ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
Acceso
     
EmpleoPrecios FyHCursosTiendaForoVídeosFotosDiccionario
ArtículosNoticiasEmpresasCompraVenta

Cultivo biológico y sostenibilidad: VOG ilustra en Biofach las estrategias de desarrollo

Con treinta y cinco mil toneladas de manzanas biológicas y un surtido que cubre doce meses al año, el Consorcio surtirolés ofrece a los clientes y consumidores el producto adecuado para cualquier exigencia.

Comercialización España - 27/07/2022
Manzanas de VOG.








Una producción anual de más de treinta y cinco mil toneladas de manzanas biológicas que crecen en las tierras idóneas del Tirol del Sur - Südtirol. Trescientos socios cultivadores, un amplio surtido de marcas, cuarenta países de exportación y una presencia en el mercado durante los doce meses del año, siempre con fruta de alta calidad. Estos son los números de la agricultura biológica del Consorcio VOG de Terlano (Bolzano), uno de los mayores productores de manzanas de ámbito europeo, que en la feria BIOFACH de Núremberg ha presentado sus proyectos para la producción orgánica.  
Desde hace más de treinta años la agricultura biológica forma parte integrante del desarrollo del VOG; se trata de un segmento en crecimiento que año tras año va cobrando mayor relevancia, hasta el punto de que hoy representa el 10% de las superficies cultivadas por los productores del consorcio. 
El surtido del VOG, en condiciones de cubrir la comercialización a lo largo de todo el año solar, comprende, entre otras, las marcas Bio Marlene y Biosüdtirol, y firmas de éxito como Pink Lady Bio y Kanzi Bio, además de las últimas novedades, Giga, RedPop y Cosmic Crisp, tres manzanas de última generación que se prestan al cultivo biológico y resultan ideales para la segunda mitad de la temporada. La gama del Consorcio prevé asimismo marcas exclusivamente biológicas como Natyra, Topaz, Pilot, Gold Rush y Bonita.  
“Actualmente el mercado de la agricultura biológica ofrece grandes perspectivas, pero también es muy competitivo”, explica Klaus Hölzl, responsable de ventas de VOG. “Por ello el consumidor moderno ya no se conforma con el simple producto biológico, sino que quiere marcas que garanticen valor, calidad y frescura, marcas con las que pueda identificarse. Nuestro surtido responde a esta necesidad, pues ofrece manzanas adecuadas a consumidores y estilos de vida diversos, pero siempre de alta calidad y dentro de una cadena productiva rigurosamente controlada.”  
La producción biológica del VOG se encuentra presente en más de cuarenta mercados, entre los que cabe destacar los europeos de Alemania, España, Italia, Reino Unido, Suecia, Noruega, Dinamarca y Benelux, y los extraeuropeos, en el Oriente Medio y en Asia.  
El Consorcio y la sostenibilidad 
El desarrollo del ramo biológico de VOG se integra en una idea más amplia de sostenibilidad, que caracteriza el conjunto de la producción del Consorcio. “Actuamos en muchos frentes, empezando por la incorporación a Sustainapple, el proyecto en el que colaboran todos los actores de la cadena productiva de la manzana surtirolesa para garantizar un desarrollo en armonía con la naturaleza y el medio ambiente, también teniendo en cuenta los objetivos de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas”, comenta Walter Pardatscher, director de VOG.  
“De hecho, nuestros socios suelen ser pequeñas empresas agrícolas de gestión familiar, que tienen la firme intención de entregar a sus hijos y nietos un territorio sano y habitable, donde construir el futuro en armonía con el medio ambiente en el que vivirán.”  
Desde hace varios años el Consorcio invierte en la generación de energía fotovoltaica, con instalaciones situadas en los tejados de los edificios de envasado que reutilizan la energía limpia de los trescientos días de sol anuales del Tirol del Sur - Südtirol. Además de promover el uso de fuentes renovables, esta decisión ha demostrado amplitud de miras también en lo económico, porque permite contrarrestar el encarecimiento de la factura energética de los últimos meses.  
En el frente de la economía circular, los proyectos puestos en marcha son numerosos, tanto para hacer más sostenibles los envases como para reutilizar los restos de la elaboración. Desde hace ya mucho tiempo las manzanas no idóneas para el consumo de mesa se destinan a la producción de elaboraciones como zumos y compotas. Ahora también los restos de manzana se reutilizan en la producción de papel, cartón o embalajes, o bien, con proyectos innovadores, para contribuir a la producción de energía y abonos.  
“Mejorar el impacto de la actividad de las empresas en el medio ambiente no se logra con una labor improvisada, sino que requiere cooperación, investigación y un gran esfuerzo”, termina Pardatscher. “Gracias a la programación varietal —que nos permite plantar la manzana adecuada a cada tipo de producción y a las distintas condiciones climáticas—, a los proyectos de economía circular, a la eficiencia energética e hídrica y, como no, al apoyo imprescindible de nuestros productores, socios, clientes y consumidores, estamos preparados para acometer los desafíos de la sostenibilidad.”

¿Estar informado? Suscripción gratis






















PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.