infoagro logo
» Documentos

Mora: Sistema de cultivo. Pautas para aumentar la producción

Correcciones en el entutorado y poda. Marcos de plantación

icono foto mora  cultivo sostenible  nuevas recomendaciones

La poda resulta una práctica muy importante puesto que influye muy directamente en el rendimiento y estado sanitario del cultivo.

Poda de formación: Su objetivo es la de formar a la planta, y se realiza eliminando todos los tallos y ramas secas, torcidas y chupones.

Poda de mantenimiento o producción: Su objetivo es eliminar las ramas secas e improductivas, para favorecer la aparición de las ramas nuevas y que el cultivo reciba la cantidad de luz necesaria.

Poda de renovación: Se realiza cuando se han producido daños severos por factores ambientales como heladas, enfermedades o plagas.

Entutorado recomendado: Espaldera sencilla o de alambre. Se usan postes ubicados siguiendo la dirección de la fila de las plantas y a una distancia entre ellos de aproximadamente 3 metros.

Tras esto, se colocan 3 cuerdas a distintas alturas, así, la primera quede a 60-70 centímetros del suelo y las dos siguientes a 50-60 centímetros la una de la otra. La fuerza que ejercen las plantas a medida que crecen por el peso de las ramas obliga a colocar postes en los extremos para reforzarlos y evitar su caída.

Figura 4. Hojas de mora desarrolladas. Fuente: Infoagro.
foto figura 4  hojas de mora desarrolladas  fuente  infoagro
[ampliar imagen]

La cosecha de las moras comienza después de los 8-9 meses de haber sido plantada. La forma de recolección se realiza siguiendo varias pasadas sobre el cultivo puesto que la maduración no es uniforme. Se necesitan al menos 2-3 pases por semana para conseguir frutos con óptima maduración.
Es esencial el momento de la recolección; los frutos deben tener un color vino oscuro brillante.
Únicamente se recolectarán frutos de consistencia dura, firmes, de color vino, sanos, enteros y con pedúnculos.

Los principales daños en el cultivo de la mora (Ellis et al., 1992), son debidos a la presencia de trips, pulgones, ácaros, oidio, mildiu, Phytphtora spp., Botrytis cinérea, antracnosis y verticillium.

Dentro de los fertilizantes más recomendados para cultivos de mora, se encuentran:

Urea: contiene 46 % de nitrógeno total.

dap: contiene 46 % de P2O5 y 18 % de nitrógeno total.

KCl: contiene 60 % de K2O.

Kieserita: contiene MgO y S (el contenido de cada nutriente varía según la casa comercial que los distribuye).

Para saber más, estudie Curso Superior de Nutrición y Fisiología Vegetal

Nitrato de calcio granulado: contiene nitrógeno total y CaO (el contenido de cada nutriente varía según la casa comercial que los distribuye). Para el caso de los micronutrientes se recomiendan aplicaciones foliares.

Figura 5. Detalle del desarrollo de una yema vegetativa en un cultivo de mora.
foto figura 5  detalle del desarrollo de una yema vegetativa en un cultivo de mora
[ampliar imagen]

Por ejemplo:

En Brasil las recomendaciones de aplicación de fósforo varían significativamente. Hart et al. (2006) recomiendan la aplicación de 0 a 90 kg ha–1 de P2O5, dependiendo del fósforo disponible en el suelo.

El fósforo debe ser aplicado en dosis de 57 a 90 kg ha–1. Por su parte, las recomendaciones de fertilización fosfórica, en mantenimiento, pueden variar de 0 a 15 g/planta de P2O5, lo que corresponde a una dosis de 0 a 100 kg ha–1 de P2O5 en un cultivo de Rubus spp., con espaciamiento de 0,5 × 3 m.

Para un análisis completo, vea Equipos de medición de nutrientes

Enmiendas complejas: se refiere a la mezcla física o industrial de varios tipos de acondicionadores inorgánicos, siendo la más común y efectiva, la mezcla física de cal agrícola o dolomita con yeso agrícola; generalmente se usa una mezcla en proporción 70 % a 75 % de CaCO3 (cal agrícola) o CaMgCO3 (cal dolomita) y 25 % a 30 % de CaSO4.2H2O (yeso agrícola). Esta aplicación conjunta permite reducir más rápidamente los problemas de acidez en el subsuelo, que solo aplicando cal agrícola o dolomita.

Óxido de magnesio: es producto de someter la magnesita a calcinación, produciéndose óxido de magnesio (MgO), puede contener hasta 60 % de magnesio (Mg) (Molina, 1998). Es recomendable para suelos con valores de pH inferiores a 5 y bajas saturaciones de magnesio. Su capacidad de neutralización de la acidez es mayor que la de las otras cales mencionadas, pero debido a su baja solubilidad en agua, este material debe ser finamente molido para que tenga un mayor contacto con las partículas coloidales del suelo.

Francisca Ferrón-Carrillo, Infoagro


CONTINUAR LEYENDO...

Cap. 1
   Mora: Correcciones nutricionales. Intensificación de la producción de yemas reproductivas
Cap. 2
   Mora: Sistema de cultivo. Pautas para aumentar la producción


Este artículo está clasificado en las categorías: Frutas

Información en tu Email
Recibe artículos técnicos y novedades

 

COMENTARIOS
Opininan los profesionales

 

VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

 

FOTOGRAFíAS
Banco de fotos agrícolas

 

BUSCADOR
Artículos de Agricultura

Navega por sectores

 

Publicidad



 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.