infoagro logo

NOTICIAS GENERAL | ESPAÑA | INTERNACIONAL

Cítricos

Los residuos en cítricos despiertan interés en los productores

Con medio centenar de personas entre productores y técnicos, se desarrolló una charla destinada a informar sobre las nuevas restricciones en la UE y otros países destino de la fruta que se produce localmente.

Argentina 30/05/2011


Con medio centenar de personas entre productores y técnicos, se desarrolló en las instalaciones de la Agencia del INTA San Pedro una charla destinada a informar sobre las nuevas restricciones en la UE y otros países destino de la fruta que se produce localmente. Profesionales del INTA presentaron resultados de ensayos y hubo un momento para consultas.

Luego de la presentación de la jornada que estuvo a cargo del biólogo del INTA San Pedro, Gonzalo Segade, durante una intensa hora la investigadora en calidad y residuos de plaguicidas del INTA Concordia, Cecilia Kulczycki, realizó una presentación. Lo primero fue definir el concepto de “residuo”, que según la Organización Mundial de la Salud es “el depósito que queda en un fruto luego de la aplicación de un plaguicida”, es decir, aquel producto destinado a controlar plagas, hongos, malezas o cualquier tipo de inoculantes. Las variables que participan en la definición del residuo son el tipo de producto, el principio activo, la dosis, el tipo de aplicación y las características de la superficie vegetal sobre la que queda el plaguicida. El límite máximo de residuo de plaguicida, es la cantidad máxima tolerable de ese producto por kilo de fruta.

Kulczycki explicó que para la determinación de ese límite máximo hay dos tipos de estudios: la fase toxicológica y la fase agronómica. Sin embargo, desde hace unos años a esta parte, el consumidor es el punto de referencia para estas definiciones. Desde el INTA los trabajos que se llevan a cabo se basan en dos criterios: curva de degradación (cómo se degrada el plaguicida en el tiempo, y poder predecir y prevenir excesos) y trazabilidad (de campo a poscosecha, en mercados de UE, Rusia, Japón y China). Como ideas fuerza de los trabajos realizados, se reconoce la alta sensibilidad de los equipos europeos y norteamericanos, que pueden reconocer hasta 900 principios activos en 15 minutos; razón por la cual lo principal es trabajar bien para que aunque aparezcan esos residuos, no haya problemas. Para esto se sigue un principio que indica aplicaciones tan bajas como para que controle la plaga o enfermedad pero que deje la menor cantidad de residuos. En cuanto a los estudios de residuos de poscosecha, existe una degradación natural que puede llegar a corresponder al 30% de la cantidad inicial del producto aplicado. En cambio, cuando la fruta permanece en la planta, la degradación es mucho más alta.

Al finalizar esta presentación hubo espacio para preguntas, donde principalmente los profesionales hicieron preguntas específicas sobre aplicación o características en la degradación de determinados productos. A la pregunta “Concretamente… ¿con qué están fumigando para exportación?”, la especialista destacó que se trabaja mucho en sistemas de monitoreo de plagas y enfermedades que permitan un uso racional de agroquímicos y la menor cantidad posible de residuos en los frutos.

El trabajo a campo en San Pedro

Gonzalo Segade presentó la síntesis de los ensayos que se han realizado recientemente en el INTA San Pedro, a partir del reconocimiento de las condiciones locales de producción.

Luego, los participantes se sentaron en una gran ronda y comenzaron a compartir la experiencia que lidera el fitopatólogo Sergio Garrán en el desarrollo de productos para el control biológico de algunas enfermedades típicas de los cítricos. Éste relató que las aplicaciones deben ser más intensas y más ajustadas, pero que se logra un excelente control sin residuos de plaguicidas. Los asistentes quisieron saber si esta información generada en Concordia es extrapolable a nuestra zona, lo cuál se supone que no debería ser muy diferente ya que ambos forman parte del NEA, aunque hay que hacer ensayos con los plaguicidas más utilizados en nuestra zona para comparar.

Además, los asistentes preguntaron directamente sobre la forma en que se controlan en Concordia las distintas plagas y enfermedades y el residuo que se observa a cosecha luego de seguir esos planes sanitarios. Al respecto, actualmente los programas de manejo y recomendaciones del INTA logran que, a cosecha, los niveles de residuos de los distintos plaguicidas en la fruta cítrica estén bastante por debajo de los valores exigidos por la legislación nacional, de la UE y de otros destinos de la producción.

Gonzalo Segade explicó “con respecto a lo que se hará a futuro, lo más importante es homogeneizar la forma en que trabajemos en las distintas zonas (utilizar los mismos protocolos para toma de muestras y análisis de las mismas) para que los resultados sean comparables”. La organización actual del INTA, a través de proyectos integrados por técnicos de distintas unidades, habilita a un gran intercambio tanto en cuanto a los desarrollos como a la concreción de análisis aún donde no hay equipamiento. La reunión permitió identificar a partir de los asesores de productores que exportan, cuáles son los plaguicidas más problemáticos ya sea porque se desconoce cuánto tiempo permanece el residuo en la fruta o porque ha habido algún problema al exportar fruta a la que se había aplicado ese plaguicida, lo que permitirá ir ajustando desde INTA la solución a estos problemas.


 

 



Conocimiento
» Documentos técnicos
» Cursos On Line
» Vídeos
» Fotos
» Diccionario agrícola
» Foro
Empresas
» Noticias
» Directorio Empresas
» CompraVenta
» Tienda On Line
» Precios Frutas y Hortalizas
» Ofertas de Empleo
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies

© Copyright Infoagro Systems, S.L.