Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DE LA DIEFEMBAQUIA
The dieffnbachia growing

1.Generalidades.
2.Multiplicación.
3.Cultivo.
4.Plagas, Enfermedades Y Fisiopatías.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

1. GENERALIDADES.

Género originario de Brasil, perteneciente a la familia de las aráceas, que incluye unas veinte especies.
Las diefembaquias presentan hojas anchas, bien definidas, con llamativas manchas variegadas variables según la especie, por lo que resultan atractivas en combinación con plantas de hojas verdes y gruesas.

La mayor parte de las plantas que se comercializan son híbridos o variedades de Dieffenbachia picta (D. Maculata), de hojas ovales y manchas o marcas de color marfil. Estas marcas también es posible encontrarlas en la variedad "Exótic". En las variedades "Camilla", "Marianne" y "Rudolph Roehrs" casi la totalidad del limbo foliar aparece de este color crema.
Las diefembaquias de hoja grande pertenecen a la especie D. Amoena, siendo la variedad más popular la "Tropic snow".
Especies menos comunes combinan el amarillo y verde (D. Bausei) y otras presentan hojas gigantes (D. Bowmanni). La única que dispone de hojas totalmente verdes es D. Oerstedii.




Gracias a las técnicas de propagación in vitro se desarrollan rápidamente nuevos híbridos, como pueden ser "Triumph", "Victory" y "Tropic Star", aunque siempre perduran y dominan en el mercado las variedades que verdaderamente son más competitivas.
La savia de estas plantas puede resultar tóxica, por lo que es conveniente lavarse las manos después de tocarlas.

Desarrollo: son plantas de desarrollo bastante rápido (de 30 a 46 cm por año en interior, según la variedad). Las variedades más pequeñas pueden alcanzar hasta 60 cm de altura y las de mayor tamaño, los 120 cm. 
Longevidad: son plantas de larga vida, aunque a los 3-4 años, cuando la planta comienza a perder las hojas inferiores, es mejor sustituirlas por otras más jóvenes. 
Época de floración: sólo algunas de las plantas más maduras producen flores, aunque suelen arrancarse. Son parecidas a las del aro, verdes, delgadas y apenas llamativas. 

2. MULTIPLICACION.

A nivel comercial y dependiendo de la variedad, la reproducción se lleva a cabo mediante esquejes apicales o mediante propagación "in vitro". En algunos casos la planta madre se propaga "in vitro" y y a partir de ésta se obtienen los esquejes. Dichas plantas madre pueden cultivarse directamente en el suelo cuando son de gran porte con calor de fondo. 
Debe prevenirse el ataque de patógenos a los esquejes recién cortados, ya que son muy susceptibles debido a su elevado contenido en agua. Para ello, se realizarán los tratamientos fitosanitarios oportunos, empleando material vegetal sano, así como sustrato y herramientas de corte esterilizados.

Cuando no se dispone de suficiente material vegetal pueden emplearse esquejes de tallo que presenten por lo menos un entrenudo completo.
Los esquejes se colocan en macetas individuales, sobre arena o mezcla de turba y arena, con calor de fondo de 24-26 ºC y temperatura ambiental de 22 ºC. Deben protegerse del sol directo y mantenerse con suficiente humedad ambiental. En estas condiciones el enraizamiento se produce en 4-6 semanas, dependiendo de la variedad. Pueden emplearse hormonas para un mejor enraizamiento.

3. CULTIVO.

Trasplante: las plantas propagadas "in vitro" se llevan en estado IV a bandejas multilóculos de 3-4 cm y se trasplantan a los 2-3 meses a macetas de 12-14 cm.

Temperatura: debe situarse entre 20 y 30 ºC, aunque sobreviven períodos cortos a temperaturas de hasta 10 ºC, con el riesgo de que se produzca la caída de hojas inferiores. 

Humedad relativa: debe mantenerse elevada.

Luz: son más tolerantes a las zonas semiumbrías que la mayoría de las plantas variegadas, aunque las necesidades de luz dependen de la variedad. Para las de porte pequeño son adecuados 30.000-40.000 lux, mientras que para las de mayor porte es suficiente con 25.000-30.000 lux.

Sustrato: debe ser bastante suelto, pudiendo emplear una mezcla de turba con cortezas o de turba con arena y tierra vegetal, llevándolo a pH en torno a la neutralidad. 

Fertilización: puede aplicarse un abonado de fondo a razón de 2 gramos por litro de la siguiente mezcla (Jiménez y Badia, 1973):

Nitrato amónico: 35 %.
Superfosfato de cal: 25 %.
Sulfato potásico: 23 %.
Carbonato cálcico: 13 %.
Carbonato de magnesio: 4 %.

Posteriormente pueden aplicarse en riego, cada 10-15 días, 200 ppm de un abono completo con equilibrio 2:1:3 (Caballero y Jiménez, 1990).
Puede aplicarse fertilización carbónica a razón de unos 1.000 ppm, controlando así la apertura de los estomas y, por tanto, los ataques bacterianos.

4. PLAGAS, ENFERMEDADES Y FISIOPATIAS.

Aparición de hojas amarillas con telarañas en el envés, que puede producirse en cualquier época del año debido a los ataques de araña roja (Tetranychus). Pulverizar con abamectina o dienocloro o aplicar en riego oxamilo o aldicarb.
En zonas cálidas los ataques de cochinillas pueden causar serios daños. Los acaricidas aplicados en riego ayudan a su control. Otras materias activas indicadas son diazinon y quinalfos.

Los pulgones y trips pueden ser controlados con insecticidas empleados para el tratamiento de otras plagas.
Son numerosas las enfermedades que pueden afectar a estas plantas. Entre las enfermedades causadas por hongos se encuentran las manchas foliares y las podredumbres de tallo y raíces.
Colletotrichum y Leptosphaeria producen manchas foliares de tipo circular durante los meses invernales que pueden combatirse con benomilo, mancozeb, metiltiofanato, etc.
Myrothecium es otro hongo que da lugar a la aparición de manchas foliares a lo largo de los nervios en plantas jóvenes. Se combate con los productos mencionados en el apartado anterior.

Rhizoctonia y Phytophthora causan podredumbres de tallo y raíz. Además Phytophthora puede atacar también a las hojas. Para combatirlos dan buenos resultados las siguientes materias activas; TMTD, PCNB, furalaxyl y quinoleato de cobre, este último también con acción bactericida y casos concretos de fitotoxicidad en ciertas variedades.
Erwinia produce podredumbres húmedas de hojas, tallos y raíces de forma grave y frecuente, pudiendo resultar un factor limitante para el cultivo. Para su control se recomienda la eliminación de plantas enfermas, llevar a cabo un manejo adecuado del cultivo (abonado, riegos, etc.) y realizar tratamientos preventivos con productos a base de cobre y antibióticos.

Clorosis internervial: puede deberse por un lado a la falta de humedad en el sustrato y, por otro, al efecto del aire frío. Generalmente, el frío afecta a las hojas más jóvenes y la falta de humedad a las más viejas.
Un exceso de sales hace que el tamaño de la hoja sea menor de lo normal, que éstas se curven hacia abajo y que los bordes aparezcan quemados.

Pérdida de las hojas: las razones más probables para hojas jóvenes son: temperatura excesivamente baja, aire seco o corrientes de aire frío. Las hojas maduras tienden a caer de forma natural con el paso del tiempo.
Hojas superiores de tamaño inferior al normal. Iluminación deficiente; llevar la planta a un lugar más iluminado.


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.