Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DE LA FRESA EN HUELVA SIN BROMURO DE METILO. UNA NUEVA SITUACIÓN

1. Introducción.
2. Alternativas químicas al bromuro de metilo en el cultivo de fresa.
3. La actual práctica de fumigación de suelos en la fresa de Huelva y en la zona de viveros de Castilla y León.
4. Problemas fitosanitarios del suelo.
5. Los rendimientos unitarios (producciones).
6. El nematodo Meloidogyne hapla en el cultivo de la fresa en Huelva.
7. La emergencia del hongo de suelo Macrophomina phaseolina en el cultivo de la fresa en Huelva.
8. La política medioambiental de la Unión Europea respecto a los fumigantes de suelo químicos.
9. Referencias.


1. INTRODUCCIÓN.

De nuevo volvemos a exponer nuestra opinión respecto a la situación planteada al cultivo de la fresa, que a partir de la campaña 2007 no puede disponer del que fue paradigma de los productos fumigantes de suelos agrícolas: el bromuro de metilo (BM).  El Reglamento (CE) 2037/2000, consecuente con el Protocolo de Montreal, prohibió la fabricación y consumo de BM en todo el territorio comunitario. Para el caso de la fresa esa prohibición definitiva se produjo en 2007, por lo que llevamos dos campañas sin la utilización de dicho fumigante agrícola. Por otra parte, para el caso de los viveros de fresa de Castilla y León, esa prohibición se acaba de producir en la actual campaña 2009. Portavoces del sector fresero de Huelva han señalado importantes reducciones de la producción cifradas entre un 15 y un 25% de la cosecha en los tres últimos años como consecuencia de la rápida desaparición del BM, además se ha puesto en duda la eficacia productiva y sanitaria que el sector ha ido poniendo a punto en los últimos años. Los análisis para la situación del viverismo fresero aún no se han iniciado.

 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para frutas


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de frutas


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de frutas

El Grupo de Trabajo, perteneciente al Instituto de Investigación y Formación Agraria, Pesquera, Alimentaria y de la Producción Ecológica (IFAPA) de la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía, viene desarrollando un Proyecto (Convenio) INIA desde 1997 en la búsqueda de soluciones químicas y no químicas, utilizando la colaboración de diversas fincas privadas principalmente de la zona oriental de Huelva (Moguer y Palos de la Frontera). En Huelva se había consolidado (prácticamente en el 100% de la superficie) la inyección bajo lomos acolchados de la mezcla BM:cloropicrina (BM:CP) a dosis de 400 kg · ha-1 durante los meses de Agosto-Septiembre previos a la plantación. Esta práctica de fumigación de suelos se ha considerado excelente; por ello, era razonable pensar en la alta dificultad de encontrar soluciones alternativas técnica y económicamente viables.

2. ALTERNATIVAS QUÍMICAS AL BROMURO DE METILO EN EL CULTIVO DE FRESA.

El Proyecto INIA, ha ensayado entre los años 1997 y 2009 más de 30 nuevas alternativas químicas y no químicas (López-Aranda et al., 2008; Medina et al., 2008); algunas de ellas por primera vez en el mundo y en Europa para el caso de la fresa y viveros de fresa.

Los plaguicidas químicos utilizados en la desinfectación del suelo que se han ensayado pueden agruparse según la opinión pública en tres categorías por orden decreciente de eficiencia agrosanitaria y ‘agresividad’ con el medio ambiente:
    1) Las consideradas de carácter fuerte y más agresivas con el medio ambiente: el propio BM, el 1,3-dicloropropeno (1,3D), la cloropicrina (CP), el ioduro de metilo (IM), el enzone (ENZ), el etildinitrilo (EDN), la acroleina (ACR) y sus mezclas principalmente con CP.
    2) Las de carácter intermedio en agresividad y en respeto al medio ambiente (los llamados generadores de metil-iso-tiocianato): el dazomet (DAZ), el metam sodio (MS) y el metam potasio (MK), y sus mezclas con CP.
    3) Las de carácter más débil y consideradas como más amigables con el medio ambiente: la cianamida cálcica (CC), el dimetildisulfuro (DMDS), el oxido de propileno (PO), las azidas sódicas (SEP), los aceites esenciales (AE), el furfural (FUR) y sus mezclas principalmente con CP.

Si existe alguna solución química viable, ésta debe estar entre los anteriores fumigantes de suelo. Nuestros trabajos (1997-2009) han apuntado claramente hacia la existencia de soluciones viables: como son la mezcla 1,3D:CP, CP sóla y DMDS:CP (las dos primeras plenamente autorizadas en fresa por ahora y la tercera a la espera del registro del DMDS en la UE). De hecho, el sector fresero de Huelva en las campañas sin BM (2007 y 2008) ha aplicado las anteriores formulaciones y otras en la siguiente forma.


3. LA ACTUAL PRÁCTICA DE FUMIGACIÓN DE SUELOS EN LA FRESA DE HUELVA Y EN LA ZONA DE VIVEROS DE CASTILLA Y LEÓN.

El sector fresero de Huelva está resolviendo el problema de la ausencia de BM:CP de la siguiente forma (estas cifras son meras estimaciones sin valor oficial): algo más del 75 % de la superficie es fumigada con 1,3D:CP (Agrocelhone® N y NE y Telopic® y EC); algo más del 12% de la superficie con una mezcla DAZ:1,3D; alrededor del 8 % en forma de CP sóla (Tripicrin® y Agrocelhone® C), completándose con un 2-3% de cultivo fuera de suelo y otros. Las desinfectaciones en lomos de 2º año, realmente peligrosas y aleatorias, que en las campañas de 2006 y 2007 llegaron a ser casi más del 12% de la superficie de cultivo, parecen haberse reducido. No obstante, ante la grave eclosión de la crisis económica, se está valorando de nuevo re-iniciar la práctica de esas desinfectaciones en lomos de 2º año.

El sector viverista, que gozaba de usos críticos de BM hasta 2008, en las 1300 ha plantadas en 2009, ha iniciado por primera vez su historia moderna desinfecciones con las siguientes soluciones químicas: 70% de la superficie de viveros inyectadas con 1,3D:CP (40% Agrocelhone® N y 30% TelopicÒ), 15% de la superficie con la mezcla BM:cloropicrina 50-50 peso/peso, inyectada en el verano de 2008 con los remanentes legalmente existentes de los usos críticos concedidos en ese año; y 15% de la superficie con una muy innovativa solución de inyección de metam sodio (LaisolÒ) con máquinas-prototipos inyectoras tipo Rotatory Spader (ImantsÒ) (García-Sinovas, comunicación personal). Los porcentajes aportados en estos párrafos hay que entenderlos sólo con carácter aproximado y no son cifras oficiales sino aproximaciones realizadas por nuestro propio equipo de trabajo.

4. PROBLEMAS FITOSANITARIOS DEL SUELO.

En estos años hemos ido encontrando los siguientes elementos que afectan al cultivo sin BM en la fresa de Huelva:
    1) Escasa presencia de Phytophthora cactorum y Verticillium dahliae (hongos letales de suelo).
    2) Variable presencia de los géneros del complejo BRR que forman la podredumbre negra de la raíz (Cylindrocarpon, Rhizoctonia, Fussarium, Pythium y Pestalotia).
    3) Presencia del nematodo productor de agallas Meloidogyne hapla. Este hecho ha sido una gran preocupación por nuestra parte y ha llamado la atención a diversos técnicos del sector durante la pasada campaña 2007-2008, por lo que lo trataremos de forma especial.
    4) Desde la campaña 2003-2004 hemos detectado la presencia del hongo de suelo Macrophomina phaseolina.

Todos los anteriores problemas sanitarios unidos a otras causas abióticas han puesto de manifiesto el fenómeno llamado fatiga o cansancio del suelo, principalmente en los testigos sin tratamiento fumigante alguno (UC) y en los tratamientos fumigantes que pertenecían al grupo que hemos llamado de carácter más débil.

5. LOS RENDIMIENTOS UNITARIOS (PRODUCCIONES).

A pesar de todo lo anterior, los rendimientos comerciales siempre han sido óptimos en relación con los estándares de la zona, superando los 950-1000 g · planta-1 para la variedad ‘Camarosa’ en los tratamientos de carácter fuerte e intermedio y sus mezclas con CP; en una situación de cultivo en multitúnel finalizado hacia el 20-25 de mayo de cada campaña. Por lo cuál creemos equivocado afirmar categóricamente que se han producido reducciones de la producción fresera de Huelva cifradas entre un 15 y un 25% de la cosecha en los últimos años, como consecuencia de la rápida desaparición del BM. El mantenimiento de altos rendimientos unitarios puede deducirse con facilidad de la siguiente tabla con datos históricos de 6 años continuados en nuestros trabajos de Malvinas (Palos de la Frontera) y Avitorejo (Moguer).

2003

2004

2005

2006

2007

2008

UC

 890  c

UC

800   c 

UC

704   e

UC

619 f

UC

804   c

UC

821    g

BM:CP

1053 a

BM:CP

1155 ab

BM:CP

979   ab

BM:CP

963 a

BM:CP

1095 ab

BM:CP

1058  bcd

BM:CP*

1036 a

BM:CP*

1165 ab

BM:CP*

989   ab

SEP

736 e

SEP

1059 ab

SEP

986    e

DAZ

1014 ab 

DAZ

1067 b

DAZ

915   bc

DAZ

869 bc

DAZ:1,3D

1031 ab

DAZ:1,3D

1072  bc

DAZ

1025 a

MS:CP

1101 ab 

ENZ

821   cd 

EDN

902 ab

EDN

1125 a

EDN

1044 bcde

1,3D:CP

1059 a

1,3D:CP

1122 ab 

1,3D:CP

1045 a

1,3D:CP

860 bc

1,3D:CP

1062 ab

1,3D:CP

1073 bc

CP

1038 a

CP

1193 a

CP

1027 a

CP

969 a

CP

1120 a

CP

1144 a

DMDS

1000 abc

DMDS:CP

1160 ab

DMDS:CP

1063 a

DMDS

855 bcd

DMDS:CP

1114 ab

DMDS:CP

1095 ab

DMDS

812   cd

CC

814   c

CC

772   de

CC:1,3D

781 de

IM:CP

1025 ab

IM:CP

1023 cde

OP

985   abc 

OP

1123 ab

OP

900   bc

OP

796 cde

AE

862   c

OP:CP

1065 bcd

 

 

 

 

 

 

 

 

IM:CP

1010 b

ACR

999   de

 

 

 

 

 

 

 

 

FUR

888   c

FUR

906   f

BM:CP* = es mezcla 33:67
Estos acrónimos de las soluciones químicas empleadas son explicados en el texto en páginas anteriores

Tabla 1. Producciones comerciales en g · planta-1 en nuestros ensayos con variedad ‘Camarosa’ en cultivo convencional en macrotúneles. Campañas 2003 a 2008.

Los datos en la actual campaña 2009, aún provisionales, avalan para un séptimo año continuado nuestra afirmación. Es decir la producción comercial en gramos de fruto por planta acumulados hasta el 25 de mayo de 2009, en la media de ambas localidades de ensayo, ha resultado ser:

2009

UC

  799        d

BM:CP

1064    ab

SEP

1020    abc

DAZ:1,3D

1060    ab

1,3D:CP inline

1083    a

1,3D:CP inyección

1078    a

CP

1070    ab

DMDS:CP

1094    a

IM:CP

1072    ab

DMDS:MS

  952       c

ACR

  993     bc

FUR

  849        d

Ver acrónimos en páginas anteriores

Tabla 2. Producción comercial total acumulada (g/planta-1) en Campaña 2009.

El mal entendido sobre la disminución de rendimientos de cosecha por causa de la ausencia de BM, puede explicarse además de con los datos de estas Tablas 1 y 2, por el hecho de que las últimas campañas freseras (al menos 2006-2007 y 2007-2008), han sufrido otoños-inviernos suaves que son menos productivos, en general, con producciones más precoces y sin picos de cosecha, mientras que las campañas con otoños-inviernos fríos (como la actual 2008-2009) tienden a ser más productivas y comercialmente más problemáticas con acumulaciones de cosechas. Además, hay que tener en cuenta que nuestro indicador ha sido una variedad muy productiva ‘Camarosa’, que hace algunas campañas representaba más del 80% de la superficie de cultivo de Huelva, cuando en las últimas campañas no ha superado el 55-60% de dicha superficie, siendo sustituida en ese porcentaje diferencial por otras variedades sensiblemente menos productivas.

Finalmente debemos señalar con claridad que los síntomas fitosanitarios que hemos descrito en párrafos anteriores sólo aparecían en la fase final del cultivo (a partir de la segunda semana de Mayo); es decir, como si los posibles daños provocados por los patógenos de suelo citados llegaran tarde y no afectan a los rendimientos y calidad de la cosecha. Este hecho también se ha evidenciado en los controles con BM:CP.

En definitiva, tres elementos preocupantes pueden servirnos como medios de prospectiva (al menos a corto-medio plazo) de lo que puede ser esta nueva era sin BM en el cultivo de la fresa en Huelva y en el resto de Europa: la evolución de las poblaciones del nematodo Meloidogyne hapla; la presencia emergente del hongo de suelo Macrophomina phaseolina en la fase final del ciclo de cultivo; y la política medioambiental de la UE frente a los plaguicidas químicos representada por la plasmación de la Directiva 91/414 CEE que está extrayendo de su Anejo I una gran cantidad de moléculas de plaguicidas agrícolas y por tanto impidiendo su fabricación, formulación y uso en territorio europeo.

6. EL NEMATODO MELOIDOGYNE HAPLA EN EL CULTIVO DE LA FRESA EN HUELVA.

La presencia de M. hapla en el cultivo de la fresa en Huelva siempre fue registrada. Este nematodo puede afectar gravemente a los rendimientos y calidad de la cosecha y es un serio enemigo. La desinfectación anual con BM:CP parecía suficiente para controlarlo sin necesidad de prácticas nematicidas adicionales. En 2007-2008, algunas voces han levantado alarmadas por una posible eclosión de este problema del suelo y se ha podido ligar al efecto de la ausencia de BM en las últimas campañas. Nosotros hemos pensado que relacionar ese posible incremento de las poblaciones de M. hapla con la ausencia de BM:CP podría ser un hecho muy forzado.

Para ello, hemos preguntado a técnicos relevantes expertos en el cultivo de la fresa en Huelva y hemos llegado al convencimiento de que las evidencias de problemas con nematodos en 2007-2008 son pocas y siempre están relacionadas con una mala aplicación en el sistema de goteo de la mezcla 1,3-D:CP y el uso de fumigación en lomos viejos de 2º año. Además, hemos revisado nuestros datos históricos de los últimos 6 años continuados de trabajo con poblaciones de M. hapla en la zona de Malvinas (Palos de la Frontera). Para ello presentamos un dato muy sencillo de observar e interpretar: el Indice de Agallas o Indice de Severidad en raíces a final de cada campaña, empleando la típica escala de 0 (ausencia de ataques) hasta 4 (raíces totalmente atacadas) son los que se aportan en la siguiente Tabla 3.

Digamos que no serían aceptables valores superiores a 1 en la escala. Obsérvese como la evolución y comportamiento de la población de M. hapla es muy distinto según el tratamiento de desinfectación de suelos que se haya realizado. Los datos de esta Tabla avalan la idea de que no se puede afirmar que las poblaciones de M. hapla tienen que subir necesariamente en la nueva situación sin BM:CP, sino que depende de la solución que se aplique, la dosis, la técnica realizada y la sanidad del material vegetal de partida. Para ello y en el caso particular del uso de los fumigantes a través de las cintas de riego por goteo en pre-plantación éste deberá esmerarse al máximo y en el caso de la aplicación de los fumigantes en inyección podría ser necesario en algunos casos recalcitrantes la vuelta a la fumigación del suelo a toda superficie (como era práctica habitual con el BM:CP hace unos años).

2003

2004

2005

2006

2007

2008

UC

0,07

UC

1,97

UC

3,20

UC

1,60

UC

2,13

UC

3,30

BM:CP

0,00

BM:CP

0,17

BM:CP

1,00

BM:CP

0,67

BM:CP

0,07

BM:CP

0,60

BM:CP*

0,27

BM:CP*

0,10

BM:CP*

1,70

SEP

1,80

SEP

1,67

SEP

2,30

DAZ

0,00

DAZ

1,40

DAZ

1,70

DAZ

0,73

DAZ:1,3D

1,00

DAZ:1,3D

0,20

DAZ

1,00

MS:CP

1,07

ENZ

1,90

EDN

0,40

EDN

0,40

EDN

1,20

1,3D:CP

0,00

1,3D:CP

0,00

1,3D:CP

0,30

1,3D:CP

0,00

1,3D:CP

0,20

1,3D:CP

0,20

CP

0,00

CP

0,00

CP

1,70

CP

0,53

CP

0,53

CP

0,60

DMDS

0,00

DMDS:CP

0,00

DMDS:CP

0,00

DMDS

0,07

DMDS:CP

0,67

DMDS:CP

0,50

DMDS

0,00

CC

2,80

CC

2,90

CC:1,3D

0,20

IM:CP

0,13

IM:CP

0,20

OP

0,27

OP

0,70

OP

1,90

OP

0,80

AE

1,13

OP:CP

N.D.

 

 

 

 

 

 

 

 

IM:CP

0,13

ACR

1,90

 

 

 

 

 

 

 

 

FUR

0,87

FUR

2,40

Indice de Severidad: 0 (ausencia de ataques)- 4 (todas las raíces atacadas)
BM:CP* = es mezcla 33:67
Estos acrónimos de las soluciones químicas empleadas son explicados en el texto en páginas anteriores

Tabla 3. Evolución del Indice de Severidad de Meloidogyne hapla entre 2002-2003 y 2007-2008.

7. LA EMERGENCIA DEL HONGO DE SUELO MACROPHOMINA PHASEOLINA EN EL CULTIVO DE LA FRESA EN HUELVA.

La presencia del hongo de suelo Macrophomina phaseolina no había sido nunca registrada en el cultivo de la fresa en Huelva. Sin embargo, es un hongo de suelo polífago con presencia en gran cantidad de huéspedes. Por razones que desconocemos comienza a detectarse de forma reciente y creciente en el cultivo de la fresa; se reportó en 2005 en Florida e Israel (Merteley et al., 2005; Zveibil y Freeman, 2005), posteriormente en Huelva (Avilés et al., 2008) y recientemente en California (Olsen, Daugovish, comunicación personal). No obstante ya había sido citado casi imperceptiblemente en Francia, India y Egipto (Mass, 1998). En España, como hemos indicado, no estaba descrito en fresa pero sí en otros huéspedes, como girasol, soja y distintas especies de leguminosas y curcubitáceas (De Andrés et al., 2000). J. Bascón del Servicio de Sanidad Vegetal de la Delegación Provincial de Agricultura y Pesca de Huelva lo reportó por primera vez en nuestros ensayos sobre alternativas al BM en la campaña 2003-2004. El ataque de este hongo es más severo en plantas sometidas a estrés termohídrico, causado por ambientes desfavorables (demasiado calor y fallos en el sistema de riego). Estas situaciones desfavorables, de forma continuada, difícilmente se dan en las condiciones de cultivo de la fresa Huelva. Por ello, la enfermedad ha podido permanecer silenciada hasta esas detecciones de J. Bascón en 2003-2004. Se ha sugerido que podría tratarse de una enfermedad emergente en el cultivo de la fresa como consecuencia de la nueva situación sin BM en Florida (Merteley et al., 2005) y en California (Olsen, comunicación personal), precisamente en ambas zonas en las que los usos críticos de BM aún permanecen y por tanto aún siguen utilizando masivamente la mezcla de BM:CP. Este último autor ha señalado recientemente que esta enfermedad podría afectar hasta al 33% de la superficie cultivada de fresa en California (en los condados de San Luis Obispo, Santa Bárbara, Ventura y Orange).

Para el caso de la fresa de Huelva que es el que nos preocupa, hemos intentado estudiar esta nueva situación y su conexión con la reciente retirada de la mezcla BM:CP en la práctica de la desinfectación de suelos en la zona. Hemos podido constatar que la presencia de muestras con la enfermedad en los análisis realizados en Huelva es creciente y alarmante (Bascón, 2008) en diversas variedades y zonas de cultivo; dicho autor cree que se está ante una enfermedad que puede ser problemática en primaveras cálidas y poco lluviosas ligándola a la ausencia de BM, aunque al igual que hemos indicado para las observaciones de Florida y California, al menos en 2004, 2005 y 2006 aún era masivo el uso de la mezcla BM:CP en nuestra zona. Es cierto que en algunas explotaciones freseras de Huelva se observan en algunas explotaciones mayores mortandades principalmente en zonas de mayor estrés hídrico por mayor ineficiencia del riego (cabeceras y finales de lomos de cultivo) y en las partes finales del ciclo de cultivo con mayores temperaturas (Mayo-Junio). Nuestras indagaciones han llegado a las siguientes conclusiones: no sabemos el porqué de la eclosión de esta enfermedad emergente, no sabemos si está ligada a la ausencia de BM:CP en la fumigación de suelos; pero nuestros datos apuntan a una concentración de los síntomas de la enfermedad muy tardíos (a partir de mediados de Mayo) cuando ya no tiene efecto sobre la cantidad y calidad de cosecha; la biología y persistencia del hongo se basa en la producción de microesclerocios tan resistentes en el suelo que hacen al BM impotente para controlarlo (France, comunicación personal), por lo que dudamos que su eclosión esté relacionada con la retirada del BM. Aunque es cierto que en nuestros trabajos, desde 2003-2004 y hasta la actualidad, las plantas con síntomas han pertenecido normalmente a las parcelas UC (no tratadas) o con tratamientos de los que hemos llamado de carácter débil. Creemos, finalmente, que es un nuevo problema sanitario del cultivo de la fresa, no ligado a la retirada del BM, creciente en años de desequilibrio hídrico y de primaveras especialmente calurosas y puede ser controlada con las alternativas químicas más eficientes: 1,3D:CP, CP y DMDS:CP. ¿Podría ser una manifestación concreta en este cultivo del cambio climático?

8. LA POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL DE LA UNIÓN EUROPEA RESPECTO A LOS FUMIGANTES DE SUELO QUÍMICOS.

Hemos repasado en este artículo cómo ya existen y se aplican masivamente en la fresa de Huelva algunas alternativas bien conocidas, autorizadas provisionalmente en España: como es el caso del 1,3D:CP (Agrocelhone®, Telopic®) o la CP sola (Tripicrin®, Agrocelhone® C). O bien el caso de una posible aplicación exitosa de MS con nuevas técnicas de inyección (como es el caso de la máquina inyectora Rotatory Spader en la zona de viveros de fresa en la actual campaña 2009).

Desde el punto de vista del compromiso con el Protocolo de Montreal el problema estaría suficientemente resuelto, porque esas soluciones alternativas al BM:CP son técnica y económicamente viables y no afectan en perjuicio de la capa de ozono estratoférica. Sin embargo, el verdadero problema de la nueva era sin BM creemos que no es la desaparición de este biocida sino su coincidencia en el tiempo con la puesta en práctica del contenido de la Directiva 91/414 CEE que está excluyendo de su Anejo I precisamente los fumigantes que son verdaderas alternativas globales al uso del BM; es decir el 1,3D, CP, MS y el Dazomet. Ello implica que el uso de las llamadas soluciones de carácter más fuerte podría verse abocado a la desaparición en el corto plazo. También están en serio peligro los llamados generadores de metil-iso-tiocianato,  particularmente el que era nada sospechoso metan sodio (MS); para la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) existen probabilidades de riesgo para la salud humana por ciertas impurezas que pueden producirse en el proceso de síntesis (Garriga, comunicación personal). Si esto terminara confirmándose sería un golpe muy duro para la esperanza de la utilización de la maquinaria moderna que está desarrollando para mejorar la eficiencia de la inyección de fumigantes de suelo, como la que hemos citado en párrafos anteriores.

Esta Directiva que llegará a convertirse en Reglamento de obligado cumplimiento en el territorio de la UE es un plus de complicación añadida para la agricultura mediterránea comunitaria y puede afectar significativamente la solución del problema que venimos abordando. Sin embargo, aún queda la posibilidad de la reconsideración del uso futuro de estas moléculas ya que se están tratando de conseguir nuevos registros de las mismas. Para ello, creemos que es vital una sabia y comprensiva actuación de las autoridades españolas de Agricultura (MARM) en sus relaciones con los poderes de la UE. Ahora más que nunca en esta nueva situación doblemente regida por la política medioambiental comunitaria a través de instrumentos como el Reglamento (CE) 2037/2000 y el desarrollo de la Directiva 91/414, es exigible la mayor unidad y solidaridad entre los sectores implicados en el problema: agricultores freseros, viveristas, aplicadores, industria química e investigadores.

Sin embargo, algunas decisiones tomadas por la UE en Marzo de 2009 no han sido alentadoras, por ejemplo la no concesión de un plazo de gracia de 18 meses solicitado por los propietarios de la molécula 1,3D para consentir su uso pacífico mientras se dilucida el nuevo expediente para su posible inclusión en el Anejo I de la citada Directiva (De Luna, comunicación personal). Ello ha provocado que los países de agricultura mediterránea en la UE, España, Italia, Francia, Grecia, Portugal, Malta y Chipre, hayan tenido que tomar medidas de emergencia, en 2009, para el uso pacífico del 1,3D por períodos limitados de 120 días en los sectores afectados. Recientemente, a petición de las Comunidades Autónomas implicadas en los cultivos de hortícolas, patata, flor y fresa, el MARM, a través de su órgano competente (Dirección General de Recursos Agrícolas y Ganaderos) ha promulgado una resolución de autorización excepcional para la comercialización de productos con 1,3D, durante los 120 días que transcurren desde el 1 de junio al 30 de septiembre de 2009. Por motivos de emergencia la práctica mayoritaria de la desinfectación del suelo en el verano de 2009 para la campaña fresera 2009-2010 está salvada, pero ¿se podrá mantener mucho tiempo esta situación tan drástica?. Por ello, es necesario seguir explorando otras opciones alternativas a las alternativas químicas al BM. Se hace necesario, por puro sentido común, desarrollar/demostrar soluciones no químicas para el cultivo de la fresa. Para ello, ofrecemos nuestra sencilla tecnología de bio-solarización que tenemos puesta a punto y funcionando a escala real hace más de diez años en nuestra Finca Experimental ‘El Cebollar’ IFAPA (Moguer, Huelva), con excelentísimos resultados productivos y sanitarios (Medina et al., 2008).

Figura 1. Tratamientos con Yoduro de metilo + Cloropicrina.

Figura 2. Tratamientos con Oxido de propileno + Cloropicrina.

Figura 3. Tratamientos con DMDS + Cloropicrina.

Figura 4. Tratamientos con
Acroleina.

 

Figura 5. Cabellera radicular de fresa con nódulos (agallas) de Meloidogyne hapla.

Figura 6. Ataques de Macrophomina phaseolina.

 

9. REFERENCIAS.

Avilés et al. 2008. First report of Macrophomina phaseolina causing crown and root rot of strawberry in Spain. Plant Pathology 57 (2), 382.
Bascón, J. 2008. Aumento de la incidencia de Macrophomina phaseolina (Tassi) Goidanich en fresa en la provincia de Huelva. XXIV Reunión del Grupo de Trabajo de Laboratorios y Prospecciones Fitosanitarias, Albacete, 4 al 7 de noviembre 2008. 5pp.
De Andrés et al. 2000. Patógenos de plantas descritos en España. Ed. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Madrid.
López-Aranda et al. 2008. Chemical Alternatives to Methyl Bromide for Strawberry in the Area of Huelva (Spain): 2002-2007 Results. VI International Strawberry Symposium ISHS 2008. Book of Abstracts. ID: 909.pp.81.
Mass, J. L., 1998. Compendium of strawberry diseases. 2 ª ed. APS Press, S. Paul, Minn.
Medina et al. 2008. Non-chemical Alternatives to Methyl Bromide for Strawberry: Biosolarization as Case-study in Huelva (Spain). VI International Strawberry Symposium ISHS 2008. Book of Abstracts. ID: 910.pp.237.
Merteley et al. 2005. First report of Macrophomina phaseolina causing a crown rot of strawberry in Florida. Plant Dis. 89, 434.
Zveibil, A. and Freeman, S., 2005. First report of crown and root rot in strawberry caused by Macrophomina phaseolina in Israel. Plant Dis. 89, 1014.

J. M. López Aranda, L. Miranda Enamorado, P. Domínguez, C. Soria y J. J. Medina Mínguez
IFAPA, Consejería de Agricultura y Pesca (CAP), Junta de Andalucía
Miembros de los Proyectos INIA sobre alternativa al BM en fresa (1997-2009).

 


Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.