infoagro logo
Portada » Documentos

Las virosis más frecuentes y devastadoras del pepino: Virus del mosaico del pepino

Guía de identificación. Importancia, síntomas y control del virus CMV o Cucumber mosaic virus

icono foto las virosis mas frecuentes y devastadoras del pepino

El pepino pertenece a la familia Cucurbitaceae, y se sabe que esta familia puede verse afectada por más de 60 virus, resultando el tobamovirus uno de los más dañinos para este cultivo, el cual es uno de los hospedadores más frecuentes. Además, cada vez más se dan a conocer nuevos virus que afectan a esta familia. Tal es así, que en los últimos 35 años se ha descrito un nuevo virus cada dos años de media. Sin duda, dentro de este grupo de virus emergentes están las especies del género Tobamovirus, presentando una sintomatología en el cultivo similar a las especies de tobamovirus que afectan al cultivo de tomate (Lea el artículo "Virus rugoso del tomate. Nueva amenaza").

El pepino es una hortaliza que actualmente es de las más cultivadas en los países de Europa y América del Norte, siendo la hortaliza que más se cultiva a nivel mundial después del tomate. Hoy en día la producción de pepino supera los 83 millones de toneladas, siendo China el mayor productor a nivel mundial. Además, la producción de pepino en los últimos años ha experimentado un continuo crecimiento.

En muchas regiones el pepino se cultiva de forma intensiva en invernadero. Este hecho es un importante factor de riesgo para la aparición y permanencia de diferentes plagas y enfermedades. Entre ellas, cabe destacar la infección por virus, que llegan a causar pérdidas de hasta el 100 % de la producción, ya que ante la presencia de un foco se suele eliminar el cultivo por completo para poder controlar la enfermedad.

EL VIRUS DEL MOSAICO DEL PEPINO (CMV o Cucumber mosaic virus)

El CMV es el virus más común de cucurbitáceas. El CMV pertenece al género Cucumovirus, familia Bromoviridae y se trata de un virus ARN, afectando sobre todo al pepino, melón y calabacín. La infección causa síntomas severos tanto en campo abierto como en invernadero, pudiendo ser destruida más de una tercera parte del cultivo en poco tiempo. El CMV es uno de los virus con mayor distribución a nivel mundial, ya que además de afectar a la mayoría de las cucurbitáceas, cuenta con más de 1200 especies de plantas hospedadoras de 365 géneros diferentes pertenecientes a más de 100 familias de mono y dicotiledóneas entre las que se encuentran principalmente, además de las cucurbitáceas, crucíferas, solanáceas, compuestas y papilonáceas. De media, es muy frecuente llegar a tener pérdidas de producción en torno al 10-20% (https://www.apsnet.org/). Inicialmente el virus se distribuía preferentemente por regiones templadas, pero en la actualidad se dan casos en otras regiones como los países nórdicos o Rusia (Figura 1).

Distribución actual de CMV. Fuente: https://gd.eppo.int
foto distribucion actual de cmv  fuente  https   gd eppo int
[ampliar imagen]

Síntomas del virus CMV

Los síntomas más frecuentes que se suelen observar son mosaico clorótico en hojas, encrespamiento y enrollamiento de las mismas (deformación). Además, produce enanismo de las plantas y los frutos muestran mosaico y en ocasiones deformación, lo que conduce a un bajo rendimiento del cultivo (Figuras 2 y 3).
Síntomas típicos de CMV en hojas de pepino Fuente: Scot Nelson
foto sintomas tipicos de cmv en hojas de pepino fuente  scot nelson
[ampliar imagen]

Síntomas de CMV en frutos de pepino. Fuente: Sweet Corn Organic Nursery
foto sintomas de cmv en frutos de pepino  fuente  sweet corn organic nursery

Transmisión del virus CMV

La transmisión es por contacto y mediante más de 80 especies de áfidos (pulgones), siendo los más comunes Aphis gossypii, Aphis craccivora, Aphis fabae y Myzus persicae. Éstos adquieren el virus tras introducir el estilete en las células epidérmicas, y lo transmiten a las plantas sanas cuando se alimentan de ellas. El virus puede ser adquirido en 5 segundos, pero la capacidad de transmisión se ve reducida tras los 2 minutos de haberlo adquirido. El virus no se transmite a la progenie. La incidencia de la enfermedad varía mucho de un año a otro, ya que la población de pulgones depende mucho de las condiciones climáticas. En los casos de primaveras y otoños suaves con lluvias escasas, la población de pulgones aumenta rápidamente alcanzándose valores de infección del 100% teniendo que abandonarse el cultivo. Además, se ha estudiado la transmisión de la enfermedad a través de semilla en al menos 19 especies, algunas malas hierbas, por lo que la diseminación y persistencia de las semillas de estas plantas hospedadoras puede jugar un papel muy importante en la epidemiología del virus (Cuadrado, 1994).

Control del virus CMV

El control implica uso de variedades resistentes, eliminación de malas hierbas y control del vector. En invernadero, primeramente hay que tomar medidas preventivas para evitar la entrada del vector. En este sentido una medida eficaz es la colocación de mallas mosquiteras perimetrales, además de eliminar cualquier maleza dentro y en las zonas colindantes al recinto.

El uso de insecticidas y aceites minerales ha sido muy usado para el control de CMV. Aunque los insecticidas son muy efectivos para el control de la población de áfidos, no actúan suficientemente rápido para prevenir la transmisión del virus. Por tanto, es adecuado una combinación de todas las medidas posibles, dentro de las cuales se añade la posibilidad de contar con plantas resistentes. De hecho para pepino existen algunas variedades comerciales con resistencia comprobada desde hace muchos años, que fueron introducidas a Estados Unidos en el año 1927. Un ejemplo son las variedades orientales “Chinese Long” y “Tokyo Long Green”. Otras formas de control están siendo actualmente estudiadas como el uso de la protección cruzada en la que se inoculan las plantas jóvenes con cepas no virulentas a modo de vacuna. O incluso el uso de determinadas bacterias que tras colonizar el sistema radicular o zonas adyacentes inducen resistencia a la planta frente a la enfermedad.

CONTINUAR LEYENDO...

Cap. 1
   Las virosis más frecuentes y devastadoras del pepino: Virus del mosaico del pepino
Cap. 2
   Las virosis más frecuentes y devastadoras del pepino: Virus del mosaico verde jaspeado y Virus del amarilleo y enanismo de las cucurbitáceas





Información en tu Email
Recibe los artículos técnicos y novedades agrícolas
 
BUSCADOR
Artículos de Agricultura


Sectores




Publicidad





Cursos On Line agricultura
Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line




Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.