Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

APLICACIÓN DE LA ESTRATEGIA INTEGRADA DE ERRADICACIÓN DEL PICUDO ROJO EN EL ÁMBITO DE UN MUNICIPIO

1. Introducción.
2. Situación inicial y problemática en el término municipal de Sagunto.
3. Puesta en marcha de la estrategia.
    3.1. Actividades de información y formación.
    3.2. Detección y saneamiento.
    3.3. Tratamientos preventivos y trampeo.
4. Resultados.
    4.1. Actividades de información, formación y establecimientos de un SIG.
    4.2. Detección, saneamiento, tratamientos preventivos y trampeo.
    4.3. Evaluación económica de la puesta en marcha de la estrategia.
5. Conclusiones.
6. Bibliografía.


 

1. INTRODUCCIÓN

La erradicación del picudo rojo en España radica sobre la puesta en marcha de una estrategia integrada que incluye los puntos siguientes: movilización e información, detección y saneamiento de las palmeras infestadas, tratamientos preventivos y utilización de un SIG para el seguimiento de la estrategia (GÓMEZ et FERRY, 2007; GÓMEZ et al, 2009)(Figura 1).


Figura 1. Adulto de picudo rojo.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

Dentro de una estrategia integrada, el saneamiento de las palmeras en lugar de su eliminación, ha sido aplicado desde hace mucho tiempo en las plantaciones de palmeras (BLUMBERG, 2008, FERRY et GÓMEZ, 2007). Pero en Europa es la Phoenix canariensis para uso ornamental la especie atacada de manera preferencial y masiva por el picudo rojo; no se conocía técnica de saneamiento para las palmeras de Canarias y la normativa era la destrucción sistemática de las palmeras infestadas. Gómez y Ferry establecieron las modalidades de infestación del picudo en P. canariensis en 2007 (GÓMEZ et al, 2008). Gracias a este descubrimiento ha sido ideado y experimentado con éxito un método de saneamiento mecánico de esta especie y se ha propuesto la integración de esta técnica en la estrategia de erradicación de la plaga (FERRY et GÓMEZ, 2008).

La eficacia de esta estrategia ha sido demostrada a nivel de parcelas (GÓMEZ et al, 2009), pero no se había podido experimentar en un ámbito más amplio como el municipal o comarcal, ya que la medida de saneamiento mecánico, elemento fundamental de esta estrategia, no había sido admitida por los servicios de Sanidad Vegetal. Sin embargo, el ayuntamiento de Sagunto, constatando que la estrategia de destrucción sistemática de las palmeras infestadas conducía a la desaparición de su patrimonio de palmeras, decidió aplicar la estrategia de control integrada en el ámbito de todo el municipio.

Presentamos la puesta en marcha de ésta “la estrategia aplicada por primera vez” en Europa a la escala de un municipio.

2. SITUACIÓN INICIAL Y PROBLEMÁTICA EN EL TÉRMINO MUNICIPAL DE SAGUNTO

En el municipio de Sagunto (Valencia) existe una importante población de palmeras de diversas especies. La principal y al mismo tiempo la más atractiva para el picudo rojo, es la Phoenix canariensis, que cuenta con más de 4.000 ejemplares (Figura 2).


Figura 2. Jardines con palmeras de Canarias en Sagunto.

 

La mayor población de estas palmeras se concentra en el litoral del término, especialmente en Almardà y en El Puerto.

En el interior, las palmeras se encuentran diseminadas en polígonos industriales y otras zonas residenciales como las de Pla d’el Bou, Romeral, Pinada, Picayo o Camino viejo de Teruel, así como ejemplares dispersos por todo el término municipal en fincas agrarias.

La mayoría de las palmeras son de propiedad particular, en segundas residencias.

La plaga del picudo rojo se detectó por primera vez en el municipio de Sagunto en 2006. Más de 40 ejemplares infestados fueron talados por los servicios de la Generalitat Valenciana hasta mediados de de 2008.

Se desencadenó una alarma social entre los vecinos de Almardà ante el avance implacable de la plaga. La concejalía de Medio Ambiente realizó gestiones con la Consellería de Agricultura para tratar de solucionar este problema. La propuesta de la Consellería fue de seguir talando las palmeras infestadas.



Tras una reunión con la asociación de vecinos el 31 de enero de 2009, la concejalía de Medio Ambiente decidió tomar medidas para frenar la extensión de la plaga y solicitó la colaboración de la Estación Phoenix.

3. PUESTA EN MARCHA DE LA ESTRATEGIA

La estrategia propuesta por la Estación Phoenix se describe en el diagrama de la Figura 3.


Figura 3. Diagrama de la estrategia de erradicación.

3.1. Actividades de información y formación

Se organizó una primera conferencia informativa dirigida a todos los técnicos municipales y a los dueños de palmeras para presentar la plaga, la gravedad de sus daños, la estrategia integrada propuesta y la urgencia de ponerla en marcha.

Participaron en esta reunión los principales responsables políticos del Ayuntamiento de Sagunto.

Esta información fue reproducida por los medios de difusión locales y regionales.

A esta conferencia siguieron numerosos contactos con los dueños de palmeras y con los jardineros de la zona infestada, especialmente durante las actividades de localización de las palmeras infestadas y de establecimiento del Sistema de Información Geográfica. Se elaboró y difundió un díptico informativo a todos los dueños de palmeras. El Ayuntamiento fomentó la colaboración ciudadana poniendo a su disposición un número de teléfono donde podían contactar con un técnico formado.

Se organizaron formaciones prácticas en la detección de síntomas visuales precoces para los dueños de palmeras y jardineros de Sagunto, invitando también a los de los municipios vecinos.

Se formaron podadores y personal del Ayuntamiento en las varias técnicas específicas de la estrategia de erradicación: detección precoz, apertura de ventanas de inspección, saneamiento mecánico de palmeras, utilización de las trampas, aplicación de inyecciones, tratamientos con productos químicos y biológicos (nematodos) (Figura 4).


Figura 4. Actividades de formación en Sagunto.

3.2. Detección y saneamiento

En febrero de 2009 se iniciaron los trabajos de campo. Tras una primera y rápida inspección se localizaron palmeras en varios estadios de infestación: palmeras ya muertas con todas las hojas secas, palmeras en avanzado estado de infestación pero aún con hojas verdes y palmeras con síntomas visibles menos evidentes.

Se actuó primeramente sobre las palmeras de los dos primeros grupos y realizando la apertura de una ventana de inspección en las sospechosas.

A todas las palmeras en estadio terminal, ya muertas (Figura 5) se les cortó el capitel, ya que si la muerte es reciente, pueden aún tener población de picudo. En lugar de talarlas, se adoptó esta medida por su rapidez y economía. Además, esta técnica permite eliminar completamente todas las formas de picudo de una palmera pues en la mayoría de los casos, el picudo se encuentra sólo en las bases de las palmas y en la parte terminal del estipe.


Figura 5. Saneamiento de palmeras, a) abril 2010, palmeras en tres estadios diferentes antes de saneamiento. La del centro en estado terminal, b) tras saneamiento, C) octubre 2010, recuperación de las dos palmeras recuperables.

Las palmeras con las hojas caídas pero con hojas aún verdes (Figura 6), antes de cortarles el capitel se comprobó si tenían o no la yema terminal afectada. Si no lo estaba, se sanearon para su recuperación.


Figura 6. Palmera con hojas caídas pero aún verdes. Aún se puede sanear con probabilidades de éxito.

Las palmeras con síntomas menos evidentes, se les comprobó si era un ataque de picudo y en caso positivo se sanearon a continuación de la comprobación.

A las palmeras cercanas a las infestadas, se les practicó una ventana de inspección (Figura 7), gracias a las cuales se detectaron ejemplares infestados que se pudieron sanear de manera muy temprana.

Se realizaron estos trabajos en todas las palmeras de titularidad pública.


Figura 7. Ventana de inspección.

Además del saneamiento se estableció una vigilancia mensual de todas las palmeras de propiedad pública con o sin ventanas de inspección.

Para las palmeras de los particulares muy infestadas o con síntomas claros de infestación, hubo que localizar primero a los dueños y conseguir su autorización para actuar. Una vez conseguido su acuerdo, el Ayuntamiento asumía la realización y los gastos de saneamiento. Además, se instó a todos los particulares a vigilar sus palmeras y a informar en caso de detección de síntomas. El personal técnico del Ayuntamiento se encargaba de comprobar si estos síntomas correspondían o no a un ataque de picudo.

Los restos vegetales de todas las palmeras saneadas se trituraban inmediatamente e in situ, con una trituradora móvil enganchada a una camioneta (Figura 8). Este sin duda es otro factor clave para el éxito de la estrategia, pues permite al mismo tiempo abaratar grandemente los coste y evitar el riesgo de dispersión de la plaga. Los restos de triturado, recuperados en la camioneta, se llevaban a compostar.


Figura 8. Trituradora móvil para eliminación de restos in situ.

3.3. Tratamientos preventivos y trampeo

Todas las palmeras de propiedad municipal saneadas y las vecinas a ellas se trataban una vez al mes con pulverización/ducha localizada a la base de las hojas, a razón de 15-20 L de solución insecticida a base de imidacloprid 24%. A los particulares se les pidió que hicieran lo mismo. El Ayuntamiento les ofreció hacerse cargo de estos tratamientos a cuenta de los propietarios.

Se colocaron trampas de captura/monitoreo en los focos, cebadas con difusor de feromona, de acetato de etilo y trozos de caña de azúcar sumergidos en agua.

Seguimiento y control. Se inició un censo de todas las palmeras del municipio (Figura 9). En las zonas infestadas se localizaron sobre un plano todas las palmeras y se clasificaron por especie, altura y sexo (distinguiendo las eliminadas, las saneadas, las tratadas). También se localizaron las trampas y se anotaron las capturas.


Figura 9. Mapa de seguimiento, establecido gracias al SIG.

Se desarrolló un importante trabajo administrativo de localización y contacto de los propietarios de las palmeras. A partir de la localización sobre el terreno de las palmeras, se establecía su propiedad en base a los datos catastrales del Ayuntamiento y se contactaba con el dueño para que vigilara sus palmeras y, en caso de ausencia que autorizara al Ayuntamiento a actuar en su lugar en caso de detección de palmeras infestadas (con la firma de un acta administrativa de consentimiento).

4. RESULTADOS

En menos de seis meses se consiguió poner en marcha todos los componentes de la estrategia de erradicación.

4.1. Actividades de información, formación y establecimientos de un SIG

Se consiguió contactar con la mayoría de los propietarios, a pesar de que muchos de ellos eran extranjeros y sólo ocupaban las casas en cortos periodos del año.

Como consecuencia de la campaña informativa, se atendieron más de 1.500 consultas. 231 propietarios de palmeras firmaron el acta de consentimiento.

4.2. Detección, saneamiento, tratamientos preventivos y trampeo

Se controló y se aplicó el protocolo de tratamiento preventivo a un total de 1.308 palmeras, de ellas 673 públicas y 454 privadas. 38 propietarios solicitaron que el Ayuntamiento se encargara de los tratamientos preventivos de sus palmeras.

Se abrieron en 309 palmeras ventanas de inspección, gracias a las cuales se detectaron 30 palmeras infestadas.

Durante estos seis meses, en total, se detectaron 153 palmeras infestadas:

- Se les cortó el capitel a 53 palmeras que se consideraron como irrecuperables, sorprendentemente, tres de ellas rebrotaron.

- Se sanearon 100 palmeras (un 60% eran machos). Se llevó un seguimiento de su evolución (Figura 10). Más del 90% rebrotaron y volvieron a reconstruir su copa de palmas. Incluso lo hicieron un porcentaje elevado de aquellas con las hojas caídas pero aún verdes.


Figura 10. Progresión en la recuperación de una palmera saneada: a) febrero 2010, b) mayo de 2010, c) octubre 2010.

- Se colocaron 91 trampas, 70 en zonas públicas y 21 en jardines privados. De las colocadas en zonas públicas la mitad no pudieron colocarse en el suelo por razones de vandalismo y se dispusieron colgadas. Se capturaron un total de 132 picudos, la mayoría hembras (125 hembras y 7 machos). Este número es relativamente pequeño debido en parte al saneamiento inicial y masivo de las palmeras infestadas. Pero hay que tener en cuenta que la mayoría de las trampas se instalaron en verano, época de menos vuelo.

4.3. Evaluación económica de la puesta en marcha de la estrategia

Los recursos humanos propios movilizados por el Ayuntamiento de Sagunto para la erradicación del picudo rojo fueron los siguientes:

Por parte de la Concejalía de Medio Ambiente y la implicación activa de su concejal: la dedicación a tiempo parcial de un técnico de Medio Ambiente para la supervisión general de las actividades, con la ayuda de un auxiliar administrativo para localizar y contactar a los propietarios así como para responder a sus solicitudes. Por parte del Servicio de Jardinería de la empresa pública del Ayuntamiento (S.A.G.), con la supervisión de su jefe de servicio: un técnico responsable de jardinería, un encargado de jardinería a tiempo parcial, con la ayuda de un administrativo para supervisar a la empresa contratada por el Ayuntamiento para realizar las actividades de campo. Las operaciones de saneamiento y triturado de los restos se realizaron con un equipo compuesto por un palmerero y dos ayudantes.

El coste total para el Ayuntamiento de Sagunto (a excepción de sus recursos humanos propios) que supusieron los trabajos de campo durante seis meses, fue de 38.330 € (Tabla 1). Este coste total comprende:

27.225 € de coste de saneamiento de 100 palmeras para recuperación y 53 con eliminación de capitel. En base a estos datos, se puede estimar el coste medio para sanear y salvar un palmera en 180€.

- 11.105 € para los tratamientos preventivos y el trampeo. Estos datos no permiten todavía establecer el coste anual de estas actividades.

Tabla 1. Coste económico.

COSTE ECONÓMICO
IMPORTE TOTAL

Saneamiento, inspección y tratamientos preventivos

19.737

Alquiler de la trituradora, incluso transporte y combustible

7.488

Alquiler del equipo de presión para tratamientos fitosanitarios

2.148

Imidacloprid para los tratamientos preventivos

2.242

Jardinero en labores de colocación de trampas

1.890

Trampas y atrayentes

4.825

TOTAL

38.330

5. CONCLUSIONES

Los resultados conseguidos en Sagunto demuestran que la estrategia integrada de erradicación se puede poner en marcha a nivel de todo un municipio cuando existe una voluntad política determinada para salvar las palmeras.

Estos resultados demuestran también que la idea generalizada de que es imposible erradicar el picudo a nivel de un municipio por el coste que representa es errónea. En el caso de Sagunto, ha costado menos de 40.000 € poner en marcha esta estrategia, un municipio como éste que cuenta con más de 4.000 palmeras de Canarias.

Además, hay que subrayar que gracias a las actividades puestas en marcha en Sagunto se han podido salvar cien palmeras infestadas con un coste por palmera de 180 €. En contraste, con la estrategia de destrucción sistemática de palmeras hasta ahora impuesta, el coste de tala hubiera sido de entre 800 y 1.000 € por palmera y para llegar a la pérdida de los ejemplares cuyo valor directo se estima entre 4.000 y 6.000€.

La dificultad mayor para la aplicación de la estrategia estriba en la movilización y la participación de los dueños privados de palmeras. Conseguir esta cooperación es fundamental, sobre todo cuando la mayoría de los dueños no vive de forma permanente en el sitio. Es indispensable que esta actividad se pueda apoyar sobre una reglamentación que permita a los ayuntamientos obligar a los dueños negligentes o terceros a aplicar la estrategia integrada o a sustituirse a ellos. Por último, la estrategia aplicada en Sagunto tiene validez a largo plazo sólo si es también aplicada en los municipios vecinos que presenten también focos de picudo lo que implica conseguir la adopción por los Servicios de Sanidad Vegetal de los reglamentos apremiantes para la erradicación de la plaga.

Sagunto ha servido de ejemplo a nivel regional, nacional y europeo con la visita de numerosas delegaciones y tenemos la esperanza de que sirva para obtener rápidamente la adopción de estos reglamentos lo que permitiría conseguir la participación financiera de la Comisión Europea.

6. BIBLIOGRAFÍA

BLUMBERG D. 2008. REVIEW: Date Palm Arthropod Pests and Their Management in Israel. Phytoparasitica 36 (5):411-448.
FERRY M., GÓMEZ S., 2007. El picudo rojo de la palmera datilera: gravedad de la plaga en España y necesidad de un cambio radical y urgente de estrategia en la lucha. PHYTOMA España, no 185, pp 42-46.
FERRY M., GÓMEZ S., 2008. Une nouvelle stratégie contre le charançon rouge des palmiers. PHYTOMA España, no 620, pp 24-28.
FERRY M., GÓMEZ S., 2008. El saneamento mecánico: una técnica para una nueva estrategia de control del picudo rojo de las palmeras. PHYTOMA España no 204, pp. 36-46.
GÓMEZ ET FERRY, 2007. Medidas para el control integrado del picudo rojo de la palmera (Rhynchophorus ferrugineus). PHYTOMA España, nº 186, pp. 43-48.
GÓMEZ S., FERRY M., BARBADO, J., HERNÁNDEZ, F., MONTERO, F. 2009. Aplicación de una estrategia de control integrado del picudo rojo de las palmeras (Rhynchophorus ferrugineus). PHYTOMA España no 206, pp. 29-36.

 

Autores:
Sergio Paz (Concejal de Medio Ambiente Ayto de Sagunto (septiembre 2008 - febrero 2010).
Jorge Vidal (Técnico de Medio Ambiente Ayto de Sagunto).
Michel Ferry (Estación Phoenix-INRA).
Susi Gómez (Estación Phoenix de Elche).


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.