Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

Actinidia arguta (Kiwiño)

1. Taxonomía y morfología.
2. Necesidades agroclimáticas.
3. Labores culturales.
4. Cultivares.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para frutas


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de frutas


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de frutas

1. TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA

Actinidia arguta pertenece a la familia Actinidaceae, se describe como una liana fructífera, muy vigorosa y dioica.

Como consecuencia de su condición de planta dioica para obtener buena fructificación es necesario asegurar una buena polinización cruzada intercalando en la plantación un cierto número de plantas estaminíferas entre las pistilíferas, productoras de frutos (una planta estaminífera por cada 6-8 pistiliferas).

Las ramas de esta planta son delgadas, de color pardo rojizo y presentan tendencia a enroscarse por sus extremos que hacen función prensil.

Las hojas son simples, de color verde brillante y  forma elíptico-ovalada con la parte terminal acuminada y subcordada en la base; el margen es ligeramente dentado y, a pesar de ser más pequeñas (8-12 cm de largo) que en  A. deliciosa, componen una vegetación muy densa que produce túneles oscuros en plena vegetación.

Figura 1. Actinidia arguta "Kiwiño".
 

Las flores tienen 2 cm de diámetro, cinco pétalos y cinco sépalos, ovario súpero y gran número de estambres; son olorosas y de color blanco.

El fruto es una baya de piel fina, lisa, suave,  sin pelo y cilindriforme, cuyo tamaño oscila entre 20-30 mm de largo y 20-25 mm de diámetro mayor. El peso varía entre ocho y diez gramos. La piel adquiere diferentes tonalidades de color, desde el verde claro al oscuro y, en algún caso adquieren tonalidad rojiza o pardo-rojiza, es muy fina y no es necesario eliminarla para consumirlo.



La pulpa es de color verde intenso con una pequeña columnela interior de color blanco y numerosas semillas muy pequeñas que prácticamente no se notan al comerlo, su sabor es muy delicado jugoso y azucarado. La maduración de cada cultivar es escalonada, pero todos ellos maduran antes que los cultivares de Actinidia deliciosa; la época de cosecha ve desde finales de agosto hasta principios de octubre, (hemsiferio norte) con ligeras oscilaciones según las variedades.

En cuanto a sus características organolépticas presenta un alto contenido en vitamina C (210 mg/100 g de pulpa) junto con unos niveles de azúcar, calcio y fósforo muy relevantes. Tanto para su consumo en fresco como para transformación, se aprovecha todo el  fruto, no es necesario eliminar la piel ni las semillas.

Figura 2. Detalle de los frutos de distintos cultivares de Actinida arguta.

2. NECESIDADES AGROCLIMÁTICAS

Su origen se sitúa en Asia Oriental y, actualmente, se cultiva a pequeña escala en países como Italia, Rusia, Japón, China, Canadá, Francia, Nueva Zelanda y  Estados Unidos.

Es una planta muy rústica que se adapta muy bien a condiciones ambientales climáticamente diferentes y resiste temperaturas invernales muy bajas (-30ºC), aunque soporta mal las variaciones drásticas de temperatura en primavera y otoño. Es particularmente sensible a las heladas de primavera, que pueden dañar los capullos aún en crecimiento produciendo aborto de capullos y las consecuentes pérdidas de cosecha.

El suelo que requiere es profundo, rico en materia orgánica y bien drenado, aunque tolera  suelos poco fértiles. El viento es un factor que limita su cultivo, de ahí la necesidad de establecer barreras protectoras.

3. LABORES CULTURALES

Cultivo: del mismo modo que A. deliciosa, necesita un sistema de conducción adecuado que puede ser pérgola, T-bar o emparrado. Es recomendable realizar las instalaciones de postes, alambrado y de riego antes de efectuar la plantación.

Figura 3. Detalle del "entutorado" de las plantas de kiwiño en T-bar.
Figura 4. Plantas de Actinidia arguta "Kiwiño", "entutoradas" en T-bar.
Figura 5. Plantas de Actinidia arguta “Ananasnaja”, "entutoradas" en T-bar.

La plantación se efectúa a finales de invierno o en otoño (hemisferio norte) se aconseja un marco de plantación de 4-5 metros entre filas y de 3 a 4 metros en la misma fila. Si las plantas se mantienen en maceta puede efectuarse también durante el verano, asegurando un sistema de riego que aporte el agua y humedad diaria, impidiendo así, la muerte por deshidratación.

Poda de verano: consiste en eliminar y controlar el crecimiento de las ramas cuando comienzan a enroscarse para evitar el enmarañamiento de la planta. Son plantas muy vigorosas por lo que cuando durante el verano brote y se forme un excesivo número de ramas jóvenes, deberán eliminarse las que estén en exceso, un buen criterio es dejar ramas nuevas a distancias de 20 cm entre ellas. Los brotes productoras de crecimiento ilimitado deberán podarse a partir de la 2-3 hoja después del último fruto cuajado, esta poda se realizará inmediatamente después del cuajado de los frutos.

Poda de invierno: dependerá del sistema de conducción elegido y de la densidad de plantación. En general se eliminarán todas las ramas del año de crecimiento erectas y de gran vigor (chupones)  que broten del tronco (B’) o de la base de las ramas principales (B).

Las ramas de dos años que ya han producido (A) se eliminan a ras de la base de la primera rama de un año, de vigor medio, que entrará en producción en la siguiente temporada. En total se dejarán unas 20 ramas productivas (C), 10 a cada lado de la planta, lo mejor repartidas y distribuidas posible. Estas ramas se despuntarán y se dejará un máximo de 20-30 yemas por rama; a continuación se curvarán y amarrarán a los alambres de la estructura.

Figura 6. Poda de invierno eliminando las ramas que ya produjeron, el exceso de la longitud de las ramas productivas del siguiente año y las ramas mal situadas o las que están muy juntas.

Propagación: la multiplicación de esta especie es bastante sencilla, los métodos más recomendables son el estaquillado y el injerto sobre plantas obtenidas de semillas.

4. CULTIVARES

Los cultivares femeninos más difundidos son Ananasnaja, Jumbo verde, Micros, Meader y 74-49 de fruto color verde exterior; Red beauty y Rossana de color rojizo. En la Estación Fitopatoloxía do Areeiro se selecciono, en el año 2000, por su producción y calidad de fruto una planta que se conoce con el nombre de kiwiño y que actualmente es reproducida por los viveros de la provincia.

No se han seleccionado cultivares masculinos específicos, se utilizan machos obtenidos de semilla. Está en estudio la selección de cultivares hermafroditas (como Issai).

Figura 7. Actinidiia arguta “Kiwiño”.
Figura 8. Actinida arguta “Ananasnaja”.
Figura 9. Actinidia arguta “Larger”.
Figura 10. Actinidia arguta “Meader”.

 

AUTOR:
Carmen Salinero Corral.
Diputación de Pontevedra. Estación Fitopatolóxica do Areeiro.

Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.