        3.2.1. Sanguinelli.
        3.2.2. Doble fina.
        3.2.3. Entrefina.
    3.3. Grupo blancas.
        3.3.1. Salustiana.
        3.3.2. Valencia late.
3.4. Periodos de recolección.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para cítricultura


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de cítricos


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de cítricos

1. INTRODUCCIÓN.

En la actualidad hay pocos tratados sobre el reconocimiento de las variedades de cítricos en campo. Existen referencias para algunas variedades, pero no para el gran abanico varietal que disponemos actualmente.

Refiriéndonos a especies, las podemos diferenciar según la forma de las hojas. En algunos casos concretos estrujándolas, se puede percibir el aroma característico que desprenden.

La identificación se complica cuando se desea reconocer la variedad, sobre todo si el fruto ha sido recolectado o se encuentra evolucionando hacia su tamaño, color y madurez natural. Además, el estado vegetativo que pueden presentar los árboles de una misma variedad, puede ser algo distinto en función de la textura, la profundidad del suelo, las labores de cultivo que se realicen, etc. Sin embargo, una vez se va adquiriendo experiencia, es posible conseguir distinguirlas, en base a la observación de una serie de caracteres y parámetros representativos de cada una de ellas. Estos caracteres y parámetros se presentan en porcentajes variables entre campos distintos de una misma variedad, e incluso entre árboles de un mismo campo.

La experiencia nos ha demostrado que para distinguir las variedades de una forma práctica, en primer lugar, se debe observar el conjunto del arbolado desde cierta distancia, lo que nos puede indicar la forma del árbol, el hábito de crecimiento, el color en conjunto, el tamaño, etc. A continuación, diferenciar las especies por la forma de las hojas y encuadrar las variedades en cada especie; y por último, confirmar si reúnen o no los caracteres y parámetros propios de las variedades descritas.



2. RECONOCIMIENTO DE ESPECIES POR LAS HOJAS.

En el reconocimiento de las especies se deberán observar las características de las hojas que ya hayan adquirido el tamaño adulto.

2.1. Naranjo.

Hojas lanceoladas, anchas, grandes y coriáceas. Márgenes normalmente enteros. Base ligeramente redondeada y ápice agudo. Peciolo corto, articulado con el limbo y generalmente sin alas o muy rudimentarias.

Figura 1. Hoja de Naranjo dulce.

2.2. Mandarino clementino.

Hojas lanceoladas, largas, relativamente estrechas y no coriáceas. Ápice agudo. Base del limbo ligeramente redondeado. Peciolo corto y sin alar, articulado con el limbo.

Figura 2. Hoja de Mandarino clementino.

2.3. Mandarino satsuma.

Hojas lanceoladas con la base y ápice del limbo agudo. Coriáceas, con el nervio central y secundarios muy acusados por el haz y por el envés. Peciolo largo y poco alado, articulado con el limbo. Estrujadas desprenden un olor característico.

Figura 3. Hoja de Mandarino satsuma.

2.4. Pomelo.

Hojas lanceoladas muy grandes, coriáceas con el margen ligeramente aserrado. Base redondeada. Peciolo largo y articulado, con alas grandes que se solapan con la base del limbo.

Figura 4. Hoja de pomelo.

2.5. Limonero.

Hojas lanceoladas, grandes y anchas, con el margen aserrado y el ápice agudo. Limbo grueso coriáceo, con los nervios acusados por el haz y el envés. Peciolo corto, redondeado y sin alar, claramente articulado con el limbo. Al estrujarlas desprenden olor a limón. Brotaciones de color morado.

Figura 5. Hoja de limonero.

3. VARIEDADES DE NARANJO.

3.1. Grupo navel.

Las flores son grandes, y pueden encontrarse aisladas o en racimos. También este grupo se caracteriza por tener las anteras de color blanco crema o amarillo pálido, sin granos de polen (no polinizan a otras variedades), debido a una destrucción de las células madres que los forman. En el ovario, cilíndrico, se produce una degeneración del saco embrionario, dando lugar a frutos partenocárpicos (sin semillas). Si excepcionalmente aparece alguna semilla, es poliembriónica. Además, tienen un segundo verticilo carpelar que, al desarrollarse, origina un nuevo fruto incluido en el principal, que puede aparecer en la corteza en la región estilar, con una forma que recuerda a un ombligo.

3.1.1. Newhall.

El árbol es de tamaño medio, con la copa esférica y frondosa. Su hábito de crecimiento es abierto cuyas ramas pueden llegar al suelo, observándose pequeñas espinas en las axilas de las hojas, que desaparecen con el tiempo. El color de sus hojas es verde oscuro muy característico. El fruto presenta un color naranja-rojizo intenso. El ombligo o navel que se observa en la corteza de los frutos es pequeño. La superficie de la piel muestra una rugosidad muy fina, “granito de pólvora”. La recolección es muy precoz. La forma del fruto puede ser tanto elipsoidal como redondeada, siendo más frecuente la primera.

Figura 6. Newhall.

3.1.2. Navelina.

Morfológicamente el árbol, la copa, el hábito de crecimiento, las ramas y las hojas son muy similares a la variedad Newhall. Los frutos son redondeados o esféricos. La superficie de la corteza también muestra una rugosidad muy fina “granito de pólvora”, como sucede a la Newhall. La recolección se realiza unos días después de la variedad Newhall, puesto que tiene algo más de ácidos totales. Esto hace que el mismo índice de madurez lo alcance más tarde.

Figura 7. Navelina.

Figura 8. Árbol de Navelina.

3.1.3. Washington navel.

El árbol es vigoroso y frondoso, de mayor desarrollo que la variedad Navelina y Newhall. El hábito de crecimiento es abierto y ligeramente caído, de aspecto esférico, con las ramas que llegan hasta el suelo con una cierta espinosidad que desaparece con el tiempo. Las hojas son grandes, lanceoladas, de color verde, no tan oscuras como las de las variedades Navelina y Newhall. Los frutos son de tamaño grande, esféricos y, en general, con ombligo grande. Cuando arrancamos frutos, el cáliz se queda agarrado al pedúnculo en un elevado porcentaje, al contrario que le sucede a la variedad Lane Late. La recolección es de media estación.

 

Figura 9. Washington navel.

 

Figura 10. Árbol de Washington navel.

3.1.4. Navel caracara.

Morfológicamente la planta es idéntica a la variedad Washington Navel. Los frutos muy similares a la W. Navel, pero la pulpa no es de color naranja, sino de color rojo (rosado desde que está formándose), similar a la del pomelo Star Ruby. A veces algunas ramas muy vigorosas (chupones), al final del desarrollo de una brotación y comienzo de la siguiente, tienen tendencia a curvarse y deformarse, ombligo grande. Cuando arrancamos frutos, el cáliz se queda agarrado al pedúnculo en un elevado porcentaje, al contrario que le sucede a la variedad Lane Late. La recolección es de media estación. Navelate. a la vez que se retuercen, llegando a formar en ocasiones un ángulo más o menos abierto. La recolección es de media estación.

Figura 11.Caracara.

Figura 12. Árbol de caracara.

Figura 13. Color de la pulpa.

Figura 14. Curvatura en ramas vigorosas.

3.1.5. Navelate.

El árbol, en general, es muy frondoso. Su porte y aspecto son similares a la variedad W. Navel, aunque es algo más vigoroso, con mayor tendencia al crecimiento vertical y con abundancia de espinas en las axilas de las hojas que no desaparecen con el tiempo. El fruto, de tamaño menor que el del W. Navel, con una corteza suave y lisa, es de forma elipsoidal o esférica, y sin ombligo aparente. La zona estilar un poco apuntada. El albedo es de color blanco y muy compacto. La recolección es tardía.

Figura 15. Navelate.

Figura 16. Espinas en la rama de Navelate.

3.1.6. Navel lane late.

El árbol es vigoroso, similar a la variedad W. Navel. Los frutos son grandes con una extraordinaria adherencia al pedúnculo, muy grueso, manteniéndose en el árbol en buenas condiciones comerciales durante mucho tiempo. Los frutos, en ocasiones, muestran acanaladuras longitudinales más o menos largas desde el cáliz hacia la zona estilar. Cuando los arrancamos, en un elevado porcentaje, desde que son pequeños hasta que han alcanzado su madurez natural, mantienen adheridos los sépalos y la corteza que rodea a la madera del pedicelo. La recolección es tardía.

Figura 17. Lane late.

Figura 18. Árbol jóven de Lane Late.

Figura 19. Adherencia de sépalos y corteza del pedúnculo al fruto.

Figura 20. Acanaladuras longitudinales en los frutos.

3.1.7. Navel ricalate.

También se le conoce con el nombre, Navel tardía Ribera de Cabanes. El porte del árbol es similar al W. Navel. Las ramas no tienen espinas. Se observa que, aproximadamente en un 35% de hojas, el peciolo no está articulado con el limbo. Los ovarios son alargados (fusiformes) con acanaladuras o surcos longitudinales. Durante bastante tiempo el estilo, entero o parte de él, permanece adherido al fruto. En relación a su forma, los frutos son similares a los de la variedad Navelate, aunque en algunos se aprecia en la zona peduncular un engrosamiento de la corteza y son más rugosos. El color amarillo-naranja de la corteza, lo alcanzan un mes más tarde que cualquier otra variedad de las descritas del grupo Navel. Frecuentemente se observan, en el árbol, frutos de segunda flor (redrojos), que corresponden a floraciones fuera de su época normal y son distintos por su color más pálido, por la corteza más gruesa y por su menor contenido en zumo. La recolección es tardía.

Figura 21. Ricalate.

Figura 22. Árbol de Ricalate.

Figura 23. Hoja no articulada con el limbo.

Figura 24. Color del fruto comparado con el de otras variedades.

3.2. Grupo sangre.

Las flores son grandes con las anteras de color amarillo. Pueden aparecer fuera de temporada, dando lugar a frutos distintos en cuanto al tamaño, color de la corteza (sin pigmentar) y menor contenido en zumo, que recuerdan a las naranjas Berna (grupo blancas). Los ovarios son fusiformes. Los frutos de este grupo tienen la particularidad de tener un pigmento rojo, hidrosoluble, de naturaleza antociánica que colorean la pulpa y la corteza. La pigmentación no es uniforme, no existiendo correlación externa e interna. Tienen pocas o ninguna semilla (entre 0 y 6 por fruto), poliembriónicas. El estilo o parte de él suele permanecer durante bastante tiempo en el fruto. La recolección se realiza a partir de enero.

3.2.1. Sanguinelli.

El árbol es de tamaño pequeño a medio, achaparrado, con follaje poco denso. Las ramas carecen de espinas. Las hojas son de color verde, no muy oscuro y con escaso brillo. Los peciolos tienen las alas poco desarrolladas. Los frutos son generalmente elipsoidales, de piel fina y brillante de color naranja con zonas sectoriales de color rojo muy intenso, variable de un año a otro, en función de la temperatura (a más frío más color), que generalmente pueden llegar a ocupar el 50 %, o más del total de la superficie. Es relativamente frecuente que el fruto presente rayas longitudinales o zonas sectoriales de contraste, es decir, rojas sobre fondo amarillo o viceversa. Alcanzada la madurez natural, el zumo es de color rojo (compuestos antociánicos).

Figura 25. Sanguinelli.

Figura 26. Árbol de Sanguinelli.

3.2.2. Doble fina.

También se le conoce con los nombres de Oval Sangre, Sanguina Oval y Rojo Oval. Los árboles son pequeños, y a veces presentan brotes erectos. El follaje es menos denso y de color más claro que el de las restantes variedades sanguinas. Los frutos son elipsoidales, de color amarillo naranja, observándose cuando están maduros manchas características de color rojizo. La corteza es muy fina, suave y brillante, dando la impresión de que haya sido barnizada.

Figura 27. Doble fina.

3.2.3. Entrefina.

También se le conoce con el nombre de Inglesa. El árbol, de tamaño medio, con follaje más oscuro que el de la Doble Fina pero de forma similar. El fruto es semejante al de la Doble Fina, de la que fundamentalmente se diferencia en que tiene la corteza menos lisa y presenta una mayor adherencia al pedúnculo.

Figura 28. Entrefina.

3.3. Grupo blancas.

Las flores son de tamaño medio a grande. Los estambres tienen las anteras de color amarillo con gran cantidad de polen. Los frutos presentan coloraciones desde amarillo-naranja a naranja, y formas desde esféricas, achatadas a elipsoidales, siendo el tamaño de medio a grande. A este grupo pertenecen variedades que podríamos denominar finas o selectas, con pocas o ninguna semilla y otras que podríamos llamarlas blancas comunes con semillas en número variable. Si aparecen son poliembriónicas. Se puede considerar como un grupo de variedades productivas que dan lugar a frutos sin ombligo y sin pigmetación sanguina.

3.3.1. Salustiana.

El árbol es muy vigoroso, poco frondoso, de tamaño medio a grande y con tendencia al crecimiento vertical y a la emisión de ramas verticales que sobresalen por encima de la copa, dando a ésta un aspecto característico, diferente al de otras variedades. Produce brotaciones muy vigorosas y es propenso a la emisión de chupones en el interior de la copa. Las hojas son grandes y lanceoladas, de color verde oscuro, con peciolo corto y alas rudimentarias o inexistentes. El fruto es esférico, ligeramente achatado por los polos y pocas veces elipsoidal, de tamaño medio a grande. El estilo, o parte de él, en algunos casos persiste. También se puede observar, en algún fruto, un pequeño ombligo o navel que en la mayoría de las veces no pasa de la piel. La corteza es ligeramente rugosa y de espesor medio, con un color naranja intenso. Prácticamente no tiene semillas. La recolección se realiza a partir de diciembre, pudiendo prolongarse hasta el mes de abril.

Figura 29. Salustiana.

Figura 30. Ramas vigorosas por encima de las copas de los árboles.

3.3.2. Valencia late.

El árbol es vigoroso, grande, con hábito de crecimiento algo erecto o ascendente y en general más frondoso que el de la Salustiana. En primavera pueden coexistir flores abiertas, frutos virando de color y frutos maduros. Las ramas presentan escasas espinas pequeñas. Las hojas son lanceoladas, más o menos anchas. En los peciolos aparecen alas rudimentarias, que son de mayor tamaño en las hojas más viejas. El fruto de color naranja es de tamaño medio a grande, de forma elipsoidal a esférica más o menos achatada. Prácticamente sin semillas. Si los frutos permanecen durante mucho tiempo en el árbol, algunos de ellos se reverdecen, adquiriendo matices verdosos en la zona peduncular. La recolección es tardía.

Figura 31. Valencia late.

Figura 32. Árbol de Valencia Late, con flores y frutos maduros.

3.4. Periodos de recolección.

 

Tabla 1. Periodos de recolección.

 

 

Página 1 de 4
Siguiente página

 

Autor:

Juan Soler Aznar
Generalitat Valenciana
Conselleria de Agricultura, Pesca y Alimentación


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.