Toda la Agricultura en Internet

    Secciones
Noticias

Portada

| España | Internacional  
 

Chile
Productos orgánicos
¿Son tan verdes los productos orgánicos ?
Si bien se enmarcan dentro de una tendencia de cuidado al medio ambiente y la salud, hay estudios que señalan que podrían resultar incluso más perjudiciales
31/07/2008 El Mercurio





A pesar de que los productos orgánicos son los únicos que experimentan un crecimiento sostenido dentro de la industria de los alimentos, el ambiente para ellos ya no está tan despejado. Aunque aún despacio, hay voces que dicen que los efectos colaterales de producirlos pueden ser más perjudiciales - o, al menos, impactar en forma importante- para el medio ambiente que los cultivos tradicionales.

Junto con Alemania, el Reino Unido es uno de los lugares donde más ha crecido el consumo de alimentos orgánicos. En 2007, el mercado superó los US$ 3,2 billones - un tercio más que el año anterior- y para 2010 se espera que la cifra alcance los US$ 5 billones. Actualmente, el 4% de los productos agrícolas que ahí se producen son orgánicos. Sin embargo, en www.freshplaza.com, el 22 de febrero de 2007 se publicó parte de un estudio efectuado por el gobierno del Reino Unido, que señala que hay alimentos orgánicos, como los tomates, pollo y la leche, que generan más gases de efecto invernadero y contaminación de agua y tierra que los producidos de forma tradicional.

''No se puede decir que toda la comida orgánica sea mejor para el medio ambiente que la que se produce utilizando métodos convencionales. Si se mira con cuidado la cantidad de energía requerida para producir este tipo de alimentos, se tiene un cuadro complicado. En algunos casos, la huella de carbono para orgánicos es más larga'', señaló Ken Green, profesor de manejo medioambiental de Manchester Business School, quien dirigió la investigación junto con el departamento de medio ambiente, agricultura y ruralidad.

La polémica también fue expuesta por ''The Economist'' el 7 de diciembre de 2007, en un artículo donde Norman Borlaug, genetista, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1970 por impulsar avances científicos en la agricultura, señalaba que los alimentos orgánicos no son un aporte para el medio ambiente, sino que, por el contrario, requieren de tres veces más suelo para producir la misma cantidad de alimentos, lo que significaba menos espacio para el bosque.

No faltan los que, como Davis Miliband, secretario de medio ambiente del Reino Unido, señalan que no hay evidencias que comprueben que los alimentos orgánicos son más saludables para los consumidores que los convencionales.

En Chile, las opiniones son divergentes. Si se trata del tema de la salud, no hay estudios que permitan aportar a la discusión.

''No hemos hecho investigaciones de análisis de alimentos, pero hay estudios que han demostrado que, por ejemplo, los vinos orgánicos tiene más polifenoles y antioxidantes que los convencionales'', señala Cecilia Céspedes, investigadora de Inia.

Sin embargo, la situación cambia si se trata de la interacción con el medio.

Sin control de Malezas

La investigadora del Inia señala que, de acuerdo con la experiencia chilena, no es efectivo que la agricultura orgánica necesite tres veces más terreno que la agricultura convencional, pero aclara que los experimentos con cultivos que podrían ser más complicados, como los cereales, están en una etapa muy inicial.

Por un lado se sostiene que la producción orgánica sí es un aporte para el mejoramiento de los suelos, claro que a un costo mucho más alto que el de cualquier cultivo convencional o incluso que ciertas formas de trabajar lo orgánico. Porque si sólo se tiende a reemplazar elementos que se utilizan en la agricultura tradicional por otros permitidos en la orgánica, el resultado es caro y de bajo impacto en el mejoramiento del suelo, que si el objetivo más directo es este último.

El principal problema para la producción orgánica es el control de malezas, ya que cuesta encontrar opciones de reemplazo a los herbicidas y falta investigación al respecto.

''El no poder utilizar herbicidas encarece muchísimo la producción. El porcentaje que sube es variable, depende del cultivo. Si es perenne, como los frutales, al principio el costo es más alto, pero a la larga se equilibra; en cambio, si el cultivo es anual, como las hortalizas y los cereales, se hace mucho más difícil, el suelo es un almacén de semillas de malezas y al estar moviéndolo constantemente se debe empezar todo de cero'', explica la experta.

Por ahora, el mayor costo es compensado porque cada vez son más los que están dispuestos a pagar un plus por alimentos cultivados sin agroquímicos. En promedio, por productos orgánicos en Europa se paga alrededor de 35% más, en Canadá hasta 50%, mientras que para las hortalizas se paga entre 10 y 15% más.

Sin embargo, eso es en fresco, porque en deshidratados, el costo que el mercado está dispuesto a pagar por ellas es bastante menor que por uno fresco, también orgánico.

En Surfrut, por ejemplo, hace cinco años empezaron a exportar manzanas deshidratadas. En 2007, se tuvo la primera producción de pimentón, tomate, zapallo italiano y apio. La idea de la empresa es, con ayuda de FIA, establecer en la VII y VIII Región un foco de producción orgánica. Sin embargo, en el caso de las hortalizas, que se exportan deshidratadas, el negocio está siendo analizado básicamente porque no se han obtenido los resultados esperados.

''No estamos llegando a los precios, a diferencia de lo que ocurre con las manzanas deshidratadas en que el sobreprecio es de 50%, el de las hortalizas no compensa el mayor costo'', explica Felipe Torti, agrónomo encargado de proyectos de Surfrut.

A pesar de que internacionalmente una de las críticas que se estaría haciendo a los orgánicos es que el consumo energético de producirlos y distribuirlos podría ser uno de los puntos negros, Chile podría correr con algunas ventajas. Esto porque el transporte desde el país hasta Estados Unidos, por ejemplo, se realiza en barco, lo que implica un menor costo energético que desplazarlos desde California a Nueva York en camiones.

Así las cosas, está claro que el ''verde'' panorama de los orgánicos comienza a lucir manchas que pueden volverlo menos atractivo en un mundo donde los alimentos suben cada vez más de precio. De hecho, producir orgánicos podría dejar de ser tan ventajoso, pues con el alza de los costos de producción los alimentos tradicionales han alcanzado los mismos valores que los orgánicos.

Crecen en Chile

Chile es parte de la tendencia al aumento de la producción orgánica. Actualmente, en el país hay 2.311 hectáreas de frutales certificadas como orgánicas, según la agrupación de productores orgánicos de Chile (AOCH). Los cultivos más extendidos son paltos (562 hectáreas), manzanos (519 ha) olivos (321 ha) y berries (212 ha).






TAMBIÉN EN INFOAGRO.COM...

CURSOS On Line Agricultura
www.infoagro.com/cursos
 
TIENDA On Line Agricultura
www.infoagro.com/tienda
 
EMPRESAS agrícolas
www.infoagro.com/empresas
 
VÍDEOS de agricultura
www.infoagro.com/video
 
COMPRAVENTA
www.infoagro.com/compraventa
 
PRECIOS de frutas y hortalizas
www.infoagro.com/precios
 




 

 

BUSCADOR DE NOTICIAS





































PORTADAContactoPublicidad
© Copyright Infoagro Systems, S.L.