ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
Acceso
     
Artículos Noticias Empresas CompraVenta Empleo Precios FyH Cursos Tienda Foro Vídeos Fotos Diccionario Más  
» Artículos técnicos

Sustratos orgánicos. Turba. Lucha contra malas hierbas

Operaciones a realizar en sustratos orgánicos. Salinidad, especies invasoras

icono foto sustratos organicos  eleccion y parametros del cultivo

Los suelos naturales se encuentran disponibles ampliamente en las regiones mediterráneas, pero no es frecuente que cumplan las mejores condiciones para el cultivo protegido.

Por lo tanto, es necesario tratar a cada suelo de modo específico, con el fin de conseguir que las altas exigencias de este tipo de cultivos sean satisfechas. Este objetivo se alcanza con mayor facilidad en terrenos con contenidos de 50-60% de arena, 12-20% de limo, 10-15% de arcilla y 6-8% de materia orgánica.

En suelos que poseen una textura equilibrada, se encuentran condiciones favorables de características hídricas y físicas.

Efectos de la adición de turba a un suelo franco-limoso sobre sus propiedades físicas e hídricas (según Hanan et al., 1978)

Los suelos de arcillas montmorilloníticas son útiles para reducir las aportaciones de materia orgánica, que serían necesarias para la enmienda de la textura de suelos muy arenosos.

Para saber más, vea Curso Superior de Producción Hortícola

La adición de materia orgánica contribuye también a mejorar las condiciones químicas del suelo y aumentar su capacidad de intercambio catiónico.

Por otra parte, en los suelos arenosos, la única manera de asegurar que el cultivo pueda optimizar el aprovechamiento del agua y los nutrientes que necesita, es suministrarlos en dosis pequeñas y frecuentes por medio de un sistema de riego localizado. Este procedimiento disminuye el ritmo de percolación, la pérdida por lavado y en algunas condiciones, evita la acumulación salina.

Figura 3. Los altos contenidos de agua en tomate inciden negativamente en la condición del fruto. Fuente: Infoagro.
foto figura 3  los altos contenidos de agua en tomate inciden negativamente en la condicion del fruto  fuente  infoagro
[ampliar imagen]

La salinidad es una característica típica de las regiones costeras, debido a un lavado insuficiente. Esta situación se puede evitar con volúmenes pequeños de agua de riego, laboreo y acolchado, con el objeto de impedir movimientos ascendentes del agua salina de capas profundas. Los problemas de salinidad derivados de la fertilización pueden proceder también de la falta de lavado por el agua de lluvia en los invernaderos.

Existen técnicas locales que resultan eficaces, como por ejemplo el "enarenado" practicado en el sur de España, en Murcia, Almería y Málaga. Esta técnica consiste en colocar el sustrato de cultivo del siguiente modo, desde abajo hacia arriba:

- capa impermeable arcillosa de 30 a 40 cm;

- capa de estiércol de 1 a 2 cm;

- capa de arena de 10 a 12 cm.

La lucha contra las malas hierbas es más fácil en cultivo protegido que en cultivo al aire libre, especialmente cuando se utilizan técnicas como el acolchado y el riego localizado. Además actualmente se dispone de productos químicos relativamente eficaces, que permiten reducir el desarrollo de malas hierbas. El tipo de suelo desempeña un papel importante ya que las malas hierbas se desarrollan menos en suelos arenosos o de desierto pobres en materia orgánica, que en suelos más ricos y pesados.

En el caso del cultivo del tomate los tratamientos con metribuzina a 250 g/ha resultan más selectivos cuando se aplican antes de la siembra que en preemergencia. La combinación de diphenamida (3000 g/ha) o de butralina (1500 g/ha) con 150 a 200 g/ha de metribuzina, amplía el espectro de acción y mejora la selectividad.

En el cultivo del pimiento han demostrado eficacia los tratamientos en preemergencia con diphenamida (5000 g/ha), butralina (2500 g/ha) o la combinación de diphenamida (2500 g/ha) con butralina (1250 g/ha).

En cultivo de tomate en invernadero, se puede conseguir un buen control con la mezcla de metribuzina (350-400 g/ha) y diphenamida (3000 g/ha) o de metribuzina (350-400 g/ha) con butralina (1500 g/ha); estos tratamientos no son peligrosos para el cultivo. La combinación de un tratamiento de preplantación con metribuzina (500 g/ha) o con metribuzina (350 g/ha) y alachlor (1000 g/ha) o también con metribuzina (350 g/ha) y diphenamida (3000 g/ha) seguido de un tratamiento de postransplante con metribuzina (350-400 g/ha), ofrecen una protección de mayor duración.

Para saber más, vea Curso de Aplicación de Plaguicidas.

En túneles pequeños pueden ser aplicados tratamientos semejantes.

Figura 4. Concentraciones más elevadas de butralina en ciertos cultivos son tóxicas. Fuente: Junta de Andalucía.
foto figura 4  concentraciones mas elevadas de butralina en ciertos cultivos son toxicas  fuente  junta de andalucia

El aumento de la temperatura que se produce bajo acolchado plástico transparente estimula la aparición de malas hierbas. Los herbicidas aplicados antes de la colocación del acolchado no tienen acción selectiva en el caso de siembra directa; por lo tanto solamente las parcelas destinadas al transplante se pueden tratar antes de la plantación. Los mejores resultados se obtienen con aplicaciones previas al acolchado a base de metribuzina (400-500 g/ha), metribuzina (300 g/ha) combinada con diphenamida (300 g/ ha) o con metribuzina (300 g/ha) mezclada con butralina (1500 g/ha).

Concentraciones más elevadas de butralina son tóxicas.

Los cultivos de melón se pueden tratar con dipropretyn (2500-3500 g/ha). Sin embargo se consiguen mejores resultados con las mezclas siguientes:

chlorthal-dimethyl + dipropretyn (3750 g + 1250 g/ha).

chlorthal-dimethyl + naphtalam (3750 g + 2000 g/ha)

naphtalam + dipropretyn (2500 g + 1250 g/ha)

chlorthal-dimetyl + assulam Na (3750-5000 g/ha + 2500 g/ha).

dipropretyn + assulam Na (1250 g + 2000 g/ha).

Francisca Ferrón-Carrillo, Infoagro


CONTINUAR LEYENDO...

Cap. 1
   Sustratos orgánicos. Elección y parámetros del cultivo
Cap. 2
   Sustratos orgánicos. Turba. Lucha contra malas hierbas


Este artículo está clasificado en las categorías: Riego, Hortalizas, Abonos, Fitosanitarios

Información en tu Email
Recibe artículos técnicos y novedades

 

 

VÍDEOS RECOMENDADOS
El técnico de campo

 

 

BUSCADOR
Artículos de Agricultura

Navega por sectores

 

Publicidad



 

Cursos On Line agricultura

Pre-matrícula GRATIS





»Ver todos los vídeos


Tienda On Line
»Tienda On Line



PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.