Síguenos  
Toda la Agricultura en Internet
Empresas Compraventa Noticias Precios Agrícolas  Cursos Tienda On Line Vídeos Fotos Diccionario Foro  Recomendar Infoagro

EL CULTIVO DE LA CHUFA (1ª parte)
The tiger nut growing

1.Antecedentes
2.La Planta Y El Medio
3.Material Vegetal
4.Fertilización.
5.Alternativa.

6.Riegos.
7.Plagas.


 
  Enviar a un Amigo
Corregir / Sugerir
Imprimir
Enviar
Tu Nombre
E-Mail destinatario
¿Algún comentario?

Corregir/Sugerir
¿Cuál es el error, o sugerencia?


 Cursos On Line
Cursos para profesionales, estudiantes y titulados

 
 Medidores para herbáceos


 Anuncios Gratuitos
Anuncios clasificados de compra-venta de herbáceos


 Mercados
Mercados nacionales e internacionales de herbáceos

1.ANTECEDENTES. 

La chufa se cultiva exclusivamente en Valencia, en la comarca de I'Horta Nord, donde presenta una larga tradición. La serie histórica de la superficie dedicada a este cultivo es la siguiente: 

AÑOS SUPERFICIE (Has)
1960 180
1970 350
1980 1.018
1985 642
1989 574

La chufa se utiliza principalmente para la elaboración de un refresco de color crema y aspecto lechoso, de sabor agradable y aroma típico llamado horchata (del latín ordeum).

Los municipios donde se dedica mayor superficie a su cultivo son Alboraia, Almàssera, València (Benimaclet, Borbotó, Carpesa, Poble Nou) y Tavernes Blanques, y menor superficie, Alfara del Patriarca, Bonrepós i Mmirambell, Albalat dels Sorells, Godella, Meliana y Vinalesa, siendo anecdótica su producción en otros térmicos municipales de la misma comarca o en I'Horta Sud.


2. LA PLANTA Y EL MEDIO.

2.1.Características agronómicas y botánicas. 

La chufa (Cyperus esculentus, L. familia Cyperáceas) es una planta vivaz de hojas en roseta, paralelinervias, opuestas, envolventes, de 40-50 centímetros de longitud y ásperas al tacto y de color verde oscuro, brillante en el haz y mate en el envés. El tallo presenta sección triangular, macizo, liso y sin nudos.

Las flores son aclamídeas, de tamaño pequeño (6-12mm) y muy rudimentarias. Se agrupan en espigas de color dorado rojizo. Normalmente varias espigas se articulan en un mismo punto. La fructificación es en aquenio, aunque ésta normalmente no se produce en la Comunidad Valenciana por falta de temperaturas suficientemente altas.

Posee un sistema radicular rizomático del que parten raicillas en cuyos extremos se forman los tubérculos (chufas) por los que se cultiva. Éstos son más o menos redondeados, poseen una serie de anillos transversales y están provistos de hojitas escamiformes o catáfilos. Los tubérculos pueden ser redondeados o alargados, algo comprimidos por un costado y ligeramente arqueados, más anchos por uno de sus extremos (de 10-25 mm de longitud y de 8-10 mm de anchura). La piel presenta un color marrón que puede llegar a ser más oscuro si la recolección se realiza muy tardíamente o si el suelo es de color muy oscuro, también a medida que el tubérculo se seca y se alarga su almacenamiento, oscurece su color externo. La pulpa del tubérculo es de color amarillento cuando está seco y blanco lechoso cundo se pone varias horas en maceración. El peso medio de los tubérculos es aproximadamente 0'4gr. La comestibilidad y sabor característicos del tubérculo se adquieren después de secado, cuando parte del almidón se ha transformado en azúcar. 

2.2.Ecologia

2.2.1.Climatologia

Dentro de las exigencias ambientales, las climáticas no son tan limitantes para el cultivo como las edáficas, ya que, en general, en climas cálidos, con temperaturas medias elevadas (13 a 25 grados C) y un período de 4-5 meses libres de heladas, la planta puede completar su ciclo vegetativo sin el menor problema.
La temperatura mínima para la brotación del tubérculo está alrededor de los 12 grados C, que en nuestra zona se dan a partir de los meses de marzo-abril.

La aparición del espigón floral detiene el crecimiento, y ocurre cuando el fotoperiodo es de 12-14 horas de iluminación, con temperaturas máximas superiores a 28 grados C. Por ello, cuando más largo sea el plazo transcurrido entre la plantación y la floración, mayor será el ahijado y el rendimiento potencial del cultivo. Por tanto, los climas extremos en los que la planta florece precozmente no son adecuados; en cambio, las zonas bien soleadas próximas al mar (que actúa como un regulador de la temperatura) son las más propicias. Este microclima sin grandes oscilaciones de temperatura retrasa también la aparición del agostado y favorece el engorde de los tubérculos.
Las necesidades de agua son muy elevadas y el crecimiento se ve favorecido por una humedad ambiental alta.

En Valencia la humedad ambiental la proporciona la proximidad al mar, ya que no la pluviometría de la zona, que es muy baja ((420 mm anuales). La humedad del suelo se consigue mediante riegos continuados y abundantes (600-700 m3/Ha y semana). 
Las mayores necesidades hídricas se producen (como es lógico) en los meses de julio y agosto, que son a su vez los de menor pluviometría (8-22 mm) y temperaturas más altas (24-25º C) 

Las lluvias intensas y los vientos fuertes son perjudiciales al cultivo en el periodo de plena vegetación, ya que favorecen el encarnado precoz.
Las lluvias de octubre y noviembre no perjudican a la calidad, pues al tratarse, como después veremos, de suelos arenosos muy permeables, sólo ocasiona un retraso en la fecha de recolección.

2.2.2.Edafología

El cultivo de la chufa sólo puede realizarse en suelos de unas características especiales, si se pretende obtener una producción de calidad. 

Los suelos adecuados para el cultivo de la chufa han de ser sueltos, pues la recolección ha de realizarse tamizando un espesor de suelo de 15-20 cm de profundidad donde se encuentra el tubérculo y si se tamiza en suelos fuertes, el tubérculo sale bastante sucio de tierra, lo que encarece notablemente el lavado. Además, en los suelos sueltos, franco-arenosos, es donde la chufa adquiere una mayor calidad, sabor más dulce e intenso, piel más fina, ausencia de raíces que la deprecien (chufa peluda) y tamaño más grande y uniforme. 

En los suelos arcillosos, auque algunos tubérculos puedan alcanzar inclusive mayor calibre que en los suelos arenosos, su tamaño medio es inferior. Además, presentan mayor cantidad de raíces, su piel es más basta y son menos sabrosos. Pero el principal problema de los suelos arcillosos se presenta en la recolección, ya que se forman terrones o pellas dentro de las cuales pueden haber chufas. En estas circunstancias el transporte se encarece tanto, por tener que transportar un volumen de suelo 3 ó 4 veces mayor, como en la operación de lavado, para separar la chufa de la tierra. 

En suelos totalmente arenosos, auque son pobres y retienen poco la humedad, también se pueden cultivar chufas. Sin embargo, la arena debe ser de grano fino, libre de sanidad y bien oreada.

De todo lo expuesto anteriormente se deduce que los suelos han de tener una textura especial para poder dedicarnos a este cultivo. Cuando no ocurre esto el rendimiento agrícola desciende notablemente y la calidad de los tubérculos también, presentando tejidos suberificados ("corcho") que disminuyen rendimientos en la elaboración de la horchata, y no dan el sabor dulce y específico de esta bebida.
Otros caracteres que deben reunir los suelos son los siguientes: tener un buen drenaje, nivelación, limpios de restos vegetales y piedras abundantes en materia orgánica y no salinos

3. MATERIAL VEGETAL.

3.1.Variedades

En el cultivo de la chufa, los agricultores clasifican a los tubérculos en función de su forma, distinguiendo el tipo "Ametlla" (de forma aproximadamente esférica), presentando una anchura mayor que su longitud, y los del tipo "Llargueta" presentan una longitud mayor que su anchura.
Puede afirmarse que en las poblaciones valencianas de chufa a la hora de sembrar van encaminadas hacia el tipo "Ametlla".
Sembrando tubérculos del tipo "Ametlla" los resultados en la recolección son bastante impredecibles, ya que se obtienen tanto de un tipo como del otro. En cuanto a las características que debe reunir una variedad de chufas, son las siguientes:

4. FERTILIZACIÓN.

La chufa es un cultivo esquilmante para el terreno, y por ello debe mantenerse su fertilidad mediante el abonado. El suelo franco-arenoso en que se desarrolla el cultivo y la gran cantidad de riegos que se practican producen una lixiviación intensa de los elementos fertilizantes, en especial del nitrógeno. Además, la planta extrae en cada cosecha cantidades importantes de nitrógeno, fósforo y potasio que deben ser restituidos si no queremos empobrecer el suelo paulatinamente y obtener tubérculos malformados o desarrollos vegetativos de la planta realmente pobres.
Por todo ello, es necesario realizar un abonado suficiente y de forma adecuada a las necesidades de la planta.
Las aplicaciones de abonos orgánicos, sobre todo procedentes de estiércol de vacuno o cerdo con cama de arena, son muy necesarias en este cultivo.
El peligro del encamado precoz de la planta reduce las posibilidades de realizar un abono mineral intenso, sobre todo nitrogenado.
El cultivo precedente al de la chufa condiciona el abonado aconsejable, que debe ser menos cuantioso cuando sucede a la patata temprana, pues este cultivo es fertilizado intensamente.

5. ALTERNATIVA. 

Los criterios que deben considerarse en el momento de plantear una rotación de cultivos, considerando entre ellos a la chufa, son:

- La chufa se cultiva habitualmente como segunda cosecha, tras de otra hortaliza. Aquellos cultivos que permitan adelantar la fecha de siembra de la chufa serán muy adecuados, ya que después de ellos dará un mayor rendimiento (col, lechuga, escarola, etc). La alternativa más frecuente sitúa la chufa detrás de la patata temprana. Aunque en los últimos años, con la aparición de variedades híbridas de cebolla de ciclo más corto, se han convertido con frecuencia en el cultivo precedente.

- Son cultivos adecuados para la chufa aquellos que dejan el suelo limpio de malas hierbas, ya que éstas compiten mucho con la chufa en los primeros estadios vegetativos (Ej.: alcachofa, cacahuete...). El problema se resuelve con la aplicación de herbicidas.

Los inconvenientes de la chufa como alternativa son: 

A. Inconvenientes del cultivo de la chufa. 

- Presenta problemas en el cultivo siguiente porque los tubérculos se quedan en el suelo al realizarse la recolección y rebrotan posteriormente. 
- Es un cultivo esquilmante, pues agota las reservas fertilizantes del suelo y en especial de materia orgánica. 
- La planta presenta un abundante sistema radicular muy superficial que compite normalmente con cualquier especie hortícila.

 B. Inconvenientes de la repetición del cultivo.

- Presente fuertes ataques de Bactra lanceslana (barrenador) que parasita casi exclusivamente al género "Cyperus".
- Disminución de rendimiento y tamaño del tubérculo, amarilleamiento de la vegetación y aparición de floraciones anticipadas fuera de la época normal de floración.



Página 1 de 2
Siguiente página



Síguenos en

PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.