Toda la Agricultura en Internet
[Portada] [Buscador]  Noticias Precios Agrícolas Cursos Instrumental Anuncios Clasificados Recomendar Infoagro

¿Dónde estoy? Portada DDOO e IIGGPP   Todas las denominaciones


Denominaciones de Origen e Indicaciones Geográficas protegidas

 
Productos de España


Productos de España

Productos de Portugal

Productos de Italia

Productos de Alemania

Productos de Brasil



  DDOO e IIGGPP de Vino
¿Falta alguna denominación?
Envíenos la información y la incluimos
Puede enviarnos cualquier información que desee incluir o comunicarnos cualquier corrección a la dirección:



O a nuestras oficinas:
Infoagro Systems, S.L.
C/Capitán Haya, 60, 3º, 28020, Madrid, España
. Tel. +34 902 11 79 29




Denominación de Origen
Somontano

Consejo Regulador de la D.O. SOMONTANO
Avda. de la Merced, 64, 22300, Barbastro, Huesca, España

Tel.: 974313031

Fax: 974315132

Email: Contactar
Enviar email

 
Nombre
E-Mail
Teléfono
Comentario
¿Qué letra minúscula es esta?
Así comprobamos que no es un programa automatizado el que responde.



Web: www.dosomontano.com

Descripcion:

1.- LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN SOMONTANO

La Denominación de Origen Somontano fue solicitada al Ministerio de Agricultura en 1974, siendo aprobada dicha solicitud por Orden de 30 de abril de 1984, designándose un Consejo Regulador Provisional encargado de elaborar el Reglamento de la Denominación de Origen.
El Reglamento de la Denominación de Origen Somontano y de su Consejo Regulador, fue aprobado mediante Orden de 30 de octubre de 1984 del Departamento de Agricultura, Ganadería y Montes de la Diputación General de Aragón. Éste ha sido modificado, por última vez, a través de la Orden de 25 de noviembre de 2002 del Departamento de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación General de Aragón ratificada por el Ministerio de Agricultura por la Orden de 13 de marzo de 2003.

Desde su constitución hasta hoy la Denominación de Origen Somontano ha ido evolucionando de forma positiva con un aumento progresivo del campo de acción del Consejo Regulador, la aparición de nuevas marcas de vinos y la instalación de nuevas bodegas, todo lo cual está sirviendo para potenciar la consolidación de esta Denominación de Origen.

El informe “Los vinos de Aragón. Una oportunidad de mercado” de AC Nielsen, expone que Somontano ha liderado en Aragón el proceso de innovación total de la producción y comercialización de vinos “creando una imagen totalmente nueva a través de nuevas variedades”. Ésta es otra de las claves que explica el crecimiento de estos caldos del Alto Aragón. Paralelamente, la apuesta y priorización de la calidad de los vinos y la estabilidad de los precios cierran la fórmula matemática que pronostica un gran futuro a los vinos del Somontano en el siglo XXI.

Respecto a los datos de facturación global, en el año 2008, quince millones doscientas cincuenta mil novecientas tres (15.250.903) botellas de vinos de la Denominación de Origen Somontano han sido comercializadas lo que supone un nuevo récord histórico de ventas. Este volumen de comercialización equivale en los mercados a un valor aproximado superior a los cincuenta y dos millones de euros.

En los últimos años, alrededor del 75% de la comercialización de los vinos Somontano se comercializa en el mercado nacional y el resto en el ámbito internacional. La política de comercialización mantiene así una línea de expansión que responde a la necesidad de ampliar las zonas de venta y no concentrar las mismas en una única zona de acción.

La generación de empleo estimada desde la Denominación de Origen Somontano establece una media de contratación estable de más de 500 personas entre personal fijo y eventual. A esa cifra hay que sumar los más de quinientos viticultores acogidos también a la Denominación. En total, más de mil personas están vinculadas directamente a las explotaciones vitícolas.

Todos estos datos económicos de carácter positivo se ven reforzados con el ritmo de venta de los vinos “Somontano” que durante el año 2004 se incrementó en un 9% respecto al año anterior, en 2005 un 22%, en 2006 un 2%, en 2007 en un 4%, y en 2008 un 5%, datos que consolidan día a día sus mercados.



2.- HISTORIA DEL VIÑEDO
La historia del viñedo en el Somontano, se remonta a algunos siglos a. C..Según documentos de la época en el año 500 a. C. ya se cultivaba la vid en el Valle del Ebro, y en el siglo II a. C. ya existía gran producción de vino en esta zona. Un factor que influyó en el desarrollo del cultivo de la vid y su comercio, fue el asentamiento de itálicos en el Somontano, que importaron las técnicas vitivinícolas itálicas, que eran avanzadas, contribuyendo también a la creación de las compañías de comercio.

En la Edad Media, el cultivo del viñedo, se extiende a toda la provincia, debido a las dificultades de comercialización. En esta época los monasterios fueron factor influyente en el desarrollo del viñedo en la zona, provocando un fuerte aumento de cepas en las zonas cercanas a ellos, ya que tenían el vino como producto esencial al formar parte de los rituales católicos.

Posteriormente, en el siglo XIX, el ataque de la filoxera en el viñedo francés, contribuyó a un aumento de la producción vinícola de la comarca, provocando un aumento de las exportaciones.

En el Somontano, esto supuso la realización de unas buenas ventas, y que durante este siglo, la producción de vino en Huesca, se fuera ciñendo cada vez más al Somontano, debido a la especialización de la zona en la producción y a su vez buena calidad.

En el siglo XX, concretamente en los años 60, el nacimiento de la Cooperativa Comarcal Somontano del Sobrarbe –que aglutinaba a gran parte de los viticultores de la zona- supone la apuesta de la zona por la viticultura de calidad como motor de la economía y los primeros pasos del nacimiento de la Denominación de Origen Somontano que sería aprobada en 1.984. A partir de se momento, y sobre todo a partir de los años 90, la llegada a Somontano de grandes proyectos empresariales con fuertes inversiones coloca a los vinos Somontano entre los mejores de todo el país.

Ya en pleno siglo XXI Somontano vive un momento histórico marcado por la llegada de nuevas y espectaculares bodegas, la inversión de capital, el crecimiento en producción y comercialización y el reconocimiento a la calidad de sus vinos por parte de las guías especializadas más prestigiosas y los
consumidores. Su éxito es consecuencia de todo ello y de un trabajo conjunto por parte de los viticultores, las bodegas y el Consejo Regulador en aras a ofrecer a los amantes del vino un producto único, diferente, en el que el territorio además de ser un elemento esencial es un destino turístico de primer orden

3.- SITUACION GEOGRÁFICA
El río Alcanadre divide la comarca en dos partes: el Somontano de Huesca al oeste y el de Barbastro al este.



El Somontano de Huesca comienza sobre las márgenes del río Flumen y va desarrollándose hacia el sudeste comenzando al este el de Barbastro, más montuoso, con cerros y colinas separadas por hondos barrancos.

Presenta tres zonas diferenciadas como son: las sierras, el Somontano propiamente dicho y las llanuras. Al norte limita con las comarcas del Sobrarbe y Ribagorza, entrando en contacto por el oeste con la Hoya de Huesca, al sur con los Monegros y al este con la comarca de la Litera.

Su emplazamiento medular en el centro geográfico de la provincia, equidistando perfectamente de sus extremos, le confiere un valor funcional de primer orden en el eje socioeconómico más pujante de la provincia que articula la comunicación entre Aragón y Cataluña, de una parte, y Navarra y Vascongadas de otra.

4.- ALTITUD, CLIMA Y VIÑA
La zona de Denominación de Origen Somontano se encuentra a una altura comprendida entre los 350 y los 650 m. sobre el nivel del mar.

El clima se caracteriza por contar con inviernos fríos y veranos calurosos con cambios bruscos de temperatura al final de la primavera y del otoño en los meses de junio y noviembre. La temperatura media anual puede situarse en 11 grados centígrados.

Las precipitaciones van descendiendo de norte a sur y de oeste a este, aumentando en este sentido la necesidad de agua de las plantas, debido también a un aumento de las temperaturas.

La media anual puede situarse alrededor de 500 mm., existiendo un déficit hídrico especialmente acusado en los meses de julio y agosto.

El viñedo del Somontano se asienta principalmente en suelos pardo calizos sobre materiales blandos que permiten la penetración de las raíces de la vid. Son suelos de escasa fertilidad, adecuado nivel de caliza, buena permeabilidad y buenas condiciones sanitarias, que permiten por lo tanto la obtención de producciones vitícolas de calidad.

Las variedades que se cultivan en la zona para elaborar vinos con Denominación de Origen son las tintas Moristel, Tempranillo, Garnacha, Parraleta, Cabernet-Sauvignon, Merlot, Pinot-Noir y Syrah junto a las blancas Macabeo, Garnacha blanca, Alcañón, Chardonnay y Gewürztraminer.
Los vinos elaborados presentan unas características muy peculiares; son de muy buena graduación, afrutados y con una adecuada acidez. Son vinos muy adaptados al gusto actual. Además de los vinos tintos típicos de la zona, se elaboran vinos rosados de brillante color, delicados aromas y suave sabor. En los vinos blancos resaltan sobre todo las cualidades de afrutamiento, frescor, acidez y aromas que les proporciona cada variedad.

Los vinos Somontano recogen la tradición e historia de una comarca de clima fuerte y grandes contrastes y son elaborados con uvas autóctonas y foráneas. Son vinos fruto del impulso dado por un grupo de jóvenesb odegas y una Denominación de Origen de marcado carácter dinámico. Somontano ha sabido ganarse en veinte años una excelente reputación vinícola, siendo considerada hoy, como una zona ejemplar en lo que se refiere a la elaboración de vinos de alto nivel. Así lo confirma el informe de AC Nielsen para el que Somontano ha destacado como motor de la innovación en Aragón y ha incorporado nuevos vinos tintos bien elaborados con una buena relación calidad-precio. En ese sentido, es destacable que en el mercado de vino, Somontano se sitúa en el segmento de las denominaciones de origen más prestigiosas de España frente a las que se convierte en una seria alternativa.

5.- ZONA DE PRODUCCION
La zona de producción de la Denominación de Origen Somontano se extiende fundamentalmente por la comarca del Somontano de Barbastro bajo la sombra protectora de los Pirineos. 32 bodegas, más de 500 viticultores y el Consejo Regulador son los motores de la evolución ascendente y consolidación de la Denominación desde su nacimiento hasta hoy.

Somontano se extiende en una superficie de 205.000 hectáreas de las que 95.000 están cultivadas y 4.742,38 plantadas de viñedo e inscritas en el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano. La distribución por variedades de estas 4.742,38 Has. es la siguiente:

VARIEDADES BLANCAS HECTÁREAS  %
Chardonnay 532,76 11,23
Gewürztraminer 180,23 3,80
Macabeo 142,40 3,00
Garnacha Blanca 14,84 0,31
Alcañón 11,30 0,24
     
VARIEDADES TINTAS HECTÁREAS %
Cabernet Sauvignon 1.457,43 30,73
Merlot 1.111,78 23,44
Tempranillo 690,82 14,57
Syrah 245,36 5,17
Garnacha Tinta 158,41 3,34
Moristel 131,33 2,77
Pinot Noir 40,24 0,85
Parraleta 25,48 0,54
     
TOTAL 4.742,38  

Los 43 municipios que integran la zona de producción de la Denominación de Origen “Somontano” son: Abiego, Adahuesca, Alcalá del Obispo, Angües, Antillón, Alquezar, Argavieso, Azara, Azlor, Barbastro, Barbuñales, Berbegal, Blecua-Torres, Bierge, Capella, Casbas de Huesca, Castillazuelo, Colungo, Estada, Estadilla, Fonz, El Grado, Graus, Hoz y Costean, Ibieca, Ilche, Laluenga, Laperdiguera, Lascellas-Ponzano, Naval, Olvena, Peralta de Alcofea, Peraltilla, Perarrúa, Pertusa, Pozán de Vero, La Puebla de Castro, Salas Altas, Salas Bajas, Santa María de Dulcis, Secastilla, Siétamo y Torres de Alcanadre.

6.- EL CONSEJO REGULADOR

El Consejo Regulador es un Organismo administrativo dependiente del Departamento de Agricultura y Medio Ambiente de la Diputación General de Aragón.

Su ámbito de competencia está determinado:
a) En lo territorial, por la respectiva zona de producción y crianza.
b) En razón de los productos, por los protegidos por la Denominación en cualquiera de sus fases de producción, elaboración, crianza, circulación y
comercialización.
c) En razón de las personas, por las inscritas en los diferentes registros.

Queda expresamente autorizado para vigilar el movimiento de uvas, mostos y vinos no protegidos por la Denominación de Origen que se elaboren,
comercialicen o transiten dentro de la zona de producción dando cuenta de las incidencias de este servicio a la Diputación General de Aragón y remitiéndole copias de las actas que se produzcan, sin perjuicio de la intervención de los organismos competentes en esta vigilancia.

El Consejo Regulador estará constituido por:
a) Un Presidente nombrado por el Consejero de Agricultura y Medio Ambiente, a propuesta de los Vocales del Consejo Regulador y un Vicepresidente nombrado de igual modo designado de entre los vocales electos.
b) Cinco Vocales, elegidos en representación del sector vitícola, que sean titulares de viñedos inscritos en el Registro de Viñas del Consejo Regulador.
c) Cinco Vocales, elegidos en representación de las bodegas inscritas en los Registros correspondientes del Consejo Regulador.
d) Dos Vocales Técnicos designados por el Departamento de Agricultura y Medio Ambiente, con funciones de asesoramiento que actuarán con voz pero sin voto.
e) Un Secretario, designado por el Consejo Regulador.

7.- CONTROLES QUE REALIZA EL C.R.D.O. SOMONTANO

El Consejo Regulador tiene como misión principal el orientar, vigilar y controlar la producción, elaboración y calidad de los vinos amparados por la Denominación de Origen Somontano.

Para la realización de estos controles, el Consejo desarrolla una serie de Registros como son: Registro de Viñas, Registro de Bodegas de Elaboración, Registro de Bodegas de Almacenamiento, Registro de Bodegas de Crianza y Registro de Bodegas Embotelladoras.

Para el control de la producción de la uva, el Consejo Regulador califica los terrenos que pueden ser aptos para la plantación en la zona de Denominación de Origen, fomenta la plantación de variedades principales y autorizadas, controla las prácticas de cultivo, poda, vendimia, así como los rendimientos obtenidos por hectárea; todo ello encaminado a la obtención de uvas de calidad para la elaboración de sus vinos.

En el proceso de elaboración del vino, controla que las técnicas empleadas en la manipulación de la uva, el mosto y el vino, la fermentación y el proceso de conservación, sean los adecuados para la obtención de productos de la máxima calidad.

En el proceso de crianza ejerce un control para que el período y las condiciones de este proceso sean los adecuados.

Una vez finalizados estos procesos, el Consejo Regulador realiza un seguimiento de los vinos producidos, que se denomina Plan de Calificación de los Vinos, hasta su expedición al mercado.

Para los vinos que van a ser exportados, expide los correspondientes Certificados de Exportación.

Tras certificación de los vinos y el dictamen favorable llevado a cabo por el Consejo Regulador y aplicados a las partidas o lotes homogéneos de vinos, estos se denominan:

· vcprd: Vino de calidad producido en una región determinada.
· vecprd: Vino espumoso de calidad producido en una región determinada.

La certificación está basada en ensayo de tipo de producto y en control de la producción.

Previos a la certificación del producto propiamente dicha, el CRDO “Somontano” realiza una serie de controles, que son:
· Control en lugares de producción de la materia prima, es decir, en los viñedos.
· Control de las bodegas procesadoras.
· Control de la vendimia.

CONTROL DE LAS EXPLOTACIONES VITÍCOLAS
Las viñas deben estar inscritas en el Registro de Viñas de la Denominación de Origen.
Los viticultores deben comunicar al Consejo cualquier variación que afecte a los datos suministrados en la inscripción cuando ésta se produzca.
Los Veedores del Consejo Regulador comprueban periódicamente que:
· El número de yemas por hectárea en los viñedos podados no sobrepase el especificado en el Reglamento.
· Los riegos de los viñedos no se efectúen fuera de los plazos autorizados en el Reglamento.
· No haya habido variación de los datos suministrados en la inscripción del viñedo.

CONTROL EN LAS BODEGAS PROCESADORAS
El Consejo Regulador contempla como industrias procesadoras los siguientes tipos de bodegas: de elaboración, de almacenamiento, de crianza y embotelladoras. Todas ellas deben estar inscritas en sus respectivos Registros:
· En el Registro de Bodegas de Elaboración se inscriben todas aquellas situadas en la zona de producción en las que se vinifica uva procedente de viñas inscritas, cuyos vinos producidos puedan optar a la denominación de origen.
· En el Registro de Bodegas de Almacenamiento se inscriben todas aquellas situadas en las zonas de producción que se dedican exclusivamente al almacenamiento de vinos amparados por la denominación de origen.
· En el Registro de Bodegas de Crianza se inscriben todas aquellas situadas en las zonas de crianza que se dedican exclusivamente a la crianza de vinos con denominación de origen o con derecho a ella.
· En el Registro de Bodegas Embotelladoras se inscriben todas aquellas situadas en las zonas de producción que se dedican al embotellado de vinos con denominación de origen.
Las bodegas deben comunicar al Consejo cualquier variación que afecte a los datos suministrados en la inscripción cuando ésta se produzca.
Los veedores realizan periódicamente los siguientes controles en las industrias procesadoras:
· Repaso de la declaración de producción, por si procede actualizar los datos.
· Repaso de la declaración de existencias a 31 de agosto.
· Control de la presentación y designación de los vinos.
· Comprobación de que las técnicas de elaboración de vinos y espumosos cumplen lo especificado en el Reglamento.
· La comprobación de que el proceso de crianza de las partidas calificadas que la bodega haya destinado a crianza cumplen lo especificado en el Reglamento.

CONTROL DE LA VENDIMIA
Para el Control de Vendimia, el Consejo Regulador dispone de un sistema informático que tiene como objeto regular el proceso de entrega de uva a las bodegas. El C.R.D.O. Somontano es pionero en España en la implantación de este tipo de sistema informático de control de vendimia.

Se trata de controlar la calificación de los vinos del Somontano desde su origen, lo que permite asegurar en procesos posteriores con todo rigor que la uva utilizada para elaborar los vinos es de la zona de producción de la D.O.

El sistema comienza en el propio viticultor, quien debe portar una tarjeta con código de barras cuando éste pesa su remolque de uvas en la bodega. Esta tarjeta se pasa por un lector de código de barras y el ordenador instalado en la bodega lee todos los datos del viticultor; identificará que viticultor es y el número de hectáreas que tiene inscritas en el Consejo Regulador con sus correspondientes variedades, polígonos, parcelas, parajes, sistemas de cultivo, etc. Además el ordenador está conectado a la báscula de la bodega, por lo que cuando se pesan las uvas éste recoge los kilos que acaban de entrar. Al igual que la báscula, otros aparatos también conectados al ordenador, permiten conocer el grado y la acidez. Las tarjetas se generan en el Consejo Regulado y el código de barras que llevan impreso se corresponde con el número que tiene asignado el viticultor en el Consejo.

A su vez, el Consejo Regulador se conecta vía Internet al ordenador de cada bodega, desde donde se pasan los datos en el momento que se desee. De este modo, y en tiempo real, el Consejo puede saber cuántas uvas están entrando en cada momento en las bodegas del Somontano. Del mismo modo, cualquier posible modificación en los ficheros de parcela o viticultores del Consejo, se comunica a las bodegas mediante el correo electrónico. Esto supone un gran avance a nivel estadístico puesto que permite hacer un tratamiento de los datos facilitados desde todo tipo de variables. Se puede saber el total de kilos de cada variedad en general y por bodegas, el grado medio y la acidez media. También proporciona información del rendimiento medio por hectárea en las parcelas de cada viticultor. Mediante una codificación previa de los parajes, se puede hacer un histórico del rendimiento medio por paraje, dato que es muy relevante a la hora de realizar nuevas plantaciones.

Para conseguir un control todavía más riguroso, durante la vendimia permanece un veedor en cada bodega de elaboración inspeccionando todas las entradas de uvas para controlar si se cumple que:
· Las uvas proceden de viñedos inscritos en el Registro de Viñas.
· Las uvas corresponden a variedades autorizadas.
· No se sobrepasa la producción máxima admitida por hectárea en el Reglamento.
· La uva llega sana, con el grado de madurez necesario.
· El grado de azúcar natural mínimo de las partidas de uva aptas para la elaboración de vinos amparados cumple el valor fijado por el Reglamento.

Antes de la reciente incorporación de este sistema, el Consejo Regulador no conocía los kilos de uva que habían entrado en las diferentes bodegas hasta el día 30 de noviembre. Eran las propias bodegas las que facilitaban los datos mediante unos documentos de “Declaración de cosecha”. Ahora, el Consejo Regulador con los datos que le son facilitados durante la vendimia realiza sus propias declaraciones de cosecha, no solo por bodega sino también por viticultor.

Además de las ventajas señaladas, este sistema ofrece una imagen exterior de riguroso control y seriedad, permitiendo así el cumplimiento de la Norma EN 45011, por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC). Este avance supone una importante previsión ya que en un futuro esta acreditación será exigida por la Administración a los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen, por su actividad de certificación de productos.

En definitiva, el consumidor es el gran beneficiario de la implantación de este sistema informático, puesto que cuando disfruta de los excelentes vinos “Somontano”, cuenta con la garantía de la contraetiqueta de la D.O. Somontano a través de la que obtiene la total seguridad de que su origen y su calidad están avaladas por un riguroso control que comienza desde el principio del proceso de elaboración de los vinos, esto es, desde la vendimia.

SOLICITUD DE LA CERTIFICACIÓN
Las bodegas de elaboración deben presentar los datos de caracterización de las partidas para las que se solicita la certificación, dentro de los plazos establecidos. La solicitud debe ir acompañada por la declaración de procedencia de la uva de la campaña, producción de vino y destino que se le va a dar.
La solicitud y la declaración son estudiadas por el Director Técnico del Consejo para autorizar que el vino sea sometido a los controles que exige el Plan de Calificación contemplado en el Reglamento.

PLAN DE CALIFICACIÓN
CONTROL INICIAL DE LOS VINOS
Todos los vinos para poder ser amparados por la Denominación de Origen “Somontano”, deben superar los análisis físicoquímicos y organolépticos y estar sometidos al seguimiento administrativo que se establece en la Orden 21 de octubre de 1993 del Departamento de Agricultura, Ganadería y Montes de la Diputación General de Aragón. Los vinos que no superen tales pruebas no pueden ser amparados por la Denominación de Origen.

El proceso de calificación se realiza por el Consejo Regulador, pudiendo dar lugar a calificación, no calificación o emplazamiento de la partida. El Director Técnico emite el “certificado de resolución”, en el que se indican los resultados de los análisis físico-químicos y sensorial y la resolución de la partida.

Cuando se produce la descalificación temporal, el interesado dispone de un plazo determinado para subsanar los defectos.

Pasado ese plazo el Consejo Regulador procederá a realizar nuevos análisis (fisicoquímico y/o sensorial) para su calificación o descalificación definitiva.

Los vinos calificados deben mantener las cualidades organolépticas características de los mismos, especialmente en cuanto ac olor, aroma y sabor. En el caso de que se constate alguna alteración en estas características en detrimento de la calidad o que su elaboración o crianza se hayan incumplido los preceptos del reglamento de la denominación de origen o los señalados en la legislación vigente, será descalificado por el Consejo Regulador a partir del expediente de descalificación, lo que llevará consigo la pérdida de la denominación.

Asimismo, se considera como descalificado cualquier producto obtenido por mezcla con otro previamente descalificado.

CONTROL FINAL DE LOS VINOS
Se realiza un control final de los vinos sometidos a procesos de crianza y de los vinos espumosos antes de ser comercializados, consistente en un análisis organoléptico. Por tanto, las bodegas de elaboración y de crianza, según corresponda, deben notificar esta circunstancia al Consejo Regulador.
El control final lo realiza el Consejo Regulador, pudiendo dar lugar a calificación, no calificación o emplazamiento de la partida.
El Director Técnico emite el “certificado de aprobación”, en el que se indican los resultados del análisis sensorial y la resolución de la partida.

SEGUIMIENTO ADMINISTRATIVO
Los productores están sometidos a un control administrativo desde el momento de la vendimia, una vez aprobado y puesto en práctica el Plan de Calificación. Todas las bodegas de la D.O. tienen la obligación de presentar al Consejo Regulador, con la periodicidad que se indique en el reglamento, los movimientos de vino –de entradas y salidas- que se han producido en el mes anterior. Cualquier infracción de esta norma, por parte del personal afecto al Consejo, es considerada como falta “muy grave.”

8.- LA SEDE DE LA DENOMINACIÓN DE ORIGEN Y EL ESPACIO DEL VINO: EL COMPLEJO DE SAN JULIÁN Y SANTA LUCÍA
El histórico Complejo de San Julián y Santa Lucía de Barbastro, acoge todas las instalaciones relacionadas con la Denominación de Origen Somontano: el antiguo hospital se ha convertido en sede del Consejo Regulador, Tienda del Vino, Restaurante La Viña de San Julián y Espacio del Vino, mientras que la antigua iglesia de San Julián acoge hoy al Centro de Interpretación del Somontano, salón de actos y auditorio.

El Espacio –o Museo– del vino del Somontano muestra la fuerte relación del vino y el interés turístico de la comarca, constituyendo un nexo de unión entre la cultura del vino y la agricultura, turismo y cultura de la zona. Apuesta por la modernidad, al igual que toda la Denominación de Origen. Esta modernidad queda reflejada en cualquiera de las dos salas que lo forman. Supone también el punto de partida para un creciente número de visitantes en la ruta del vino que recorren también las bodegas miembro de la Denominación.

9.- LA RUTA DEL VINO SOMONTANO


La Ruta del Vino Somontano es una cuidada selección de bodegas y establecimientos turísticos –alojamientos (hoteles, hostales, viviendas de turismo rural y apartamentos), restaurantes, bares de vinos, comercios especializados, agencias de viaje receptivas, empresas de transporte (taxis turísticos y alquiler de coches) y una rica oferta de ocio complementaria que incluye desde empresas de deporte de aventura a Spas urbanos, Centros museísticos o visitas culturales y agroalimentarias. Todos coordinados por un Ente Gestor participativo: la Asociación para la Promoción Turística del Somontano -entidad sin ánimo de lucro formada por el Ayuntamiento de Barbastro, la Comarca del Somontano y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Somontano- en un marco que la hace única: el Somontano, su territorio y patrimonio, sus gentes y sus vinos.

La Ruta del Vino Somontano está integrada dentro del club de las “Rutas del Vino de España”, proyecto liderado por la Asociación Española de Ciudades del Vino (ACEVIN) y que cuenta con el respaldo de la Secretaría General de Turismo (dependiente del Ministerio de Economía y Hacienda) y el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Esta iniciativa tiene como principal objetivo establecer rutas turísticas de calidad en distintos destinos de gran tradición vitivinícola. Tan sólo 13 destinos cuentan con el sello de calidad de las “Rutas del Vino de España” entre los que Somontano es uno de los más dinámicos.

Técnicamente, la Ruta del Vino Somontano consiste en la integración -bajo el concepto temático de la vitivinicultura- de los recursos y servicios turísticos de interés de la Denominación de Origen Somontano con el fin de construir un producto desde su propia identidad, facilitar su comercialización conjunta y garantizar la competitividad y calidad del producto al visitante. Es decir, constituye un planteamiento turístico del Somontano en torno al vino y su cultura. Es importante insistir en el valor enológico de la ruta: las bodegas y sus vinos son su eje temático y se convierten en un elemento indispensable para comprender y conocer el patrimonio, el paisaje, la gastronomía, la cultura y costumbres de esta tierra. Sin cultura del vino no hay ruta del vino y sin ruta del vino no hay producto turístico. En ese sentido, el turismo del vino no consiste únicamente en visitar bodegas. Es un amplio conjunto de servicios integrados en una oferta muy profesionalizada
orientada a la innovación, la originalidad, la diversificación, no masiva y de gran calidad.

Partiendo de esa esencia de contenido, la estructura de la Ruta se centra en la variedad de sus componentes, la calidad homogénea tanto del destino en general como de cada uno de sus componentes en particular, la adaptabilidad a las necesidades de cada turista y la diferenciación y variedad de sus propuestas.
El enoturismo ofrece grandes beneficios al territorio: diversifica la economía de a zona a la vez que atrae un nuevo tipo de turismo cuyo periodo de vigencia e interés se extiende durante los trescientos sesenta y cinco días del año.

10.- EL FESTIVAL VINO DEL SOMONTANO
La Denominación de Origen Somontano desarrolla la labor de promoción y a través de diferentes vías. Entre ellas destaca –por su relevancia y repercusión- la organización del Festival Vino del Somontano que en la novena edición celebrada en 2008 ha convocado a través de sus actuaciones y de la Muestra Gastronómica del Somontano a miles de personas vinculando estrechamente el vino con la calidad y la cultura. Como señala el Presidente del Consejo Regulador, Mariano Beroz, “el Festival representa la oportunidad de disfrutar de un elenco de artistas importante con una oferta variada y concentrada en el tiempo facilitando, además, el disfrute de la gastronomía del Alto Aragón y de los vinos Somontano”.



Esta filosofía del Festival se hace realidad a través del desarrollo de las actuaciones y de la degustación de los vinos “Somontano” y de alrededor de 100 “tapas” elaboradas con productos de la zona. La respuesta a la convocatoria se valora con un “rotundo éxito” reflejado en las más de 15.000 personas que asisten a los espectáculos y en los 50.000 vinos y otras tantas tapas vendidas que muestran el favor de los asistentes por el sabor y la calidad de la Muestra Gastronómica año tras año.

Gracias al Festival Vino del Somontano -que se celebra en la primera semana de agosto- Barbastro ha disfrutado de los espectáculos y la magia de Joaquín Cortés, Chayanne, Luz Casal, Rocío Jurado, Miguel Bosé, The Georgia Mass Choir, The Supremes, Sara Baras, Juanes, Amaral, Julio Iglesias, Víctor Manuel y Ana Belén, Estopa, Joaquín Sabina, Melendi...




Otras denominaciones de Vino de España







 


PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.