ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
     
Artículos Noticias Empresas CompraVenta Empleo Precios FyH Cursos Tienda Foro Vídeos Fotos Diccionario Más  
» Artículos técnicos

La absorción de nutrientes en pimiento (chile)

Obtener unas cosechas abundantes y de calidad precisa de conocer los requerimientos nutricionales del cultivo durante todo su ciclo de producción

ESPECIAL NUTRICIÓN VEGETAL

icono foto la absorcion de nutrientes en pimiento  chile
Patrocinadores:
 

1. Introducción
2. Ciclo de cultivo del Pimiento
3. Requerimientos nutricionales del Pimiento
3.1 Macronutrientes
3.2 Micronutrientes
4. Curva de absorción de nutrientes en pimiento
5. Bibliografía

1. Introducción

La planta de pimiento, después del tomate, es una de las especies hortícolas más consumidas. Para obtener unas cosechas abundantes y de calidad es imprescindible conocer los requerimientos nutricionales del cultivo durante todo su ciclo de producción. Por eso, la realización de las curvas de absorción, que representan dichas necesidades, es fundamental para elaborar un buen plan de abonado que se ajuste de forma real a los requerimientos nutricionales del cultivo.

Planta de pimiento tipo California rojo en invernadero
foto planta de pimiento tipo california rojo en invernadero
[ampliar imagen]

2. Ciclo de cultivo del Pimiento

El pimiento (Capsicum annuum L.) es una solanácea de porte variable (0.5-2 m) con un sistema radicular pivotante y profundo, con numerosas raíces adventicias que pueden alcanzar de forma horizontal hasta 1 m de longitud. Por eso, requieren de suelos sueltos y profundos para su mejor crecimiento. Sus frutos son bayas huecas, semicartilaginosas, de color y tamaño variable, pudiendo pesar desde escasos gramos hasta 0.5 kg.

Su ciclo de cultivo es anual y se pueden diferencian las siguientes fases:

  1. Germinación. Esta etapa que comprende desde la siembra en el suelo hasta la emergencia de la planta en el campo y suele durar entre 10 y 15 días. Está influenciada por la calidad de las semillas y del sustrato, humedad, temperatura, aireación, etc. Entre ellos la Tª es fundamental que no supere los 35ºC ni que baje de 15ºC porque la germinación no se daría, estando su óptimo en 25ºC (Rico et al., 1983).

  2. Crecimiento vegetativo. Tras la germinación, se dan dos períodos diferenciados de crecimiento radicular y foliar. En un primer período, el crecimiento radicular es rápido mientras que el crecimiento foliar es lento. Y en el segundo período, ocurre todo lo contrario, es decir, hay un crecimiento radicular lento y un crecimiento foliar rápido (Nuez, et al., 2006; Evans et. al., 2009). Las exigencias en nitrógeno son muy superiores al resto de nutrientes.

  3. Floración. Durante la floración, la planta es altamente susceptible a ataques de plagas y enfermedades.

  4. Fructificación. No todas las flores llegan a formar el fruto debido, entre otras cosas, a la correlación negativa que existe entre el nº de frutos en desarrollo y el cuajado de nuevas flores, así como la temperatura o intensidad lumínica. A temperaturas diurnas mayores de 30ºC el cuajado es escaso teniendo su óptimo en 20ºC. A temperaturas menores de 10ºC se favorece la formación de frutos partenocarpicos, frutos pequeños y sin semillas. La fecundación de los frutos se produce tras 45-50 días desde el trasplante.

  5. Maduración. Durante la maduración del fruto se producen cambios en su composición, a la vez que se producen cambios cualitativos en su color, olor, textura y sabor. Un factor decisivo en la maduración de los frutos del pimiento es la temperatura, que debe oscilar entre 15-35ºC para que sea adecuada.
Fig.1 Etapas fenológicas del pimiento con un ciclo de cultivo anual
foto fig 1 etapas fenologicas del pimiento con un ciclo de cultivo anual
[ampliar imagen]

El crecimiento de pimiento en términos de materia seca durante los 30 primeros días después del trasplante es muy lento, pero entre los 45-105 días siguientes pasar a ser muy rápido, para después ser lento otra vez hasta el final del ciclo (Ramírez, 1998).
La cantidad de nutrientes existentes en las distintas partes de la planta varían durante las distintas etapas del ciclo de crecimiento. Así, al final del cultivo, la planta acumula N, K, Ca y Mg principalmente en la parte aérea y N, P y S en los frutos (Azoeifa y Moreira, 2005).

Requerimientos nutricionales en Pimiento

Los nutrientes minerales necesarios para la planta se clasifican en macronutrientes, aquellos cuya concentración en la planta es igual o superior al 0,1% sobre peso seco de tejidos; y micronutrientes cuya concentración es inferior al 0,1%.

3.1 Macronutrientes

El pimiento es exigente en nitrógeno y responde positivamente cuando se aplican abonados nitrogenados de manera equilibrada. Una insuficiencia de este elemento provoca raquitismo en la planta y el fruto. En cambio, un exceso al inicio del cultivo puede ser tóxico para la planta. El nitrógeno se mueve con facilidad por la planta hacia las hojas jóvenes, por lo que es una planta que manifiesta visualmente de manera clara las aportaciones de este elemento. Aproximadamente las extracciones de N por tonelada de fruto de pimiento están entorno a 3kg por hectárea y período.

En cuanto al fósforo, el pimiento no es demasiado exigente en este elemento, pero debe ser aportado de manera continua durante todo el ciclo de cultivo y, sobre todo, al inicio del cultivo para la estimulación del sistema radicular. Es un elemento móvil en la planta, pero no tanto en el suelo. Un contenido insuficiente de P provoca una disminución en la lignificación de los tejidos lo que provoca un quiebre de ramas y, por tanto, pérdida de frutos. La floración y el número de flores se ve afectado por los niveles de amonio y fósforo en la planta, que están a su vez relacionados con la fitohormona citoquinina implicada en el proceso de floración. Así, el fósforo tiene una relación positiva con esta fitohormona en la formación de las flores. Aproximadamente las extracciones de P por tonelada de fruto de pimiento están entorno a 0,7 kg por hectárea y período.

El potasio favorece la maduración de los frutos, siendo el elemento nutricional más importante que se aporta al pimiento, desde que aparecen los primeros frutos hasta la cosecha. El grosor de la pared del fruto está influenciado por la cantidad de potasio y calcio presente en la planta. Aproximadamente las necesidades de K en pimiento están entorno a 5 kg por hectárea y período.

El calcio proporciona al pimiento mayor resistencia a sus tejidos y, por tanto, mayor consistencia a las paredes del fruto. También evita la aparición de la podredumbre apical o Blossom end rot (BER), un desorden que provoca un colapso y desintegración de los tejidos debido a la deficiencia de este elemento en la planta. Aproximadamente las extracciones de Ca por tonelada de fruto de pimiento están entorno a 1,7 kg por hectárea y periodo.

El magnesio es fundamental para la fotosíntesis, síntesis de proteínas y formación de ARN en el núcleo. Su deficiencia reduce el tamaño y peso de los frutos y, por tanto, el rendimiento del cultivo de pimiento. Aproximadamente las extracciones de Mg por tonelada de fruto de pimiento están entorno a 1,1 kg por hectárea y período.

El azufre es uno de los elementos más versátiles de los organismos vivos. La mayor parte del azufre(sulfato) de las plantas superiores procede de la erosión de las rocas en la disolución del suelo, pero con la industrialización ha parecido una fuente adicional de azufre, la contaminación atmosférica. La quema de combustibles libera varios compuestos de azufre gaseosos, como el dióxido de azufre y sulfuro de hidrógeno, que llegan al suelo a través de la lluvia, la lluvia ácida. Aproximadamente las extracciones de S por tonelada de fruto de pimiento están en torno a 0,5 kg.

3.2 Micronutrientes

El boro es esencial para la formación de semillas y paredes celulares, así como para la germinación del polen y crecimiento del tubo polínico (Inpofos, 1997). Es absorbido por las plantas a través de la disolución del suelo o por las hojas (Navarro y Navarro, 2003). Tiene escasa movilidad en la planta y son los tejidos jóvenes quién más intensamente absorben el B. Los requerimientos de pimiento son pequeños, 9gr, y en la planta la concentración de B es en torno a un 0,002% del peso seco.

El hierro es fundamental para la síntesis de clorofila y para varios sistemas enzimáticos (catalasas, peroxidasas y citocromos). El Fe en el suelo está poco disponible para las plantas, debido a factores como el pH, textura, materia orgánica y la temperatura del suelo. Es un elemento poco móvil en la planta y en pimiento puede oscilar entre 100-120 ppm en peso seco. Aproximadamente los requerimientos de Fe en pimiento son de 70gr por tonelada de fruto.

El cobre interviene en el metabolismo del nitrógeno y de carbohidratos. En pimiento su concentración es muy pequeña, entorno a un 0,0006% del peso seco. Aproximadamente los requerimientos de Co en pimiento son de 7gr por tonelada de fruto.

El manganeso cataliza la formación de clorofila e interviene en el metabolismo de las auxinas. Es un elemento poco móvil en la planta y en el suelo. Aproximadamente los requerimientos de Mn en pimiento son de 0.5gr por tonelada de fruto.

El zinc es requerido por las plantas en pequeñas cantidades y sus contenidos en las plantas están entre 20 y 100ppm en peso seco. Suele moverse poco en la planta y acumularse en los tejidos de la raíz. Los suelos con pH superiores a 6 son deficientes en Zn, debido a la poca solubilidad de sus componentes en condiciones ácidas (Loué, 1988).

El molibdeno está en muy pequeñas cantidades en la planta, en torno a 0,00001% en peso seco. Es esencial para la síntesis de clorofila y forma parte de enzimas del nitrógeno (nitrógeno reductasa y enzima nitrogenasa). En la planta es poco móvil, pero en el suelo es móvil que, a diferencia de otros microelementos, es fácilmente asimilable en suelos alcalinos y menos en ácidos.

El cloro interviene en la fotosíntesis, extensión celular y ajuste osmótico. Es muy móvil en la planta y en el suelo y su deficiencia no es importante, pues normalmente en todos los suelos suele haber suficiente cloro para cubrir las necesidades del cultivo durante todo su ciclo. La concentración del cloro en la planta oscila entre 0,01% en peso seco.

Elemento Símbolo % del peso seco
Carbono C 45,0
Oxígeno O 45,0
Hidrógeno H 6,0
Nitrógeno N 1,5
Potasio K 1,00
Calcio Ca 0,5
Magnesio Mg 0,2
Fósforo P 0,2
Azufre S 0,1
Cloro Cl 0,01
Hierro Fe 0,01
Manganeso Mn 0,005
Zinc Zn 0,002
Boro B 0,002
Cobre Cu 0,0006
Molibdeno Mo 0,00001

Fig.2: Composición elemental aproximada de un tejido vegetal .

El movimiento de los nutrientes se inicia cuando los iones inorgánicos son secretados en el interior de los vasos del xilema de la raíz, que son rápidamente transportados hacia arriba y por toda la planta gracias a la corriente de la transpiración hacia las hojas maduras, los sitios primarios de transpiración y fotosíntesis. Pero hay una pequeña cantidad que se transporta a los sumideros de crecimiento, hojas en expansión, ápices de brotes y frutos.

Una vez alcanzadas las hojas, el movimiento por el floema es hacia abajo y va a los sitios de utilización de los asimilados: crecimiento y almacenamiento. Este transporte puede ser bidireccional dentro de los internodos simples, pero es unidireccional dentro de los nudos vasculares.

El N, K y Cl son móviles en el suelo y en la planta. El P es poco móvil en el suelo y móvil en la planta. El Ca y el B son poco móviles en suelo y no móviles en la planta. El Mo es móvil en el suelo y poco móvil en la planta, al contrario que el Mg que es poco móvil en el suelo y móvil en la planta. El resto como el Zn, Cu, Mn, Fe y S son poco móviles en la planta y no móviles o poco móviles en el suelo.

Fig.3: Dinámica y movilidad de los nutrientes esenciales en la planta y en el suelo
foto fig 3   dinamica y movilidad de los nutrientes esenciales en la planta y en el suelo

4. Curva de absorción de nutrientes en pimiento

La importancia y utilidad de las curvas de absorción de nutrientes estriba en que nos dan información de las épocas de mayor necesidad de nutrientes del cultivo, por lo que podemos programar el abonado y asegurar una producción abundante y de calidad.

Además, estas curvas de absorción de nutrientes también nos dan información nutricional sobre las partes del cultivo que se destinan para consumo humano o animal.

De todos los órganos vegetativos de la planta, las hojas muestran ser un buen indicador de los niveles de disponibilidad de los nutrientes por la planta. El contenido de nutrientes en la hoja varía en función de la etapa de desarrollo en la que se encuentre.

Período (días)

Nutrientes esenciales (kg/ha/periodo)

N P K Ca Mg
0-35 2 0 3 2 1
35-55 7 1 16 7 3
55-70 18 3 34 15 7
70-85 20 3 39 15 6
85-100 39 12 72 42 21
100-120 55 11 110 22 23
120-140 75 22 96 28 20
140-165 79 19 120 42 30
Total/ton 2,9 0,7 4,9 1,7 1,1

Fig. 4: Absorción N, P, K, Ca y Mg durante el ciclo de crecimiento de las plantas de pimiento al aire libre para un rendimiento estimado de 100 ton/ha. Fuente Rincón et. al., 1993.

Fig. 5: Curvas de absorción de N, P y K para pimiento bajo invernadero, en suelo enarenado y con un ciclo de agosto-enero. Fuente Junta de Andalucía
foto fig  5  curvas de absorcion de n  p y k para pimiento bajo invernadero  en suelo enarenado y con un ciclo de agosto enero  fuente junta de andalucia
[ampliar imagen]

5. Bibliografía

  • Azoeifa y Moreira, 2005). Azoeifa, A. y Moreira A. (2005). Absorción y distribución de nutrimentos en plantas de Chile jalapeño (Capsicum annuum L. cv. hot) en Alajuela, Costa Rica. Agronomia Costarricense, 29(1): 77-84.
  • Evans, AAF; Perry, RN. 2009. Survival mechanisms. In Perry, RN; Moens, M; Starr, JL. eds. Root-knot nematodes. London, UK. CAB International. p. 201-219.
  • INPOFOS (Instituto de la potasa y el fósforo), 1997. Manual internacional de fertilidad del suelo. USA. 176 p.
  • Loué, A. 1988. Los microelementos en agricultura. Madrid, España. Mundi – Prensa. 354 p.
  • Navarro, S. y Navarro, G. 2003. Química Agrícola. Madrid, España. Mundi – Prensa. 486 p.
  • Nuez, F; Gil Ortega, R and Costa, J. 2003. El Cultivo de Pimientos, Chiles y Ajíes. Ed. Mundi-Prensa. Madrid, España. 586 p.
  • Ramirez, F. (1998). Adaptación y efecto de la densidad de siembra en el rendimiento de tres cultivares de pimiento páprika (Capsicum annuum L.) en el valle de Tumbes. Tesis. UNALM. Lima. 122 p.
  • Rico, J. (1983). Cultivo del pimiento de carne gruesa en invernadero. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
  • Fertilización adaptada a las necesidades del cultivo: curvas de absorción de nutrientes. Instituto de Investigación y formación agraria y pesquera. Conserjería de agricultura, pesca y desarrollo rural. Junta de Andalucía.

Autor: Dpto. Agronomía Infoagro


Hay más artículos técnicos de estos sectores: Hortalizas, Abonos, Fitosanitarios

Información en tu Email
Recibe artículos y novedades
VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

Más artículos técnicos

¿Estar informado? Suscripción gratis

 

Navega por sectores

 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS




Buscador de documentos


PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.