Toda la Agricultura en Internet

    Secciones
Noticias

Portada

| España | Internacional  
 

Sudáfrica
Conferencia Euromediterranea 2005
Conferencia Euromediterranea 2005: Declaración de los representantes de las organizaciones agrarias europeas del area mediterránea
ASAJA reunió el pasado sábado en Barcelona a los representantes de las organizaciones agrarias europeas en una jornada internacional previa a la Conferencia Euromediterránea
29/11/2005 -





La Conferencia, que comenzó ayer en la ciudad condal, tiene como objetivo relanzar las negociaciones de la llamada Declaración de Barcelona de 1995 para lograr la creación de un Espacio Euromediterráneo de Libre Comercio.

La jornada, que tuvo lugar el sábado, tenía como objetivo analizar y profundizar en el estado de las negociaciones para la creación de un Espacio Euromediterráneo de Libre Comercio, iniciado por la UE y los países ribereños en 1995 en Barcelona, y ver, asimismo, las prioridades del Gobierno español y hacer llegar las conclusiones sobre su repercusión en las producciones agrarias.

La jornada fue presentada por Rosa Pruna, presidenta de ASAJA-Barcelona, organización que ha sido la coordinadora del acto.

Participaron expertos en comercio internacional, tanto de la Comisión Europea, como del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. Asimismo, estuvieron representados los productores comunitarios de Francia, Italia y España a través de sus principales organizaciones agrarias: el director del Área Mediterránea del FNSEA (Francia), Jerome Desfey; el director Internacional de COLDIRETTI (Italia), Mauricio Reale, y el presidente del Grupo de Hortalizas de ASAJA, Francisco Vargas.

Todos ellos aportaron la visión de los diferentes países de la UE respecto a las relaciones comerciales en el ámbito euromediterráneo y participaron del debate en una Mesa-Coloquio moderada por el vicepresidente nacional de ASAJA y responsable de la Sectorial de Frutas y Hortalizas, Cristóbal Aguado.

El presidente de ASAJA, Pedro Barato, clausuró la jornada presentando las conclusiones de la misma en la siguiente declaración:


- Los agricultores europeos apoyan firmemente los objetivos que se pretenden de reforzar la paz y la estabilidad de la región mediterránea, así como de favorecer un reequilibrio de las relaciones con los países vecinos, y en especial en el arco mediterráneo. En este sentido, unos intercambios comerciales fluidos y bien ordenados pueden constituir una herramienta útil para alcanzar estos objetivos.

- No obstante, este objetivo no debe alcanzarse a costa de causar perjuicios notorios a los productores europeos de cultivos mediterráneos, por lo que este proceso debe ser bien tutelado con el fin de alcanzar un acuerdo equilibrado para los intereses de los productores a ambos lados del mediterráneo.

- En este sentido, los negociadores han de tener en cuenta diversos factores a la hora de presentar sus propuestas; entre otros, las previsibles reformas de sectores tan importantes como son las frutas y hortalizas o el sector vitivinícola, las negociaciones en curso en el seno de la Ronda del Desarrollo de la OMC, las diferencias salariales y socio-laborales de los agricultores y sus familias, los requisitos en materia de trazabilidad, de medioambiente, de higiene, de seguridad alimentaria o las oportunidades para avanzar en materia de garantías de autoabastecimiento

- La normativa europea en materia sanitaria, fitosanitaria y veterinaria, con unos requisitos obligatorios muy estrictos debe tener su equivalente en las producciones y explotaciones del otro lado del Mediterráneo, como única medida de garantizar la seguridad de las importaciones y evitar al máximo cualquier crisis alimentaria o fitosanitaria. A tal efecto, se deberían establecer las inspecciones en origen.

- En materia de calidad de los productos y acceso a los mercados, los intercambios de productos agrarios han de respetar las Denominaciones de Origen e Identificaciones Geográficas que protegen los consumidores y a los productos de calidad de la competencia de productos realizados sin cumplir los más altos requisitos de calidad, que los hacen acreedores de reconocido prestigio a nivel mundial.

- Si bien la pretensión de la Comisión Europea es alcanzar un acuerdo para crear una zona de libre comercio euro mediterránea sobre la formula de la Declaración de Barcelona de 2005, también se reconoce la posibilidad de incluir un limitado numero de excepción a la liberalización total, tanto en productos sensibles, como en cuanto a países afectados, así como en el periodo transitorio a aplicar. En este sentido, es prioritario garantizar la total transparencia en los intercambios evitando importaciones de países terceros que podrían utilizar los países mediterráneos como plataforma para evadir aranceles que serian de aplicación.

- El desarrollo de los pueblos viene íntimamente ligado a su capacidad de lograr un razonable grado de autoabastecimiento que garantice su independencia en exclusiva de las importaciones. Es por tanto importante que en el marco del acuerdo de las negociaciones se tenga presente este apartado y no se produzca el indeseable “monocultivo”, que tan nefastas consecuencias han provocado en otros países.

- La liberalización de los mercados constituye una herramienta para lograr los verdaderos objetivos que no son otros que afianzar la paz y la estabilidad de las regiones mediterráneas, así como incrementar el desarrollo de sus pobladores. Por tanto, cualquier avance en materia de intercambios agroalimentarios debe ir acompañado necesariamente de aproximaciones significativas a las medias europeas en materia salarial y sociolaboral, en condiciones de trabajo y en especial en cuanto a las mujeres y niños, higiene, respeto medioambiental y bienestar animal

- El Acuerdo debe poner las herramientas oportunas para asegurar que los beneficios derivados de la liberalización del comercio Euromediterráneo cumplan los objetivos anteriormente indicados y evitar que estos beneficios recaigan en unas solas pocas manos que, a menudo, se aprovechan de estas malas condiciones de trabajo para obtener una mayor rentabilidad de sus exportaciones.

- Por último, los representantes de las organizaciones agrarias europeas del arco mediterráneo se ofrecen a sus colegas vecinos para colaborar con ellos en todos los aspectos que redundan en beneficios de la agricultura mediterránea, aportando su experiencia y conocimiento, tanto en lo relativo a la aplicación de la PAC, de sus mecanismos y sus requisitos de producción, como en materia de asociacionismo y defensa de los agricultores y ganaderos.






TAMBIÉN EN INFOAGRO.COM...

CURSOS On Line Agricultura
www.infoagro.com/cursos
 
TIENDA On Line Agricultura
www.infoagro.com/tienda
 
EMPRESAS agrícolas
www.infoagro.com/empresas
 
VÍDEOS de agricultura
www.infoagro.com/video
 
COMPRAVENTA
www.infoagro.com/compraventa
 
PRECIOS de frutas y hortalizas
www.infoagro.com/precios
 




 

 

BUSCADOR DE NOTICIAS











































PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.