Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

ACTUACIONES A REALIZAR EN PALMACEAS PARA EL CONTROL DE Rhynchophorus ferrugineus (PICUDO ROJO)

1. Ciclo biológico.
2. Sintomatología.
    2.1. Phoenix canariensis (Palmera canaria).
    2.2. Phoenix dactylifera (Palmera datilera).
3. Vigilancia y seguimiento de palmeras.
4. Trasplantes de palmeras.
5. Poda.
6. Tratamientos fitosanitarios.
7. Eliminación de ejemplares afectados.


1. CICLO BIOLOGICO

Esta plaga desarrolla todo su ciclo en el interior de la palmera, colonizando únicamente otros individuos cuando la ha destruido en su totalidad. El ciclo biológico se desarrolla de acuerdo al siguiente esquema:

Figura 1. Ciclo biológico del picudo rojo.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

2. SINTOMATOLOGIA

Los síntomas que muestra esta plaga son distintos dependiendo del hospedante y nos ayudaran a evaluar su posible presencia.

2.1. Phoenix canariensis (Palmera canaria)

Los principales síntomas se manifiestan en la parte alta de la palmera o balona, donde se desarrollan las palmas:

• Palmas externas desprendidas, las cuales presentan al desgarrarse galerías en la zona de inserción del tronco.
• Aspecto desplomado de la corona de hojas.
• El ojo de la palmera o yema principal se muestra desplazado o no existe y adquiere una tonalidad amarillenta.
• Presencia de orificios en los cortes existentes en las tabalas de la balona.
• Restos de pupas (capullos o croquetas) o fibras insertadas entre las tabalas y palmas.
• Palmas en forma de punta de fecha• Foliolos aperdigonados y con presencia de restos de fibras.
• El eje central de las palmas se muestra comido y en ocasiones tronchado.
• Restos de palmas, fibras y capullos en el suelo.
• Ojo central comido parcial o totalmente.
• Presencia de galerías en las palmas podadas.
• Orificios en envolturas y base de las palmas.

Figura 2. Palmera canaria muerta.
Figura 3. Galerías en la base de la palma.
Figura 4. Orificios en envolturas.  
Figura 5. Palmas comidas.
Figura 6. Palmeras afectadas.
Figura 7. Pérdida del ojo de la palmera.



2.2. Phoenix dactylifera (Palmera datilera)

Los síntomas en muchos casos son similares a los descritos anteriormente, pero las infestaciones en esta especie suceden desde la parte baja o por los hijuelos. Como síntomas específicos destacan:

• Exudados gomosos de color rojizo o pardo en el tronco o fuste.
• Hijuelos secos o sueltos, los cuales al desprenderse fácilmente presentan fibras comidas en el punto de unión.
• Los hijuelos presentan en las palmas los mismos daños que los descritos para la palmera canaria.
• Se observan pupas insertadas en la zona de unión con la palmera o en las axilas de las palmas de los hijuelos.

En todas las especies la fibra atacada, presenta una coloración rojiza, ligeramente humedecida y con un olor acido característico, que se genera en el proceso de fermentación.

Figura 8. Daño hijuelo.  
Figura 9. Hijuelo totalmente afectado.
Figura 10. Exudaciones en la base.  
 Figura 11. Copa afectada.
                      

3. VIGILANCIA Y SEGIMIENTO DE PALMERAS

Teniendo en cuenta la sintomatología descrita anteriormente para estas dos especies, los órganos de la planta a observar para una detección precoz serán los que a continuación se indican:

Phoenix canariensis (Palmera canaria)

• Las observaciones se centraran en la balona.
• Vigilar el ojo o yema principal de la palmera, desplazado o con ausencia del mismo.
• Presencia de palmas o fibras en el suelo.
• Ver detenidamente la presencia de síntomas en palmas.
• Revisar los cortes tras la poda y los restos que se generan.
• Espacios entre las tabalas y el estípite.
• Desplomado general de la corona de palmas.

Phoenix dactylifera (Palmera datilera)

• Revisar bien la parte inferior y tronco de la palmera.
• Supervisar los hijuelos sobre todo los secos y sueltos.
• Destapar las zonas con exudaciones, orificios y oquedades.

En algunas ocasiones la presencia de sonidos similares a las mordeduras de ratas u olores ácidos fuertes pueden alertar de la presencia de la plaga.

Figura 12. Daños en tabalas.
Figura 13. Daños en palmas.

4. TRASPLANTES DE PALMERAS

Cualquier movimiento de palmáceas debe ser comunicado y autorizado por el Servicio de Sanidad Vegetal de la Consejería de Agricultura y Agua (Teléfono 988 36 54 39 y Fax. 968 34 27 25) (Para el caso de la Región de Murcia).

El material vegetal deberá ir acompañado de correspondiente Pasaporte Fitosanitario CE, que indica que el productor ha sometido a este material vegetal a unos controles que permiten establecer que esta exento de Picudo Rojo y sometido a los controles oficiales que establece la legislación vigente.

A la hora de realizar los trasplantes se tendrán en consideración las siguientes orientaciones:

• Las plantas se recibirán antes de su traslado dos tratamientos separados 15 días con un insecticida y un fungicida.
• Se recortaran las puntas de las palmas, salvo las del cogollo y así evitar la excesiva transpiración.
• Igualmente se eliminaran las inflorescencias y frutos. Los cortes se trataran a base de un aceite mineral o con una pintura al aceite (spray).
• Las palmas se envolverán en cañizo para evitar la transpiración debiendo mantenerse hasta que la planta se haya adaptado al terreno definitivo de asiento.
• El hueco donde se instalara la palmera se abrirá con anterioridad al trasplante (será el doble a las dimensiones del cepellón) y este se efectuara de forma inmediata para evitar la desecación de las raíces.
• Se mezclara con la tierra dosis fertilizante, formada por:
- 100 gr de complejo NPK de liberación lenta.
- 100 gr de superfosfato de cal al 18%.
- 80 litros de turba.
• La palmera una vez plantada debe ser apuntalada y regada debiendo quedar llena la poceta.

5. PODA

Esta es una práctica fundamental para lograr una menor susceptibilidad a contraer esta plaga, debido a que cuando se realizan grandes cortes, podas en verde o intensas se libera por la planta gran cantidad de Kariomona, que produce una gran atracción sobre el insecto.

Para evitar esto se seguirán las siguientes instrucciones:

• Procurar realizar la poda únicamente de las palmas secas o viejas.
• Evitar realizar podas intensas y desmesuradas.
• Evitar la realización de cepillados de los estípites o troncos.
• En caso de cortar palmas verdes se sellaran los cortes con aceite mineral de verano y posteriormente una pintura al aceite (spray).
• Los restos de poda se recogerán inmediatamente y se gestionaran de forma adecuada.

Figura 14. Evitar el cepillado.
Figura 15. Evitar podas excesivas.

. TRATAMIENTOS FITOSANITARIOS

Esta técnica en ningún caso puede ser empleada para el control de la plaga en ejemplares afectados, pero ellos colaboran en gran medida evitar la dispersión de la plaga, ya que los adultos de esta especie se muestran sensibles a los mismos. En cambio las eficacias sobre larvas es nula, ya que es muy difícil el llegar a las zonas donde están localizadas (interior de la palmera).

Las técnicas de aplicación y los productos fitosanitarios a emplear deben esta autorizados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y estos deberán ser comunicados o señalizados en caso de efectuarse en zonas verdes de transito de personas.

Los formulados autorizados en estas especies quedan recogidos en la siguiente tabla:

Tabla 1. Materias activas autorizadas para el control del picudo rojo en el ámbito de parques y jardines.

AUTORIZADOS EN PALMACEAS EN EL AMBITO DE PARQUES Y JARDINES
Sustancia activa
Nombre comercial
Categoría toxicológica
Dosis
Plazo de seguridad
Fenitrotion 40% CS
IPM 400
Sumithion PI
Xi, Nocivo
A,B,B
0,125 a
0,175%
15 días

Tabla 2. Materias activas autorizadas para el control del picudo rojo en el ámbito de viveros.

AUTORIZADOS EN PALMACEAS EN EL AMBITO DE PARQUES Y JARDINES
Sustancia activa
Nombre comercial
Categoría toxicológica
Dosis
Plazo de seguridad

Fenitrotion 40% CS

IPM 400
Sumithion PI

Xi, Nocivo
A,B,B
0,125 a
0,175%
15 días

Fenitrotion 40% WP

Sumithion Pm

Xi, Nocivo
B,B,B
0,15 a
0,2%
15 días

Carbaril 50% WP

Afracid
Gebin 50
Oro S-50
Ertevin 50
Carbomatil 50
Suvamil 50
Sanol 50
Modulent 50
Keyvin 50
Carbaril 50
CAG

Xn, Nocivo
B,B,B
0,1 a 0,2%
7 días

Carbaril 85% WP

Laivin 85
Afracid 85
Agrex S-85
Ertevin 85
Suvamil 85
Prosin 85
Sevin 85
Modulent 85
Keyvin 85
Gevin 85
Agrocarbaril 85
Sanol 85
Cekubaril 85
Sevnol
Tetris
Sarvin 85
Carbagtec
Nutbaril 85
Caronte 85
Carbaril 85
Carbaril Agro 85
Fegaril 85
Rylca 85
Grolac

Xn, Nocivo
B,B,B
0,1 a 0,2%
7 días

Diazinon 24% CS

Puxis

Xn, Nocivo
B,B,B
0,80%
NP

Fosmet 45% SC

Imidan 45
Foslete Flow
Fosdan 45

O, Nocivo
B,B,C
0,15 a
0,25%
30

Imidacloprid

Confidor 20 LS

A,A,A
0,05% Pulv
1-8 cc Arb.
NP

Nota: Las materias activas y formulados aquí indicados puede que en la actualidad no estén autorizados. Antes de cualquier aplicación, consultar siempre el registro de productos fitosanitarios del MARM.

7. ELIMINACION DE EJEMPLARES AFECTADOS

Bajo ningún concepto se deben eliminar plantas afectadas por particulares, ayuntamientos, urbanizadoras, viveros, etc. La Consejeria de Agricultura a través del Servicio de Sanidad Vegetal ha diseñado un protocolo de arranque y destrucción con el único objetivo de evitar la diseminación de la plaga.

1. Tratamiento del ejemplar afectado.
2. Eliminación de las palmas.
3. Cortar la palmera a nivel de la base, a unos 20 cm del suelo.
4. Sellado del tocón.
5. Recogida de los restos existentes en el suelo.
6. Carga y transporte en camión cerrado.
7. Tratamiento de la zona en la que se han realizado los trabajos de eliminación y de los ejemplares colindantes.
8. Triturado de los restos, en las mismas 24 horas.
9. Enterrado del producto triturado.

La quema de palmeras no soluciona el problema de eliminación de la plaga debido a su lenta y difícil combustión.

Fuente:
Servicio de Sanidad Vegetal. Consejería de Agricultura y Agua. Región de Murcia.

 


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.