Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DE LA DRACENA
The dracaena growing

1.Generalidades.
2.Multiplicación.
3.Cultivo.
4.Plagas, Enfermedades Y Fisiopatías.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para jardinería


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de flores y ornamentales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de flores y ornamentales

1. GENERALIDADES.

El género Dracaena pertenece al la familia de las liliáceas y su nombre deriva de la palabra griega drakania, que significa dragona. Engloba unas 40 especies tropicales, originarias de África y Asia, que en general presentan aspecto de palmera, aunque no están emparentadas con estas últimas. Sí están emparentadas con los cordilines y es frecuente el intercambio de nombres. Sin embargo, existen claras diferencias entre ambos géneros: los cordilines presentan rizomas trepadores y sus raíces son blancas y nudosas, mientras que las drácenas no presentan este tipo de rizomas y las ligeras raíces superficiales son intensamente amarillas o naranjas.
Son plantas de interior muy populares, aunque algunas se desarrollan bien al aire libre en climas templados, como es el caso de Dracaena drago.




También existe cierta confusión sobre el grado de dificultad en el cultivo de estas falsas palmeras, aunque éste va a depender de la especie elegida. Dos de las especies que se cultivan con mayor facilidad son D. marginata y D.drago, ya que soportan cierta sombra, cierto grado de descuido y temperaturas bastante bajas. Las restantes plantas del grupo requieren mayores cuidados: temperaturas invernales más elevadas, se deben evitar los encharcamientos, nebulización frecuente, etc.

D. marginata es la favorita en gran número de países. Presenta hojas estrechas y arqueadas, unos 60 cm de longitud, con el borde rojo y el interior del limbo verde. En la variedad “Tricolor”, una banda amarilla separa a las estrías rojas y verdes, dando un efecto global de verde-dorado. En la variedad “Colorama” los bordes rojos son más prominentes (más anchos), destacándola apariencia rojiza.
Puede alcanzar una altura de hasta 3 m.

D. drago es una planta gigante en su hábitat natural, pero en interiores sólo alcanza los 4 m. Bajo condiciones de buena iluminación el borde de las hojas adquiere un color rojizo. Las hojas maduras se arquean hacia el suelo y pueden alcanzar los 20 cm de longitud.

Otras especies muy comunes son: D. Deremensis, D. Sanderiana, D. Reflexa, D. Fragan y D. Godseffiana. Esta última es un arbusto de aspecto muy diferente al resto de las drácenas. No tiene aspecto de palmera, sino que su aspecto es herbáceo y presenta hojas ovaladas, de color verde con punteaduras o manchas blancas en cantidad variable según la variedad. Puede alcanzar una altura de alrededor de 70 cm y es una de las especies que resiste menores temperaturas y humedades. La variedad más popular es “Florida Beauty”, en la que el color dominante en las hojas es el crema.

D. deremensis es una especie de desarrollo lento que cuando alcanza la madurez puede llegar a medir 120 cm de altura o más. La variedad “Janet Craig” es completamente verde, aunque el follaje más común es verde oscuro con una o varias estrías de otro color. La variedad “Bausei” presentados amplias bandas blancas en el centro, mientras que “Warneckii” muestra sus bandas blancas cerca de los bordes. Las variedades ”Estriadas” muestran márgenes coloreados de forma inconfundible y son: “White Stripe”, “Yellow Stripe” y “Green Stripe”, con márgenes lancos, amarillos y verdes, respectivamente. La variedad “Compacta” es muy adecuada para espacios reducidos.

D. sanderiana también es de pequeño porte (60-90 cm), con hojas más pequeñas que otras drácenas (unos 2 cm). Destaca a variedad “Borinquensis”.
Las hojas de D. Reflexa también son más pequeñas de los usual (unos 15 cm), con márgenes amarillos en la variedad “Variegata”, que es la más extendida. Con un débil tallo, no resulta fácil de cultivar y requiere que el aire esté húmedo.
D. fragans es una planta de aspecto robusto, que presenta una corona de amplias hojas brillantes en la parte superior del tronco. Existen numerosas variedades en el mercado, como “Lindenii” o “Victoria”, aunque la más popular es “Massangeana”, con su banda central color maíz en el centro del limbo foliar.

Desarrollo: el desarrollo de las drácenas normalmente es bastante lento, alcanzando una altura muy variable en función de la especie y variedad (desde los 40-60 cm hasta los 120 cm).
Longevidad: normalmente viven un mínimo de 5-6 años y es frecuente que la parte inferior del tallo quede desnuda en plantas maduras por falta de humedad.
Época de floración: algunos ejemplares maduros florecen en los meses de verano, dando lugar aun tallo con numerosas flores estrelladas de color crema.

2. MULTIPLICACION.

Sólo en D. draco se emplea la reproducción por semillas. En el resto de las especies se multiplican por esquejes terminales de tallo, o por esquejes de tallo de 5-8 cm de longitud cuando escasea el material vegetal. Un sustrato adecuado estaría compuesto por turba y poliuretano a partes iguales o bien en turba sola, y debe neutralizarse a pH 6,5-7. Los esquejes se colocan en tunelillos de plástico con calor de fondo a 25-30 ºC dentro de los invernaderos.

3. CULTIVO.

La adaptabilidad de las distintas especies a las condiciones de cultivo es variable. D. marginata puede cultivarse en zonas cálidas a pleno sol, mientras que D. fragans y D. deremensis pueden producirse en umbráculo del 50 % de sombra si la temperatura no desciende por debajo de los 10 ºC. Las restantes especies son más tropicales y requieren más calor y humedad, un óptimo de luz de 20.000 a 30.000 lux y un máximo de 40.000 lux.

Las drácenas pueden comercializarse desde pequeñas plantas o grupos en macetas de 10-12 cm, hasta grandes ejemplares en contenedores de más de 60 cm de diámetro y más de 1,5 m de altura. D. fragans se comercializa en forma de troncos de 30-45 cm en macetas de 12 cm o en combinaciones de tres troncos en contenedores de 18-25 cm de diámetro, situando cada tronco a distinta altura. Dichos troncos se importan de países tropicales y se les hace emitir brotes y hojas simultáneamente.
También está muy extendido el cultivo de las plantas en el suelo, podando y cortando esquejes para que alcancen la altura deseada, procediendo posteriormente al arranque y trasplante para aclimatarlas a las condiciones de venta.

Sustrato: puede utilizarse una mezcla de turba, tierra vegetal y arena en la proporción 2:1:1.

Riego: durante el período de crecimiento se regará cada 15 días. No tolera los encharcamientos ni los excesos de sequedad. Debe evitarse mojar el follaje para eludir los ataques de hongos foliares.

Fertilización: debe ser constante en la época de crecimiento activo. Se aplicará un abono de equilibrio 3:1:2 en fertirrigación a razón de 150-200 ppm. En invierno se aplicarán abonos foliares con algún quelato de calcio cuando el crecimiento se ralentiza por falta de luz o las bajas temperaturas.

4. PLAGAS, ENFERMEDADES Y FISIOPATIAS.

Ataque de cochinillas. Aparecen hojas con falta de color y con insectos escamosos de color marrón.
Ataque de araña roja. Aparecen hojas amarillas con telarañas en el envés.

Manchas foliares, causadas por los hongos Cercospora, Fusarium y Phytophthora, sobre todo en las partes con bajo contenido en clorofila y por alguna bacteria (Erwinia).

Podredumbres de tallos causadas Erwinia, Fusarium, Rhizoctonia, etc., principalmente durante el enraizamiento. Son efectivos los tratamientos a base de cobre.

Amarilleamiento de las hojas inferiores. Cuando se produce lentamente, se debe al proceso natural de envejecimiento, ya que las drácenas son falsas palmeras que se caracterizan por presentar una corona de hojas en la parte superior, con un tallo desnudo. Este hábito de crecimiento se debe a la limitada vida del follaje expandido, con el consiguiente amarilleamiento de cada hoja y su muerte a los 2 años. Si las hojas se caen rápidamente suele deberse a un exceso de sequedad y calor.
Aparición de hojas descoloridas. Escasez de iluminación. Es conveniente trasladar la maceta a un lugar más iluminado.

Aparición de márgenes y ápices foliares necróticos. La razón más probable es sequedad del aire, ya que la mayoría de las drácenas requieren una humedad ambiental elevada. Es conveniente nebulizar regularmente. Las corrientes de aire frío puede originar un efecto similar, así como un déficit hídrico. Si la causa fuese la sequía a nivel de raíz, aparecerían manchas marrones en las hojas.
Aparición de hojas blandas y rizadas con márgenes necrosados. Las drácenas delicadas mostrarán estos síntomas rápidamente como efecto de las bajas temperaturas.


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.