Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

CORDICEPS MILITARIS, EL ENEMIGO NATURAL DE LA "PROCESIONARIA"

1.- Introducción.
2.- Desarrollo De La "Procesionaria"
3.- Cordiceps Militaris.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para forestales


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de forestales


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de forestales

1. INTRODUCCIÓN.

Durante la primavera podemos ver un gran número de pinos despojados de su cubierta verde, semi-secos y salpicados de grandes copos blancos. Estos copos son los nidos de una oruga conocida con el nombre de "Procesionaria" y es la causante de la defoliación de nuestros pinares.

El nombre común de procesionaria le viene dado por la forma que tienen de desplazarse; lo hacen marchando unas detrás de otras, tocándose, formando grandes filas o procesiones que pueden sobrepasar el centenar de individuos.




2. DESARROLLO DE LA "PROCESIONARIA"

La procesionaria del pino nace de la mariposa Thaumetopoea pityocampa. Esta mariposa con apariencia de polilla, posee un cuerpo rechoncho y una trompa rudimentaria que no le sirve para alimentarse. No come y su única actividad durante los pocos días que tiene de vida consiste en atraer al macho mediante unas sustancias que segrega.

Las orugas están cubiertas de pelos urticantes que desprenden y dispersan cuando son molestadas, produciendo irritación en la piel y mucosas. También producen alergias que en algunas personas sensibles pueden llegar a ser muy graves.

Las larvas cuando salen del huevo, tejen un nido entre las acículas del pino, parecido a una bolsa donde pasan el día, estos nidos están construidos por unos filamentos de seda muy fuertes y resistentes al fuego. Por la noche lo abandonan y salen en busca de alimento que son las partes más tiernas de las acículas y las ramas, al regreso para encontrar el camino de vuelta se guían por un hilo de seda que van dejando en su camino.

Pasan el invierno en estos nidos y a principios de primavera ya adultas, descienden al suelo para enterrarse, se cubren de seda y a los pocos días de enterrarse se encierran dentro de unos capullos en forma de crisálida, de donde, gracias al milagro de la metamorfosis, al cabo de cierto tiempo saldrán nuevas mariposas que volarán para aparearse y depositar los huevos entre las agujas de los pinos, comenzando así un nuevo ciclo.

3. CORDICEPS MILITARIS.

Pero algunas no podrán terminarlo, porque en el bosque acechan unas pequeñas setas con forma claviforme, de 2 a 6 cm de alto que cargadas con millones de esporas surgen del suelo como pequeñas llamaradas.

Estas setas tienen un color rojo amarillento vivo y son la evidencia de que aquí hubo una terrible batalla ya que, a modo de cruces nos señalan un enorme cementerio, porque debajo de cada seta hay enterrado un cadáver de oruga de procesionaria

Y el responsable de estas muertes es nuestro protagonista, el Cordiceps militaris, un hongo Ascomyceto del orden Clavicipales y del género Cordiceps, especie Militaris, un hongo defensor de los pinos, que mata a las crisálidas de la procesionaria y vive parásito sobre ellas.

Cuando las orugas adultas, después de devorarlo todo, bajan de los pinos para enterrarse, son alcanzadas por las esporas de esta pequeña seta que se depositan entre sus pelos urticantes.

Y al enterrarse, cavan su propia tumba pues es entonces cuando las esporas encuentran las condiciones adecuadas para desarrollar su micelio, que extienden en forma de tentáculos sobre el cuerpo de la crisálida, penetrando en ella para absorberle la vida.

Y, más tarde, donde debería nacer una mariposa, brota resplandeciente desde el cadáver enterrado de la crisálida un nuevo Cordiceps militaris cargado de munición para continuar su batalla contra las orugas destructoras de los pinos.


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.