infoagro logo
» Portada » Documentos

El cultivo del Mangostán

icono foto el cultivo del mangostan
Este género es originario del sureste asiático. Existen más de 400 especies, de las cuales Garcinia mangostana es la de mayor importancia comercial.
1. Taxonomía y origen
2. Morfología
3. Requerimientos edafoclimáticos
4. Propagación
5. Técnicas de cultivo
6. Plagas y enfermedades
6.1. Plagas
6.2. Enfermedades
7. Cosecha y Postcosecha

1. TAXONOMÍA Y ORIGEN
Familia Clusiaceae
Género Garcinia
Especie G. mangostana
Nombre común Mangostán, Jobo de India, Manzana de oro

El género Garcinia es originario del sureste asiático, principalmente del archipiélago malayo. Existen más de 400 especies, de las cuales Garcinia mangostana es la de mayor importancia comercial.

2. MORFOLOGÍA

El mangostán es un árbol perenne de crecimiento lento, que puede medir de 7 a 25m de altura.

- Tallo: Presentan un tallo principal de gran grosor. Tanto del troco como de las ramas principales, la planta segrega un látex muy denso y de color amarillento.

- Hoja: Presenta hojas simples, opuestas, grandes y gruesas, de peciolo corto y forma elíptico-ovada con el ápice acuminado. El color de las hojas puede ser verde claro u oscuro, pero su aspecto siempre es brillante en el haz.

- Flor: Las flores pueden ser masculinas o hermafroditas. Las flores masculinas se disponen en grupos de 3-9 en el extremo de las ramas, mientras que las hermafroditas lo hacen en parejas o incluso solitarias.

Presentan cuatro sépalos y cuatro pétalos gruesos, de aspecto carnoso y color verdoso en el centro y rosado en el extremo. En la madurez, éstos toman un color rojizo.

Botones florales de Mangostán. Fotografía: Forest and Kim Starr
foto botones florales de mangostan  fotografia  forest and kim starr
[ampliar imagen]
Flor de mangostán. Fotografía: Machabuca
foto flor de mangostan  fotografia  machabuca
[ampliar imagen]

- Fruto: El fruto es una baya esférica de pericarpio carnoso, que en su madurez alcanza una coloración rojo-violácea. La pulpa presenta un fuerte aroma y está compuesta de 4-8 arilos de color blanco, que constituyen la parte comestible. Los frutos son partenocárpicos, aunque pueden presentar 1-2 semillas con forma achatada.

Frutos de mangostán inmaduros. Fotografía: Nauroguanandi
foto frutos de mangostan inmaduros  fotografia  nauroguanandi
[ampliar imagen]

Frutos maduros de mangostán. Fotografía: Evelyn Avila's photos
foto frutos maduros de mangostan  fotografia  evelyn avila s photos
[ampliar imagen]

3. REQUERIMIENTOS EDAFOCLIMÁTICOS

- Temperatura: El rango óptimo para el crecimiento del mangostán oscila entre los 25-35ºC. No tolera temperaturas inferiores a los 4ºC ni superiores a los 38ºC.

- Humedad: La humedad relativa óptima para el adecuado desarrollo de la planta oscila en torno al 80%.

- Luz: En estado juvenil (2-4 años desde la plantación) requieren de semisombra porque no toleran la radiación solar directa.

- Sustrato: Esta planta tolera un amplio rango de suelos, siempre y cuando sean profundos, ricos en materia orgánica, aireados y con buena capacidad de drenaje. Prefiere suelos húmedos con pH entre 5 y 6,6.

No se recomienda la plantación de mangostán en suelos arenosos ni salinos ya que puede comprometer el crecimiento de la planta y las raíces son sensibles a la salinidad.

- Riego: El mangostán requiere precipitaciones de 1500-3000mm anuales. En lugares donde no se alcance dicha pluviometría, es necesario realizar riegos de apoyo durante la estación seca.

4. PROPAGACIÓN

La propagación del mangostán se puede llevar a cabo a través de la siembra de semillas o por medio de injerto.

- Propagación por semilla: Las semillas deben ser recolectadas de frutos recién extraídos de árboles con las características deseadas, ya que se tratan de semillas que no han sido fecundadas. Las semillas permanecen viables de 3 a 5 semanas dentro del fruto, pero una vez extraídas se debe proceder inmediatamente a la siembra. Para obtener una planta vigorosa, deben seleccionarse semillas de más de 1g de peso.

Para mejorar la tasa de germinación, es importante sumergir las semillas en agua durante 24 horas. Además, es recomendable realizar la siembra directamente en el suelo del vivero, debido a que es una planta muy sensible al trasplante. De todos modos, puede efectuarse también en macetas o bolsas profundas individuales hasta alcanzar unos 30-50cm (dos años aproximadamente). En este momento, se puede realizar el trasplante definitivo. Las plantas propagadas a partir de semillas presentan un desarrollo lento, llegando a entrar en producción a los 7-10 años de la plantación.

- Propagación por injerto: El método más utilizado es el injerto por aproximación, utilizando como patrón la especie G. xanthochymus y como variedad la especie G. mangostana. Para llevar a cabo esta técnica, se debe sembrar una especie al lado de la otra. Cuando alcanzan un diámetro de 3mm, se procede a la realización del injerto. Consiste en la realización de un corte a ambas especies de manera que, en la unión del patrón y la variedad, el cambium quede en contacto. Dicho injerto se sujeta con una cuerda para mantener unido el injerto y se cubre con un mastic para protegerlo. Finalmente, una vez unido el patrón y la variedad, se procede al corte de la parte aérea del primero.

5. TÉCNICAS DE CULTIVO

- Plantación: El mangostán se debe trasplantar en otoño-invierno. En caso de llevarse a cabo durante la estación seca, será necesaria la implantación del riego.

En cuanto al marco de plantación, los más usados son de 8x8m (156 plantas/m2) y de 10x10m (100 plantas/m2). Las plantas son colocadas en hoyos de 50x50x50cm. Seguidamente se debe incorporar materia orgánica en los mismos para proporcionar nutrientes a la planta joven. También es conveniente realizar una cobertura de materia orgánica con el fin de conservar la humedad y evitar las altas temperaturas.

- Poda: Esta labor tiene por objetivo proporcionar al frutal de una estructura resistente, así como de buena luminosidad y aireación. Sin embargo, durante los tres primeros años de la plantación no es conveniente podar la planta. Después, solamente será necesaria la intervención para eliminar ramas afectadas por plagas o enfermedades o aquellas que se encuentren mal ubicadas.

En cuanto a la poda de formación, al menos hasta los 7 años de la plantación, no se recomienda. Este tipo de poda consiste en el corte de un tercio del tallo principal desde el extremo. Una vez formado el árbol, la poda se debe efectuar tras la cosecha, eliminando las ramas verticales y promoviendo así el crecimiento de las horizontales. También se deben eliminar las ramas improductivas y las que se encuentren mal ubicadas en el interior de la copa. De este modo, se favorece el paso de la luz y se estimula la producción. Es importante que la poda no sea severa, ya que puede originar una acentuada disminución de la producción.

- Fertilización: El mangostán es poco exigente en cuanto a fertilización. No obstante, se recomienda realizar aplicaciones con fertilizantes complejos al inicio del otoño y final del invierno.

6. PLAGAS Y ENFERMEDADES

6.1. Plagas

- Hormigas (Myrmelachista ramulorum): Se trata de una plaga de hormigas que produce daños en las ramas y brotes al hacer galerías. Como consecuencia, las ramas afectadas se debilitan y finalmente terminan desprendiéndose del árbol. Un síntoma característico es la aparición de un abultamiento en el punto de unión de la rama con el tallo principal. Su control se realiza por medio de aplicaciones insecticidas con materias activas autorizadas.

6.2. Enfermedades

- Pellicularia koleroga: Se trata de un hongo que se desarrolla en condiciones de humedad. Afecta principalmente a brotes, hojas y frutos. Este hongo cubre las partes afectadas de un micelio que succiona la savia de los tejidos. Como consecuencia, dichos tejidos se vuelven necróticos. Las hojas se marchitan quedando suspendidas de las ramas.

Es conveniente realizar tratamientos preventivos con fungicidas autorizados unos días antes del periodo de lluvias. Posteriormente, se recomienda continuar con aplicaciones preventivas cada 30 días.

- Zignoella garcineae: Este hongo origina crecimientos tuberosos en tallos jóvenes, pudiendo persistir en ramas. La aparición del mismo puede causar defoliación. Una infección severa puede dar lugar a la muerte del frutal.

Para evitar la proliferación de esta enfermedad se debe eliminar el material vegetal infectado y, además, se deben llevar a cabo aplicaciones fungicidas.

7. COSECHA Y POSTCOSECHA

La cosecha de mangostán se debe llevar a cabo cuando el fruto alcance una tonalidad morada. Es importante que la recolección se realice con el pedúnculo y se manipule con cuidado para minimizar al máximo posibles daños.

Este fruto se puede almacenar durante 2-4 semanas a una temperatura de 12-14ºC y una humedad relativa del 90-95%.

Autor: Redacción Infoagro



Información en tu Email
Recibe los artículos técnicos y novedades agrícolas
 
BUSCADOR
Artículos de Agricultura


Sectores




Publicidad





Cursos On Line agricultura
Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Privacidad Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro

© Copyright Infoagro Systems, S.L.