infoagro logo

NOTICIAS GENERAL | ESPAÑA | INTERNACIONAL

Seguridad campo

Reclaman a la administración que se incrementen las medidas de seguridad en el campo

Ante la escalada generalizada de robos que sufren las explotaciones agrarias piden mayor seguridad

ESPAÑA 24/03/2009


ASAJA hace un llamamiento a las Administraciones, tanto central como autonómicas, para que incrementen las medidas de seguridad y vigilancia en las zonas rurales ante la escalada generalizada de robos que se están produciendo en el ámbito rural y que atentan, no sólo contra la propiedad sino también contra la propia integridad física de agricultores y ganaderos.

En el sector agrario no se recuerda una oleada de robos tan intensa y generalizada, existen denuncias de todos los puntos de la geografía española, como la que se está produciendo desde finales del año pasado. Los hurtos y robos son de todo tipo y van desde sistemas de riego (pivots y canalizaciones) hasta cableados eléctricos, pasando por transformadores, maquinaria agrícola, gasóleo y todo tipo de útiles y materiales empleados en las tareas agrarias, y en la mayoría de los casos, a las pérdidas provocadas por los robos del material hay que unir las generadas por los destrozos provocados.

Solamente en la comunidad valenciana, los agricultores de Picassent contabilizan pérdidas cercanas a los 20.000 euros por robos de cobre en la Comunidad de Regantes Canal Júcar-Turia Sector XI y en un pozo de sequía de la Comunidad General de Usuarios. En Castilla- La Mancha, las denuncias por robos en naves agrícolas situadas en las afueras de los municipios se ponen por decenas y se han llegado a montar patrullas de vigilancia nocturna entre los propios agricultores, con el peligro que ello conlleva para su propia integridad física.

En Almería, ASAJA está constatando a través de sus afiliados, una nueva modalidad de robo. En concreto, se trata de apoderarse de productos agrarios para venderlos posteriormente en los centros comercializadores. Los productos “más valorados” son pepinos y calabacines que son robados por la noche, con el consiguiente destrozo en la plantación. Las pérdidas económicas oscilan entre 3.000 y 9.000 euros por explotación afectada. En Málaga y en Jaén, esta misma situación se reproduce con el robo de miles de kilos de aceitunas.

En Castilla y León, las instalaciones de las cooperativas agrarias, las bodegas y los almacenes de suministros (semillas, fertilizantes) también son objeto de robo y los daños provocados en mobiliario, pérdida de documentación, depósitos, cajas registradoras, etc. son de elevada consideración. También entre las masías catalanas se ha registrado un alarmante incremento de denuncias por robos, robos que se repiten igualmente en La Rioja, Aragón y Extremadura.

Ante esta situación generalizada de indefensión e inseguridad rural que sufre el conjunto del sector agrario, ASAJA reclama tanto al ministerio del Interior como a las Comunidades Autónomas que incremente las medidas destinadas a la seguridad, el control y la vigilancia así como que se aumenten las dotaciones de los cuerpos de Seguridad del Estado, que en las zonas rurales suelen ser generalmente escasas.


 

 



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies

© Copyright Infoagro Systems, S.L.