Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DE LA AFELANDRA
The aphelandra growing

1.Generalidades.
2.Multiplicación.
3.Cultivo.
4.Plagas, Enfermedades Y Fisiopatías.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

1. GENERALIDADES

Género perteneciente a la familia de las acantáceas que engloba a unas cien especies de plantas herbáceas arbustivas. Las afelandras son originarias de América tropical y su nombre procede de dos palabras griegas, evocando las características botánicas de las flores, que significan sésil y masculino.
Las hojas duras, pero frágiles, con franjas blanquecinas, plateadas o amarillas a lo largo de las nerviaciones principales a las que realzan. Presentan inflorescencias con brácteas y flores de colores que van del rojo al amarillo.
La mayor parte de las variedades cultivadas pertenecen a Aphelandra squarrosa, aunque también se producen A. aurantiaca, de inflorescencias rojizas, A. sinclairiana, con inflorescencias rosadas y A. chamissoniana, esta última con inflorescencias amarillas.

Las variedades más populares son: «Leopoldii», de hojas anchas con venas blancas, tallo rojizo, flores amarillas y brácteas rojas; «Louisae», de hojas verde esmeralda con venas amarillas y brácteas color oro; «Brockfeld», obtenida en Alemania, de crecimiento compacto y hojas anchas de color verde brillante con venas amarillas; «Fritz Prinsler», obtenida en Alemania a partir de «Leopoldii» y«Louisae», de hojas verde oliva con venas amarillentas y flores y brácteas amarillas; «Dania», obtenida en Dinamarca a partir de la anterior, de porte más compacto, venas blancas o crema, tallo rojizo y varias flores amarillas; «Ivo», también derivada de «Fritz Prinsler», de color verde oscuro; «Silver Queen», de tonos más claros, etc.




Desarrollo:
es una planta de crecimiento rápido, que puede alcanzar unos 30 cm de altura cuando florece por primera vez, doblando el tamaño en un segundo año en el que pueden producir 4-5 brotes.
Longevidad: una vez en el hogar suele conocerse como una planta de temporada, aunque con los cuidados adecuados puede mantenerse y florecer en un segundo año.
Época de floración: programada para abril-mayo.

2. MULTIPLICACION

Pueden reproducirse por semilla, aunque las variedades comerciales se multiplican por esquejes terminales de 8-10 cm de longitud, con dos hojas totalmente desarrolladas y otras dos en desarrollo. En caso de escasez de plantas madre, pueden emplearse segmentos de tallo con dos hojas y de medio tallo con una hoja, seccionándolo longitudinalmente, pero el proceso es más lento.
Las plantas madre se cultivan en contenedores individuales sobre bancadas bajo condiciones de baja luminosidad para evitar la aparición de flores. Un buen equilibrio para el abonado es 3:1:1 y aportando la mayor parte del nitrógeno en forma amoniacal suele favorecerse el desarrollo de brotes vegetativos.

Dependiendo de la época de obtención de esquejes, así como del tamaño deseado para éstos, puede considerarse adecuado un número de 15-20 esquejes por planta madre.
Para el enraizamiento de los esquejes se requiere una humedad ambiental elevada, con onjeto de evitar la deshidratación de las hojas. Esto puede conseguirse mediante la nebulización o o el empleo de tunelillos. Con calor de fondo de 22-25 ºC y una temperatura ambiente de 20-22 ºC, el enraizamiento puede tener lugar en 15-20 días. Estas condiciones hacen que en los climas cálidos la época de multiplicación más apropiada sea el otoño o el invierno. Suelen enraizarse en bateas a razón de 100 esquejes por cada metro cuadrado.

3. CULTIVO

Trasplante: Una vez enraizados los esquejes, se llevan a macetas de 9 cm de diámetro y a los dos meses se trasplantan al contenedor definitivo, cuyo tamaño va a depender del número de tallos principales que se dejen. También puede emplearse desde el principio el contenedor definitivo, donde se enraizan directamente los esquejes o partiendo de esquejes ya enraizados. Dicho contenedor será de 10 ó 12 cm para un solo tallo principal y de 14-16 cm cuando se dejan 2-3 tallos.

Temperatura óptima: 16-25 ºC. Una temperatura elevada adelanta la floración, pero las hojas se hacen más pequeñas, perdiendo valor ornamental.

Temperatura máxima: temperaturas superiores a los 30 ºC, además de reducir el tamaño de las hojas, pueden causar la caída de las inferiores y el desarrollo de inflorescencias de pequeño tamaño.

Luz: Para que se produzca la floración requieren una buena luminosidad (10.000-30.000 lux, dependiendo de la longitud del día). Se debe evitar la radiación directa, por lo que el sombreo resulta adecuado a lo largo del cultivo.

Sustrato: existen diversas mezclas recomendadas por distintos autores como por ejemplo:

- ½ de turba y ½ de arena (Vidalie, 1983).
- 3 partes de turba, 2 partes de tierra vegetal y una parte de arena, añadiendo 1,5 g del siguiente abonado, por cada litro de mezcla (Jiménez y Badía, 1973):

- También puede utilizarse un «sustrato tipo», que proporciona un buen desarrollo a una amplia gama de cultivos ornamentales, consistente en (Jiménez y Caballero, 1990):

4 partes de turba rubia por cada parte de arena fina; si la arena no es de buena calidad o no está disponible puede ser sustituida por poliuretano o perlita. A esto se puede añadir 1-3 g de la siguiente mezcla, según la sensibilidad de la planta a las sales:

En el caso de aportar abonos de lenta liberación, sólo será necesario añadir el compuesto de calcio para aumentar el pH.

Riego: las afelandras son plantas que no soportan la falta de agua, por lo que el riego debe ser abundante, pero teniendo la precaución de no encharcar. Si la humedad ambiental es muy elevada se puede reducir el riego.

Fertilización: se puede llevar a cabo mediante fertirrigación a una concentración total de sales de 150-200 ppm con un equilibrio N:P:K de 3:1:2 (Jiménez y Caballero, 1990).

4.PLAGAS, ENFERMEDADES Y FISIOPATIAS

4.1. Plagas

Hemitarsonemus sp. Produce un enrollamiento de las hojas más ficace. Para su control es conveniente separar las plantas atacadas del resto. Son ficaces los tratamientos con endrin o keltano.

Pulgones. Producen deformaciones en las hojas. Son eficaces los tratamientos con diazinon o malation y también dan buen resultado los insecticidas sistémicos como el metasystox.

Cochinillas. Eulecanium corni es una especie difícil de combatir, por lo que lo mejor es evitar su entrada. El malation da buenos resultados.
Al realizar los tratamientos químicos en general se debe tener en cuenta que las afelandras son sensibles a las siguientes materias activas: azobenzeno, dimetoato, lindano, fosdrin y paration.

4.2. Enfermedades

Podredumbre gris. Causada por el hongo Botrytis cinerea, especialmente bajo condiciones de baja temperatura y elevada humedad relativa. Es conveniente llevar a cabo un control preventivo en general y, particularmente, controlar la humedad mediante ventilación, reducción de los riegos, etc, así como eliminar las posibles fuentes de inóculo. Emplear un producto antibotrytis a la dosis recomendada.

Podredumbres de tallos. Producidas por los hongos Phytophthora spp. y Pythium spp.

4.3. Fisiopatías

Clorosis. Por falta de abono o exceso de luz.

Caída de hojas. Generalmente se debe a la falta de agua, aunque también puede producirse en condiciones de temperatura inferior a 15 ºC con excesiva humedad.
Por otro lado, las afelandras son muy sensibles a las altas temperaturas y baja humedad ambiental que, además de provocar la inclinación o enrollamiento de las hojas, pueden causar la caída de éstas.

Floración prematura. Se debe a un exceso de iluminación, a un aumento brusco de la luminosidad o a temperaturas elevadas.

Quemaduras. Pueden producirse por la exposición directa a la luz solar.


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.