infoagro logo

NOTICIAS GENERAL | ESPAÑA | INTERNACIONAL

¿Podría el futuro de los alimentos en el mundo depender de lo que África hace con la agricultura?

Según el Banco de Desarrollo Africano, el desarrollo de la agricultura en África supondría el cese de su dependencia alimentaria.
Costa de Marfil - 03/09/2018
Producción
Akinwumi Adesina, presidente del Banco de Desarrollo Africano.


Dirigiéndose a una sala con de expertos en agricultura global en la sede de la FAO en Roma, 2017 Premio del Alimento Mundial y presidente del Banco Africano de Desarrollo, Akinwumi Adesina, dice que la respuesta es un rotundo ¡sí!

Él cree que África no necesita ayuda, sino inversiones disciplinadas. Según este nieto de un agricultor de subsistencia, ha llegado el momento de ver las oportunidades de inversión y desarrollo en África a través de una lente totalmente diferente.

Con más de 800 millones de personas en todo el mundo que sufren de hambre y más de dos mil millones afectados por la malnutrición, la inseguridad alimentaria sigue siendo una amenaza real para el desarrollo mundial.

Según Adesina, que está haciendo un esfuerzo global para renovar el liderazgo visionario y las alianzas estratégicas, "el futuro de los alimentos en el mundo dependerá de lo que África haga con la agricultura".

El Banco Africano de Desarrollo, que él lidera, visualiza un continente seguro que utiliza tecnologías avanzadas, se adapta creativamente al cambio climático y desarrolla una nueva generación de lo que él describe como "agripareneurs" - concede poder a jóvenes y mujeres que espera llevar la agricultura al siguiente nivel. 

Para 2050, otros 38 millones de africanos tendrán hambre. La paradoja de la falta en medio de la abundancia y el aumento de la juventud de África son algunas de las razones por las cuales el sentido de urgencia de Adesina resuena entre numerosos líderes gubernamentales, del sector privado y multilaterales durante los recientes viajes europeos y asiáticos. El banquero y ganador del Premio Mundial de Alimentos 2017 será el primero en admitir que se considera a sí mismo como el "evangelista en jefe" para un África con seguridad alimentaria.
África continúa importando lo que debería estar produciendo, gastando 35 mil millones de dólares en importaciones de alimentos cada año, una cifra que se espera que aumente a los 110 mil millones de dólares en 2025 si las tendencias actuales continúan.

Unos días más tarde, Adesina se unió al presidente de la Fundación Rockefeller, Raj Shah, Paul Polman, director general de Unilever, y los nominados al Premio Mundial de Alimentos 2018 Lawrence Haddad y David Navarro, entre otros destacados expertos académicos, de desarrollo y agricultura de la Universidad e Investigación de Wageningen, para defender la acción colectiva urgente de actores estatales y no estatales para acelerar el crecimiento y la transformación agrícola de África.

África recibe solo el 2 por ciento de los ingresos anuales de los 100 mil millones de dólares de chocolates en todo el mundo. Adesina le dice a su audiencia que "agregar valor a lo que las naciones producen es el secreto de su riqueza". Producir chocolate en lugar de simplemente exportar granos de cacao no requiere ciencia de cohetes".

Para expandir las oportunidades para jóvenes, mujeres y actores del sector privado, Adesina se encuentra en una misión global para promover y buscar apoyo para el programa de Finanzas Afirmativas para Mujeres en África (AFAWA) del banco, que busca movilizar 3 mil millones de dólares para apoyar a mujeres empresarias que históricamente carecen de acceso a fondos, tierras y titularidad de tierras; el programa ENABLE Youth, de 300 millones de dólares para desarrollar la próxima generación de agronegocios y agricultores comerciales para África; y un nuevo mercado global de inversiones, el African Investment Forum, que se celebrará en Johannesburgo del 7 al 9 de noviembre.

En reuniones separadas con Sigrid A.M. Kaag, ministro de Comercio Exterior y Cooperación para el Desarrollo, en La Haya; Peter van Mierlo, CEO del Dutch Entrepreneurial Development Bank (FMO), actores clave del sector privado y miembros del Consejo Asesor de Asuntos Exteriores de Holanda, Adesina dijo que África y sus socios deben aprovechar las oportunidades sin precedentes de alianzas innovadoras y un mayor impacto en el desarrollo.

Mierlo cree que "un gran beneficio para África es que puede omitir los ciclos de desarrollo que a menudo tenían que pasar casi todos los países desarrollados, mediante el despliegue de nuevas tecnologías como la inteligencia artificial y la robótica en la agricultura".
En un continente donde más de 640 millones de personas carecen de electricidad, Adesina dice que el sector privado es clave para el desarrollo de África en los sectores de la energía y la agricultura africanos.

"Si África va a cambiar el rumbo de la migración irregular, esto es fundamental". Hay tres formas en que podemos colaborar: a través del Fondo de Preparación de Proyectos de Infraestructura NEPAD, África 50 - una institución de capital privado que ha recaudado más de 850 millones de dólares de 22 países, y el nuevo Foro de Inversión de África".

Adesina, reconoce que la falta de electricidad es el mayor impedimento del desarrollo de África. La nueva y ambiciosa iniciativa Desert-to-Power del Banco, que apunta a generar 10.000 MW de potencia en la región africana del Sahel, será fundamental para reducir la migración y los impactos del cambio climático. "Lo haremos a través de un mecanismo financiero mixto con garantías ", dijo Adesina.

Hablando en una Mesa Redonda de Alto Nivel de Líderes Empresariales Holandeses en la Agencia Empresarial de los Países Bajos (RVO), informó a los principales líderes del sector privado que "las estructuras de gobernanza y los entornos normativos comerciales están cambiando en África". De hecho, varios países africanos ya han logrado avances significativos en la mejora de sus entornos comerciales y de inversión en general. A África le va mejor que a algunos de los países asiáticos ", recordó a su audiencia. "En el sector energético, el Banco Africano de Desarrollo invertirá 12 mil millones de dólares en los próximos 5 años, con el objetivo de apalancar 40-50 mil millones de dólares; y 24 mil millones de dólares adicionales, más de diez años, en agricultura para implementar su Estrategia Feed Africa".

La agricultura toma constantemente el centro del escenario

La estrategia ya está dando frutos con el establecimiento de zonas de procesamiento de cultivos básicos en varios países africanos, incluidos Etiopía, Togo, la República Democrática del Congo y Mozambique, con un plan para llegar a 15 países en unos pocos años.

Ubicadas estratégicamente en las comunidades agrícolas rurales y sus alrededores, Adesina dice que "estas zonas agrícolas formarán el núcleo de una nueva ola de agroindustrias y nuevas empresas, que atraerán agriparentadores, empresas de biotecnología e inversiones de capital e intelectuales. También garantizarán que los alimentos se procesen y empaquen justo donde se producen, en lugar de en centros urbanos alejados de los centros de producción ".

Descrito como un visionario optimista por muchos colegas, Adesina cree que las políticas e inversiones del banco ayudarán a convertir las zonas rurales de zonas de miseria económica en zonas de prosperidad económica.



¿Quiere estar informado?


Buscador NOTICIAS



































Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies

© Copyright Infoagro Systems, S.L.