infoagro logo
» Documentos

Aceite de Palma.Recomendaciones para la producción agrícola

Formas de conservación de la calidad postcosecha. Utilidades

icono foto aceite de palma valor nutricional  efectos en la salud humana

El sector agrícola desempeña un papel destacado en el fomento de los ingresos económicos mundiales. Lo más importante es que este sector también prepara una nueva ruta para remodelar un mundo más saludable. Las crecientes tendencias hacia los hábitos alimentarios conscientes de la salud han evocado el consumo de frutas y verduras frescas como una opción disponible para soluciones mejores, más saludables e inteligentes que satisfagan las necesidades del estilo de vida moderno.


Organizaciones internacionales como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) están promoviendo agresivamente y creando conciencia en el consumo de frutas y verduras en la ingesta diaria de alimentos.

Sin embargo, a pesar de las numerosas intervenciones de política, las estadísticas muestran que la ingesta diaria de frutas y verduras sigue estando, en general, por debajo de los niveles recomendados.

Una de las estrategias ganadoras para aumentar el acceso a las frutas y verduras y su consumo es centrarse en la reducción de las pérdidas de los cultivos hortícolas y en el mantenimiento de la calidad de las frutas y verduras frescas después de la cosecha. Las cuestiones relacionadas con la estabilidad de la vida útil se han convertido en la principal preocupación del sector de la horticultura.

Figura 1. Frutos de aceite de palma. Autor: friti agung
foto figura 1  frutos de aceite de palma  autor  friti agung
[ampliar imagen]

Es un hecho que las frutas y hortalizas se deterioran progresivamente después de la cosecha debido a procesos bioquímicos, por ejemplo:


1) El ablandamiento de los tejidos.
2) La fermentación debido al aumento del nivel de azúcar.
3) La degradación de la clorofila al madurar.
4) La producción y pérdida de compuestos volátiles.
5) La ruptura de células como resultado de la respiración.
6) El marchitamiento.
7) El crecimiento microbiano (Sharma y Singh, 2000).

Para saber más, vea Curso Superior en Postcosecha de Frutas y Verduras.

Por lo tanto, vale la pena buscar un método factible sobre cómo preservar la calidad y la frescura de las frutas y verduras, mejorando al mismo tiempo su vida útil tras la cosecha. Diversas técnicas de conservación (procesos físicos y químicos) han sido ampliamente deliberadas en la literatura; entre ellas se encuentran la esterilización, la radiación, la refrigeración, el uso de productos químicos sintéticos y de cera a base de petróleo, la aplicación de envasado en atmósfera modificada activa o pasiva (MAP), el almacenamiento en atmósfera controlada (CAS), el almacenamiento hipobárico, los tratamientos osmóticos y térmicos, así como la incorporación de agentes activos.

Sin embargo, el uso del envasado sigue siendo el último paso en el proceso de conservación de los alimentos (Debeaufort et al., 1998).

Los materiales de embalaje sintéticos (como resina, materiales compuestos, materiales celulósicos, ceras sintéticas, materiales a base de petróleo y películas de plástico) se utilizan ampliamente debido a su eficiencia en la reducción de la transferencia de masa, gas y solutos entre los alimentos y sus alrededores.


Como la mayoría de los materiales de embalaje sintéticos no son comestibles o biodegradables, se ha propuesto el uso de recubrimientos comestibles como una técnica alternativa de conservación de alimentos para alimentos activos que ofrecerá una rentabilidad a la industria.

Recientemente, se ha demostrado que la aplicación de revestimientos comestibles es una técnica prometedora para mejorar la calidad y para extender el almacenamiento y la vida útil de varias frutas y verduras como papaya, fresa, bayas, aguacate, guayaba, tomate y chile (Fauzi y Abu Hassan, 2016).

Figura 2. Árbol de palma en rama en Malasia. Autor:Theo Cazzolara
foto figura 2  arbol de palma en rama en malasia  autor theo cazzolara

La ventaja del aceite de palma tiene que ver con la propiedad de la planta. Es único porque sus frutos proporcionan dos tipos diferentes de aceite. Primero, el aceite extraído de la pulpa de la fruta (llamado aceite de palma crudo, o CPO) y el obtenido de la semilla de la fruta, llamado aceite de almendra de palma.


Esta peculiaridad biológica se encuentra en el corazón de la ubicuidad del aceite de palma (Elaeeis guineesis L.). Las diferencias físicas y químicas entre el aceite de palma y el aceite de almendra de palma abren una amplia gama de aplicaciones para el usuario.

Si bien el aceite de palma se usa principalmente para alimentos, así como para varias aplicaciones de energía renovable y no alimentaria (incluido el biodiesel), el aceite de almendra de palma se utiliza en productos oleoquímicos utilizados para hacer jabón, pasta de dientes, velas y otros productos.

Para saber más vea, Curso Superior en Producción Integrada de Cultivos.

Sin embargo, el aceite de almendra de palma también tiene varias aplicaciones muy específicas basadas en alimentos que son casi imposibles de duplicar, excepto por el aceite de coco (que comparte similitudes de composición con el aceite de almendra de palma).

El hecho de que la planta tiene un promedio de vida productiva promedio de 25 años, está relacionado con el rendimiento superior de la palma aceitera.
Esto es algo que es mucho más significativo de lo que parece al principio. Una vez plantada, la plántula de palma aceitera crece durante unos tres años antes de que comience a dar frutos. Luego permanece en ese parche de tierra donde crece durante otras dos décadas y media.

Los cultivos anuales, por supuesto, deben replantarse cada año. Para complicar aún más las cosas, la colza, el cultivo oleaginoso número uno de Europa, sufre de algo llamado autotoxicidad, lo que significa que no se puede plantar en la misma parcela durante dos años seguidos.


En cambio, es necesaria una rotación de cultivos de dos a tres años, lo que requiere aún más tierra y otros insumos agrícolas asociados, incluidos los combustibles fósiles para operar tractores y herramientas de mecanización. Incluso hay estudios que sugieren que si la colza es seguida por girasol, los rendimientos de girasol también serán significativamente más bajos.


CONTINUAR LEYENDO...

Cap. 1
   Aceite de Palma.Recomendaciones para la producción agrícola
Cap. 2
   Aceite de Palma.Valor nutricional. Efectos en la salud humana


Este artículo está clasificado en las categorías: Forestales

Información en tu Email
Recibe artículos técnicos y novedades

 

COMENTARIOS
Opininan los profesionales

 

VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

 

FOTOGRAFíAS
Banco de fotos agrícolas

 

BUSCADOR
Artículos de Agricultura

Navega por sectores

 

Publicidad



 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.