Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DEL CORDILINE
The cordyline growing

1.Generalidades.
2.Multiplicación.
3.Cultivo.
4.Plagas, Enfermedades Y Fisiopatías.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

1. GENERALIDADES.

El nombre de Cordyline deriva de la forma en “porra” de las raíces de las plantas pertenecientes a este género que se incluye en la familia de las liliáceas. Este género engloba a una docena de especies de arbustos y árboles perennes originarios de las zonas tropicales de América del Sur, polinesia, Malasia e India y las zonas templadas de Nueva Zelanda y Australia.
Son muy populares como plantas de interior debido a su forma e intensos coloridos y a su fácil mantenimiento. Los de color verde oscuro toleran una iluminación deficiente. Están emparentados con las drácenas, con las que frecuentemente se intercambian de forma errónea los nombres. Sin embargo, existen claras diferencias entre ambos géneros: los cordilines presentan rizomas trepadores y sus raíces son blancas y nudosas, mientras que las drácenas no presentan este tipo de rizomas y las ligeras raíces superficiales son intensamente amarillas o naranjas.




Cordyline terminalis
(a veces vendida como C. Fruticosa o Dracaena terminalis), presenta numerosas variedades con hojas generalmente matizadas o salpicadas de rojo. “Red Edge” es la favorita, de pequeño tamaño y hojas de unos 13 cm de longitud y 2 cm de anchura, de color rojo vivo y rojo oscuro. “Prince Albert” es muy parecida a la anterior, aunque de mayor tamaño. Otras variedades son: ”Firebrand” (color bronce), “Amabilis” (verde y blanca), “baptistii (verde, rosa y amarilla), “Ti” (totalmente verde), y otras nuevas como “Atoom” y “Kiwi”.
Los cordilines de mayor tamaño son C. stricta y C. australis, empleadas fundamentalmente en lugares públicos.

Desarrollo: son plantas de crecimiento lento (10-15 cm anuales), que alcanzan una altura de 30-60 cm en interior.
Longevidad: estas plantas sobreviven durante mucho tiempo, aunque pierdan las hojas inferiores por causa de la sequedad del aire, quedando el tallo desnudo.
Época de floración: algunos ejemplares maduros florecen en los meses de verano, dando lugar aun tallo largo con numerosas flores estrelladas de color crema.

2. MULTIPLICACION.

La propagación puede llevarse a cabo por diferentes métodos:

- Mediante esquejes apicales de tallo, o de trozos de tallo de 5-8 cm de longitud, cuando el material vegetal es escaso. Es el método más empleado en las principales variedades. Los esquejes se colocan en una mezcla de turba y arena o arena sola si la turba no es de buena calidad, con calor de fondo (25-30 ºC). Es conveniente tratar con fungicidas. La zona de multiplicación debe estar bien sombreada y el ambiente húmedo. En estas condiciones el enraizamiento se producirá al mes y se procederá al trasplante en macetas de unos 9 cm de diámetro.

- La reproducción por semillas se realiza principalmente para C. australis y C. indivisa. y también para la obtención de nuevas variedades de C. fruticosa. Para que la planta florezca es necesario que se someta a un período de temperaturas inferiores a los 12-14 ºC o a un tratamiento con ácido giberélico y los racimos tardan en madurar de 4 a 6 meses. La germinación se produce a las 6-8 semanas de la siembra.

- La propagación "in vitro" se ha practicado para algunos cultivares como "Atoom" y "Prince Albert".

- La aplicación de citoquininas "in vivo" a las plantas madre tres veces a intervalos de 1 mes a 200-300 ppm de BA, aumenta el número de brotes.

- También puede seccionarse el rizoma subterráneo, colocando los discos en cama caliente. Ha tenido bastante éxito en "Lord Robertson".

El material de partida para los tres últimos métodos son pequeñas plantas de 4-6 cm en macetas de 8-9 cm.

3. CULTIVO.

Se llevan a cabo distintos métodos de cultivo según especies, variedades y el producto final que se desea obtener, por lo que a continuación se dan unas ideas generales.

Temperatura: el rango óptimo de temperatura es bastante elevado (20-25 ºC). Amenos de 16 ºC pueden desarrollarse problemas fisiológicos que se confunden con ataques de hongos, sobre todo cuando la humedad relativa presenta grandes oscilaciones entre el día y al noche.
También pueden producirse problemas a temperaturas superiores a los 30 ºC.
Las plantas de hojas verdes son las que mejor resisten en invernaderos sin calefacción e incluso al aire libre en zonas de clima muy suave.

Luz: son plantas ávidas de luz, necesaria para mantener el colorido de las hojas, aunque hay que evitar una insolación excesiva, principalmente durante las horas de máxima intensidad de los meses estivales. Las variedades verdes necesitan menos luz que las variegadas. El intervalo óptimo es de 20.000-30.000 lux.

Sustrato: debe presentar una buena aireación. Es importante tener en cuenta el pH (óptimo de 6,5 a 7), la presencia de calcio y la ausencia de flúor, así como el exceso de boro.

Contenedor: en países tropicales algunas variedades comerciales de C. fruticosa son cultivadas directamente sobre el suelo. El tamaño de la planta, así como condicionantes de tipo económico, van a determinar el número de trasplantes y el tamaño de los contenedores a emplear, que generalmente son de 9-12 cm. Así, las variedades de gran tamaño suelen plantarse en macetas de 8-9 cm, trasplantándose posteriormente a otras de12-16 cm. Entre el primer trasplante y la producción final puede transcurrir un período de 7-11 meses. También en algunos invernaderos se cultiva directamente en las camas, realizando el trasplante poco antes de la venta.

Riego: durante el período de crecimiento se regará cada 15 días. No tolera los encharcamientos ni los excesos de sequedad.

Fertilización: se puede aplicar en riego una fertilización estándar de 150 ppm de abono con un equilibrio 3:1:2. Es preferible el aporte de nitrógeno en forma amoniacal al inicio del crecimiento y para las plantas madre y en forma nítrica en la fase final para intensificar la coloración.

4. PLAGAS, ENFERMEDADES Y FISIOPATIAS.

Ataque de cochinillas. Aparecen hojas con falta de color y con insectos escamosos de color marrón.
Ataque de araña roja. Aparecen hojas amarillas con telarañas en el envés. 
Manchas foliares, causadas por los hongos Cercospora, Fusarium moniliforme y Phyllosticta, sobre todo en las partes con bajo contenido en clorofila.
Podredumbres de hojas y tallos causadas por bacterias (Erwinia) bajo ambiente cálido y húmedo.
Amarilleamiento de las hojas inferiores. Cuando se produce lentamente, se debe al proceso natural de envejecimiento. Este hábito de crecimiento se debe a la limitada vida del follaje expandido, con el consiguiente amarilleamiento de cada hoja y su muerte a los 2 años. Si las hojas se caen rápidamente suele deberse a un exceso de sequedad y calor.
Aparición de hojas descoloridas por escasez de iluminación. 
Aparición de márgenes y ápices foliares necróticos. La razón más probable es sequedad del aire, ya que requieren una humedad ambiental elevada. Las corrientes de aire frío puede originar un efecto similar, así como un déficit hídrico. Si la causa fuese la sequía a nivel de raíz, aparecerían manchas marrones en las hojas.

Hay disponible una nueva versión más completa del "Cultivo del Cordiline"

 


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.