ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
     
Artículos Noticias Empresas CompraVenta Empleo Precios FyH Cursos Tienda Foro Vídeos Fotos Diccionario Más  
» Artículos técnicos

Araña roja en cultivos de melón y sandía. Descripción y ciclo biológico

El ciclo biológico de la araña roja consta de cinco fases de desarrollo: huevo, larva, dos estados ninfales (protoninfa y deutoninfa) y adulto.

icono foto ara a roja en cultivos de melon y sandia

1. Introducción
2. Descripción y ciclo biológico
3. Propagación, síntomas y daños
3.1 - Propagación
3.2 - Síntomas
3.3 - Daños
4. Métodos de control
4.1 - Labores culturales y preventivas
4.2 - Control biológico
4.3 - Control químico


1. INTRODUCCIÓN

El melón y la sandía poseen una importancia, adquirida a lo largo de los años, dentro del grupo de cultivos de primavera. Sin embargo, éstos, como todos en general, son atacados por determinadas plagas que pueden mermar su rendimiento y, con ello, su rentabilidad. Una de ellas, sobradamente conocida, es la Estos individuos pueden alimentarse de frutales, de hortícolas, de cultivos extensivos, de berries, de plantas ornamentales y más familias cultivadas. Por tanto, es una plaga que debe ser tenida en cuenta, sobre todo si consideramos que su presencia está cada vez más asentada durante los últimos años.

2. DESCRIPCIÓN Y CICLO BIOLÓGICO

Es un ácaro tetraníquido (Tetranychus urticae) que resulta especialmente agresivo por tres razones principales: su corto ciclo de vida, su alta capacidad de reproducción y su rápida resistencia a la acción de acaricidas e insecticidas.

El ciclo biológico de la araña roja consta de cinco fases de desarrollo: huevo, larva, dos estados ninfales (protoninfa y deutoninfa) y adulto. Una breve descripción de cada uno de ellos sería la siguiente:

- Huevo: Presenta una forma esférica, con un diámetro en torno a 0,14 mm. Es liso y brillante, con un color blanquecino, que va oscureciéndose y tomando un tono más amarillento a medida que se va desarrollando.

- Larva: Tiene forma esférica con una longitud en torno a 0,15 mm. Posee dos manchas oscuras características en el dorso del tórax y tres pares de patas. Inicialmente son incoloras y transparentes, modificando su coloración en función de diversos factores, pero principalmente, de su alimentación, variando entre verde claro, verde oscuro o tonos entre amarillo y marrón.

- Ninfa: Se compone de dos estadios ninfales, protoninfa y deutoninfa. Ambos presentan un aspecto similar al de las larvas, aunque sus manchas laterales del dorso son más grandes y nítidas y muestran cuatro pares de patas. El tamaño de la deutoninfa es mayor, pudiendo apreciarse ya la diferencia entre machos y hembras, siendo las hembras más voluminosas y redondeadas.

En la fig. 1 se pueden observar individuos inmaduros de araña roja en diferentes fases de desarrollo, incluso huevos, situados en el envés de la hoja.

Figura 1. Vista de formas inmaduras de T. urticae.
Fuente: Consejería de Agricultura. Junta de Andalucía.

foto figura 1  vista de formas inmaduras de t  urticae    fuente  consejeria de agricultura  junta de andalucia
[ampliar imagen]

- Adulto: En esta fase se puede apreciar un claro dimorfismo sexual, donde la hembra adulta posee una forma ovalada con un tamaño aproximado de 0,5 mm de largo y 0,3 mm de ancho. Sus tonalidades son diversas, desde el verde, pasando por el amarillento-anaranjado, hasta el rojo, siempre con dos manchas laterales oscuras sobre el dorso del tórax. Por su parte, los machos son más pequeños y más estrechos, mostrando colores más suaves y las patas proporcionalmente más largas.

Figura 2. Vista de hembras adultas en el envés de la hoja.
Fuente: Consejería de Agricultura. Junta de Andalucía.

foto figura 2  vista de hembras adultas en el enves de la hoja    fuente  consejeria de agricultura  junta de andalucia

En lo que respecta a la sucesión de las distintas fases, las hembras ovipositan en el envés de las hojas (fig. 2). El número de huevos depositados dependerá de las condiciones del entorno, especialmente de la temperatura. Con valores comprendidos entre 30 º y 35 º C, cada hembra adulta puede poner alrededor de 100 huevos, con una frecuencia diaria de puesta comprendida entre 3 y 5 huevos. Si la temperatura ambiental desciende a 20 º C, el número de huevos también lo hace, hasta valores en torno a 40.

Bajo unas condiciones favorables, la eclosión de los huevos puede tardar de 2 a 4 días, dando lugar a las larvas, las cuales comienzan a alimentarse de manera inmediata, pasando posteriormente por los dos estados de ninfa ya citados (protoninfa y deutoninfa) que, finalmente, se convierten en adultos.

El ciclo biológico es muy rápido en condiciones cálidas y secas, completándose el tiempo comprendido entre el estado de huevo y la etapa reproductiva en apenas una semana (García - Marí et al., 1991) si los valores de temperaturas alcanzados están próximos a 30 º C. Conforme éstos van descendiendo, dicho ciclo se va prolongando, tal y como muestra la tabla 1.

Tabla 1. Duración del ciclo biológico de T. urticae en función de la temperatura.
foto tabla 1  duracion del ciclo biologico de t  urticae en funcion de la temperatura

No solamente la temperatura influye en el desarrollo biológico de T. urticae. Otros factores como la humedad relativa (Herbert, 1981) y la composición química de la planta hospedante (Van den Boom et al., 2003) afectan también a la duración de las distintas fases de crecimiento de este ácaro.

Generalmente, la reproducción en estado adulto es sexual, aunque puede darse también la reproducción partenogenética. Cabe destacar un aspecto interesante que refleja su potencial reproductivo y es la proporción normal entre machos y hembras, decantada claramente a favor de las hembras en una relación 3:1. A esto hay que añadir que la vida de los adultos machos es inferior a la de las hembras, aproximadamente de hasta unos 14 días de los primeros frente a 20 – 28 por parte de las segundas. Éstas, cuando alcanzan la fase adulta comienzan a poner los huevos en un período comprendido entre 0,5 y 3 días.

Cuando el clima reinante ya no resulta tan favorable, es decir, bajan las temperaturas (se estima que por debajo de 12 º C) y el fotoperiodo, las hembras que se encuentran fecundadas entran en una etapa de reposo (diapausa), refugiándose en cualquier lugar, ya sean árboles, malas hierbas o alguna grieta que le proporcione amparo hasta el momento de reaparecer cuando las condiciones vuelvan a mejorar, reiniciando sus ataques en el envés de las hojas, donde comenzarán a aparearse y a realizar las primeras puestas de huevos.


CONTINUAR LEYENDO...

Cap. 1
   Araña roja en cultivos de melón y sandía. Descripción y ciclo biológico
Cap. 2
   Araña roja en cultivos de melón y sandía. Métodos de control


Hay más artículos técnicos de estos sectores: Hortalizas, Frutas, Agriculturas Alternativas

Información en tu Email
Recibe artículos y novedades
VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

Más artículos técnicos

¿Estar informado? Suscripción gratis

 

Navega por sectores

 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS




Buscador de documentos


PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.