infoagro logo
» Portada » Documentos

La polilla guatemalteca de la patata: Tecia solanivora

icono foto la polilla guatemalteca de la patata   i tecia solanivora  i
Se trata de un lepidóptero de unos 10-15 mm de longitud, considerado una de las plagas más peligrosas que pueden aparecer en el cultivo de patata debido a los daños que provoca en los tubérculos afectados.

1. INTRODUCCIÓN

Tecia solanivora
(Povolny) o Scrobipalpopsis solanivora, también es conocida por su nombre común como la polilla guatemalteca de la patata. Se trata de un lepidóptero perteneciente a la familia Gelechiidae de unos 10-15 mm de longitud.

Es originaria de Guatemala, de ahí su nombre común, y considerada una de las plagas más peligrosas que pueden aparecer en el cultivo de la patata debido a los daños que provoca en los tubérculos afectados (tanto durante su cultivo como durante su posterior almacenamiento). En Europa, y concretamente en España, se describió su presencia en las Islas Canarias en 1999. Sin embargo, no fue hasta 2015 cuando se detectó en varios términos municipales de la provincia de La Coruña y posteriormente en Lugo y en el Principado de Asturias. A día de hoy, tal es su incidencia que se ha prohibido el cultivo de patata, durante dos años como mínimo, en 13 concejos asturianos para evitar la expansión de esta plaga.

En Europa hay otra polilla que provoca daños similares aunque normalmente de menor gravedad, se trata de la polilla común de la patata (Phthorimaea operculella). Esta polilla está distribuida mundialmente pero a diferencia de T. solanivora que se desarrolla exclusivamente sobre tubérculos de patata, P. operculella afecta a todas las solanáceas provocando daños también sobre hojas, tallos y brotes.

2. DESCRIPCIÓN Y CICLO BIOLÓGICO

Tecia solanivora pasa por cuatro estados de desarrollo durante su ciclo de vida: huevo, larva, pupa y adulto.

- Huevos: Son de forma ovoide, de 0,53x0,41 mm, de color blanco perlado en la puesta, amarillento en la incubación y marrón oscuro en la eclosión.
- Larvas: Son de tipo eruciforme con 3 pares de patas verdaderas y 5 pares de pseudopatas. Su tamaño es de 1,2-1,4 mm (primera fase larval) a 12-15 mm de largo (última fase larval).
- Pupas: Son de tipo fusiforme, de tamaño entre 7,3-9,0 mm. Color café pálido que más tarde se oscurece.
- Adultos: Polillas de aspecto robusto con aletas delanteras en forma de lanza y las alas traseras más grandes y con muchos flecos. Tiene dimorfismo sexual tanto en tamaño como en coloración.

La duración de cada uno de estos estados depende de las condiciones ambientales existentes, principalmente de la temperatura y humedad relativa, estableciéndose una relación inversa entre la duración del ciclo y la temperatura (temperatura mínima para su desarrollo de 7-9ºC). De hecho, si las temperaturas se encuentran en torno a 20ºC, un ciclo se puede completar en 56 días aproximadamente. Sin, embargo, si las temperaturas son inferiores, en torno a 15ºC, se necesita de un período de tiempo mayor, en torno a 95 días. En cuanto a la humedad, comentar que durante los períodos lluviosos la incidencia de esta polilla es menor. Por lo general, el número de generaciones anuales oscila entre 3 y 5.

En el caso de T. solanivora, los huevos son depositados en la mayoría de los casos en el suelo, cerca de la base de la planta o sobre los tubérculos. Las larvas, que son de color blanquecino-rosáceo, pasan a su vez por cuatro estadíos larvarios. En el último de ellos, abandona los tubérculos y pupa preferentemente en el suelo pero cerca de la superficie. Ocasionalmente también pueden pupar en el interior del tubérculo. De estas pupas aparecerán nuevos adultos pasados unos días. La oviposición comienza con la floración y se extiende hasta la cosecha.

3. SÍNTOMAS Y DAÑOS

T. solanivora causa daños en los tubérculos de la patata. Previo a la recolección, las hembras ovipositan en la base de los tallos de la planta. Por el contrario, cuando los tubérculos han sido cosechados, ovipositan directamente sobre éstos.

Galerías originadas por la polilla de la patata.
foto galerias originadas por la polilla de la patata
[ampliar imagen]

Cuando las larvas emergen, entran en los tubérculos y se alimentan de ellos, produciendo galerías sinuosas y profundas que los pueden destruir por completo. El orificio de entrada puede permanecer de pequeño tamaño, sin embargo el/los de salida pueden llegar a medir 3 mm, siendo incluso visibles las larvas cuando abandonan los tubérculos para empupar. Además, los orificios producidos en el tubérculo sirven de entrada para otros patógenos y los excrementos producidos por la larva pueden desencadenar en pudriciones secundarias que hacen que la patata no se pueda comercializar.

4. MÉTODOS DE CONTROL

Para controlar esta plaga es importante saber que la polilla puede volar distancias cortas, por lo que el principal modo de dispersión de esta plaga es a través del material vegetal y de objetos que la puedan transportar, tales como hojas, tallos, patatas infestadas de siembra y de consumo, sacos de patatas reutilizados, o a través de la tierra, que pueda llevar huevos o pupas, adherida a la maquinaria y/o vehículos.

Por tanto, el control de esta plaga se basa principalmente en la prevención, recomendándose:

- Limpieza de muros, taludes y otros lugares donde puedan refugiarse las polillas.
- No plantar en parcelas afectadas durante varios años. Se recomienda la rotación de cultivos. Si pese a esta recomendación se decide cultivar patata de nuevo, se aconseja la realización de tratamientos fitosanitarios antes de la plantación.
- Preparar el suelo realizando una labor profunda antes de la plantación, al mismo tiempo que retirando los restos de cultivos y tubérculos de cosechas anteriores.
- Adquirir patata de siembra procedente de proveedores oficialmente autorizados y con su correspondiente Pasaporte Fitosanitario, es decir, la semilla a utilizar debe estar certificada como libre de plaga.
- Sembrar a mayor profundidad de lo habitual (mínimo 15 cm), cubriendo la semilla. Aporcar alto (25-30 cm) y mantener el suelo bien regado para evitar la aparición de grietas.
- Utilizar trampas con feromonas tanto en el cultivo como en el almacén, para detectar la presencia de las polillas y contribuir a su control.
- En el momento de la cosecha, retirar todos los tubérculos, sanos y enfermos, para eliminar posibles fuentes de infestación.
- En cuanto al control químico, no existen hasta el momento productos que se hayan mostrado eficaces contra la polilla guatemalteca. De todos modos, se recomienda la utilización de materias activas tales como betaciflutrin, clorantraniliprol, clorpirifos y deltametrin a lo largo del cultivo.

Por otro lado, durante el almacenamiento, se debe:

- Limpieza de las instalaciones.
- Almacenar únicamente patata sana.
- Mantener temperaturas de almacenamiento entre 3-6ºC para evitar la multiplicación de la polilla.
- Colocar trampas sexuales destinadas a la captura de adultos. En caso de existir capturas, la patata almacenada en ese almacén no será comercializable.
- Tratar químicamente los tubérculos almacenados con materias activas tales como clorprofam 1% + piretrinas 0,125%, piretrinas 0,2% y/o pelitre 0,8%.
- Colocar una malla antiinsectos en cualquier posible puerta de entrada de la polilla.
- No reutilizar sacos anteriormente usados.

Otras precauciones:

- No transportar en ningún caso plantas de patata procedentes de zonas donde se encuentra la plaga.
- Comunicar a las autoridades fitosanitarias toda aparición de síntomas de plaga.




Información en tu Email
Recibe los artículos técnicos y novedades agrícolas
 
BUSCADOR
Artículos de Agricultura


Sectores




Publicidad





Cursos On Line agricultura
Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line




Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Privacidad Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro

© Copyright Infoagro Systems, S.L.