ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
     
Artículos Noticias Empresas CompraVenta Empleo Precios FyH Cursos Tienda Foro Vídeos Fotos Diccionario Más  
» Artículos técnicos

Requerimientos edafoclimáticos del banano

El plátano o banano, tiene una serie de condiciones climáticas y de suelo que le son más favorables para crecer de forma óptima

Cultivos tropicales

icono foto requerimientos edafoclimaticos del banano

1. Introducción al cultivo del banano
2. Requerimientos de suelo
3. Requerimientos de clima

1. Introducción

Todo cultivo tiene sus preferencias en lo referente a las condiciones del entorno en el que se desarrolla. El plátano o banano no es una excepción, es decir, hay una serie de condiciones climáticas y de suelo que le son más favorables para crecer de forma óptima, y por tanto, conseguir un mayor rendimiento. En este artículo describiremos cuales son estas condiciones, que hacen que este alimento tan apreciado por la población crezca y produzca satisfactoriamente.

2. Requerimientos de suelo

La elección del tipo de suelo para establecer el cultivo es uno de los aspectos más importantes, ya que guarda una gran relación con la vida útil y la calidad de la plantación. En este sentido, un análisis previo del suelo supone una inestimable ayuda, siendo una herramienta fundamental que garantice el acierto en la selección del terreno, así como la viabilidad de la plantación. De este modo, el resultado del análisis nos dirá si los parámetros evaluados favorecen o no el establecimiento y posterior desarrollo del cultivo.

Fotografía de bananera en producción
foto fotografia de bananera en produccion

El banano se cultiva en una gran variedad de terrenos, sin embargo para que la producción sea satisfactoria, y por lo tanto, económicamente rentable, éstos deben reunir una serie de condiciones que vemos a continuación:

  • Los mejores suelos para este cultivo son aquellos de formación aluvial y que se encuentren en valles costeros.
  • Que presenten textura franca, franco – arenosa o franco – arcillosa.
  • Con buena estructura, porosidad y posibilidad de realizar drenaje, ya que un exceso de humedad provoca un mal desarrollo y la pudrición de sus raíces.
  • Suelos profundos, con una profundidad mínima de un metro.
  • Suelos fértiles, con alto contenido en materia orgánica y que liberen una buena cantidad de nutrientes.
  • Que posean condiciones ligeramente ácidas o muy ligeramente alcalinas, ya que no toleran demasiado bien los suelos alcalinos. El intervalo ideal de pH del suelo estaría entre 5.5 y 7.5, siendo el óptimo en torno a 6.5.

3. Requerimientos de clima

Las condiciones climáticas adecuadas para el cultivo del plátano se sitúan en la franja comprendida entre los 30º al norte y 30º grados al sur del Ecuador, aunque las condiciones óptimas se dan en un intervalo más estrecho, entre los 15º al norte y 15º al sur del mismo.

Las preferencias por parte del cultivo con respecto a los distintos factores climáticos son las siguientes:

- Altitud. Los plátanos se desarrollan mejor desde el nivel del mar hasta los 300 metros. No obstante, pueden adaptarse hasta los 2,200 metros sobre el nivel del mar.

- Temperatura. La temperatura media óptima para el cultivo es de 25° C. Las zonas con un rango de temperaturas comprendido entre 20° y 30° C son favorables para su desarrollo. A este respecto, cuanto más baja sea la temperatura más largo será el ciclo del cultivo porque la actividad vegetativa de la planta se ve fuertemente reducida cuando la temperatura desciende de los 16° C, paralizándose de este modo la salida de hojas por completo. Con valores inferiores a esta temperatura las vainas foliares crecen muy juntas, lo que dificulta considerablemente la emisión de la inflorescencia. Si la temperatura llega a los 12° C se produce una situación extrema al detenerse la fructificación. El caso contrario, es decir, si se alcanzan temperaturas elevadas que superen con creces el valor máximo tolerado por las plantas, éstas también pueden generar problemas en el cultivo.

- Humedad relativa. Los valores que pueden resultar favorables se estiman en torno a un 50%.

- Precipitación. Los requerimientos de agua en la planta de banano son altos debido a su naturaleza herbácea y a su gran superficie foliar, la cual se expone a la demanda de la evapotranspiración. Además, aproximadamente el 85 – 88% de su peso está constituido por agua, por lo que requiere un suministro mensual bien distribuido a lo largo de todo el año. Para las prácticas de riego tradicional por gravedad, se recomienda que las frecuencias de riego se realicen cada 15 – 20 días en verano y cada 25 – 30 días en invierno.

Si no se suministra agua al cultivo, la sequía puede provocar la desecación de las hojas, empezando por las más viejas, seguido por la marchitez de las vainas y finalmente la rotura del pseudotallo. El bulbo, por el contrario, resiste fácilmente a una desecación prolongada, pudiendo conservar la capacidad de volver a producir hojas mucho después de la desaparición del pseudotallo. Por estos motivos, es recomendable sembrar banano en aquellas zonas que tengan altos niveles de precipitación (entre 2,000 y 3,000 mm) muy bien distribuidos a lo largo del año.

- Luminosidad. Las condiciones de iluminación pueden variar de forma moderada para este cultivo sin que le afecte demasiado a su crecimiento. De este modo, una cierta reducción de la luz no interrumpe la emergencia o salida de las hojas de la bananera, aunque sí puede alargar significativamente su ciclo vegetativo. Por este motivo, el presente cultivo prefiere zonas de sol, con iluminación y despejadas de nubes. Su comportamiento bajo condiciones de baja luminosidad, así como días sombríos y fríos empeora, de manera que el ciclo vegetativo puede alargase notablemente si comparamos una plantación bien expuesta a la luz con plantas que crecen en la penumbra (casi el doble en condiciones extremas).

- Viento. Es un factor a tener muy en cuenta en el momento de establecer una plantación de banano, debido a sus hojas laminares y su sistema radicular superficial. Por lo tanto, no se recomiendan aquellas zonas que estén expuestas a velocidades del viento superiores a 20 km/hora.

Para finalizar, es preciso resaltar que las plantas del plátano o banano requieren de unas condiciones concretas, las cuales no son demasiado exigentes, pero sí necesarias para obtener el objetivo principal, que es un buen rendimiento que ofrezca rentabilidad al productor. Es muy importante tener en cuenta estos requerimientos, tanto de suelo como climáticos, antes de realizar la plantación, ya que si algunos de estos factores resultan limitantes para el cultivo, los resultados obtenidos no serán los esperados, y puede resultar frustrante tener mermas productivas como consecuencia de una mala planificación. Por este motivo, las plantaciones de banano deben instalarse, siempre que sea posible, en zonas que reúnan los requerimientos mínimos exigidos por el cultivo. Si no fuese así, el productor debe tratar de conseguir que el entorno se aproxime a las condiciones óptimas requeridas.

Autor: Dpto. Agronomía Infoagro


Hay más artículos técnicos de estos sectores: Frutas

Información en tu Email
Recibe artículos y novedades
VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

Más artículos técnicos

¿Estar informado? Suscripción gratis

 

Navega por sectores

 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS




Buscador de documentos


PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.