ico english agriculture videos ico videos agricultura Rusia
Toda la Agricultura en Internet
Artículos Noticias Empresas CompraVenta Empleo Precios FyH Cursos Tienda Foro Vídeos Fotos Diccionario Más  

EFA Campomar: formación profesional para hacer frente a los retos de la agricultura

La escuela de formación agraria forma desde hace 50 años a los demandados técnicos agrícolas que nutren las empresas del tejido agrícola almeriense, como una de las principales entidades proveedoras de recursos humanos cualificados para el sector.

Formación España - 16/04/2024 10:51:27
José María Molina, director de la EFA Campomar.








Hace 50 años, la agricultura era una de las principales actividades económicas de nuestro país, pero se trataba de una actividad muy ligada a las familias y ‘casi artesanal’, con duras jornadas de trabajo donde no se contaba con los medios y tecnologías con los que cuenta hoy día el sector. En especial, en Almería, la evolución de la agricultura ha sido vertiginosa: aún con un carácter familiar que caracteriza a la zona, hoy en día, los avances en maquinaria y en los sistemas de control automáticos presentes en los invernaderos, así como la informática aplicada a éstos, que permite el control de la temperatura, y donde la actividad ya no se entendería sin sensores de nutrientes, de agua, de humedad y de control de iluminación, entre otros, han supuesto una auténtica revolución industrial dentro de la agricultura, que han convertido al sureste español en la zona agrícola más tecnificada de España.

Una realidad agrícola que ha pasado del conocimiento tradicional que pasaba de generación en generación, a exigir un conocimiento técnico y científico, propio de la agricultura de precisión. Un hecho que ha llevado a que, actualmente, cada vez más jóvenes y profesionales del sector, decidan formarse en estudios agrarios, sin alejarse de la actividad real de la agricultura. Toda una evolución a la que ha asistido la Escuela Familiar Agraria (EFA) Campomar, que nació en 1971 en Aguadulce, Roquetas de Mar (Almería), con vocación de ofrecer formación profesional de calidad a los profesionales y futuros profesionales del sector, y que a día de hoy es una de las principales entidades proveedoras de recursos humanos para el sector agrícola en Almería y provincias cercanas: “hoy en día, los agricultores tienen que tener más conocimiento, más formación que les va a facilitar mucho el trabajo en el invernadero, con los cultivos, y en definitiva, en el sector agrario. La formación, hoy día, es necesaria para poder afrontar los retos de futuro de la agricultura”, destaca José María Molina, director de la EFA Campomar, quien indica que uno de los motivos por los que existe una gran demanda de formación agraria es que “gracias a la tecnología y a la maquinaria, que han facilitado el trabajo en el campo, la agricultura ya no se percibe como un trabajo tan penoso como hace 50 años. Este avance tecnológico ha ayudado a que el trabajo sea mucho más sencillo: hoy en día, un agricultor, desde su móvil, puede saber perfectamente a qué temperatura está su invernadero, la cantidad de radiación que tiene en él; puede controlar el riego a través de las aplicaciones informáticas. Hoy en día, sabemos exactamente qué cantidad de agua, nutrientes o cantidad de luz necesita el cultivo. Antes, por ejemplo, no se hacían tantos análisis de suelos, de la savia de la planta o de agua, y ahora son rutinarios: cualquier agricultor hace un análisis de su suelo para saber qué carencias nutritivas tiene; o qué características tiene el agua que aporta al cultivo para saber si es apropiada o no para el mismo. Antes, esto era impensable, pero a día de hoy, son herramientas que permiten al agricultor tomar decisiones sobre, por ejemplo, qué fertilizantes y/o cantidad de agua aplicar”.

Un contexto que ha llevado a que en la EFA Campomar se hayan formado miles de técnicos agrícolas en los últimos cincuenta años y que, en los últimos siete años, la escuela haya experimentado un crecimiento exponencial en cuanto al número de alumnos matriculados, pasando de 50 alumnos por curso hace ocho años, a 430 alumnos en el curso actual, 2023/2024, registrando un crecimiento sostenido de en torno al 20% de matriculaciones por año. La EFA Campomar, un centro privado concertado con la Junta de Andalucía, combina los ciclos formativos privados con los concertados en tres familias profesionales que engloban la oferta formativa del centro: “la familia profesional agraria, que es la principal, y la base con la que nació la escuela, que se mantiene hoy en día, dentro de la cual, cubrimos los tres niveles de la formación profesional: la FP básica, el grado medio y el grado superior. Paralelamente a la rama agraria, la oferta se ha diversificado y hemos puesto en marcha la familia profesional de mantenimiento de vehículos, donde se estudian también los tres niveles profesionales, y en los que los alumnos aprenden a reparar maquinaria agrícola y el mantenimiento de vehículos, así como, en el ciclo superior, automoción, tanto para automóviles como para maquinaria agrícola pesada. Es una rama complementaria a la agraria. Y también tenemos la familia profesional de industria agroalimentaria, donde se ven los procesos de la industria alimentaria, sistemas de calidad y temas internacionales de seguridad alimentaria”, destaca Molina, quien subraya que en el próximo curso, 2024/2025, se mantendrá la oferta pero “estamos pendientes de la concesión de nuevos conciertos educativos por parte de la Junta de Andalucía, con lo que, parte de los ciclos que son privados, podrían convertirse también en gratuitos para nuestros alumnos. Por tanto, si eso se confirma, sería muy bueno, porque muchos de nuestros alumnos o sus familias no tienen recursos económicos para continuar sus estudios en un ciclo privado, por lo que el hecho de que fueran concertados y gratuitos para esas familias, nos abre grandes posibilidades, sobre todo pensando en que los alumnos y sus familias no tengan que hacer ese desembolso económico”. Una oferta que, sin duda, atraerá a una gran cantidad de jóvenes y no tan jóvenes, interesados en la formación profesional agraria para el próximo curso, para lo cual, desde el 1 de abril, ya está abierto el plazo de preinscripción, siendo, a partir del 15 de mayo, cuando ya pueda formalizarse la matrícula. No obstante, el director de la EFA Campomar anima a las familias a que reserven su plaza lo antes posible, “ya que muchos de nuestros ciclos formativos se quedan con lista de espera”.



Una demanda que también viene motivada, según José María Molina, por el hecho de que “se está viendo que los alumnos asimilan mejor la formación profesional, al ser más práctica, que por ejemplo la ESO o el Bachillerato, por lo que muchos deciden formarse a través de FP por esa aplicación práctica. Los alumnos están más motivados porque están haciendo lo que les gusta realmente: no es tantas matemáticas ni tanta física. Yo creo que ése es el secreto de la FP, lo que atrae a los alumnos y por lo que hay tanta demanda”. Una aplicación práctica en la que la EFA Campomar tiene su fuerte: “En Almería, actualmente somos el centro con más proyectos de FP Dual, que alterna la formación en las aulas con la formación en empresas. Todos los ciclos formativos los tenemos en modalidad Dual, lo que conlleva que tengamos una gran cantidad de convenios con empresas. Actualmente, contamos con más de 500 convenios con empresas en Almería, tanto en el sector agrario, como en el de mantenimiento de vehículos y en el sector de la industria agroalimentaria”, señala el director de la escuela. Una formación que también se complementa con visitas técnicas a empresas y con la organización, por parte del centro, de jornadas técnicas a las que acuden profesionales de diferentes empresas que transmiten a los alumnos la realidad del sector desde distintos ámbitos: “conocen a lo que se dedica la empresa y cuáles son las funciones de los técnicos en ella: un feedback muy interesante, porque los alumnos reciben directamente desde la empresa la información de qué trabajo se realiza, cuáles son las necesidades o qué conocimientos van a necesitar los técnicos en esas empresas para el día de mañana”. Contactos a través de los que también pueden conocer las investigaciones y proyectos de investigación que tienen las empresas y que en ocasiones también se llevan a cabo en la propia escuela, en colaboración con dichas compañías: “Ahora mismo se están desarrollando dos proyectos de investigación en colaboración con empresas. El objetivo es que el alumno vea en qué consiste la investigación y cómo las empresas desarrollan determinados proyectos de investigación”, sostiene Molina, que resalta participación en ferias como otra de las iniciativas que lleva a cabo el centro para acercar la realidad del sector a los alumnos, de manera que Expolevante-Níjar, que se celebrará del 24 al 26 de abril en Campohermoso, Níjar, Almería, será el próximo escaparate en el que participe la comunidad educativa de la escuela, a través de su stand P-13 del pabellón 1. Según explica Molina, “a Expolevante llevaremos a nuestros alumnos a que vean las distintas empresas del sector, ya que estas ferias contribuyen a que puedan ver los distintos ámbitos del sector en un mismo lugar. Además, participaremos con una ponencia, donde se expondrá uno de los proyectos que estamos desarrollando con empresas para que también haya transferencia del conocimiento. Es muy importante que lo que se estudia en las aulas y en los centros de enseñanza se transfiera a la realidad del sector, por lo que Expolevante supone una oportunidad para explicar qué trabajos de investigación estamos realizando y que se les dé divulgación, cerrando el ciclo del conocimiento”.

Y es que, no sólo existe una gran demanda de formación, sino que es el sector el que demanda una gran cantidad de personal cualificado, en ocasiones, incluso, antes de que los alumnos concluyan sus estudios: “Las empresas lo que más nos transmiten es la necesidad de la formación de los alumnos, una formación de calidad, y nosotros, desde el centro, lo plasmamos en una formación teórico-práctica en el centro, combinada con una formación práctica dentro de esa formación Dual, y a través de las prácticas en empresas que se realizan al finalizar los estudios. De esa manera, intentamos darles esa formación que demandan las empresas. El sector cada vez demanda más personas cualificadas con una formación más específica y técnica, y desde el centro trabajamos en esa línea”, subraya Molina, quien advierte que “a veces, son las empresas las que nos llaman solicitándonos alumnos que hayan acabado o que estén terminando los estudios, y muchas veces no podemos dar solución a esa demanda, porque el nivel de empleo es tan alto que no hay alumnos libres para poder trabajar: están todos trabajando”, sostiene, y es que según los estudios de empleabilidad que lleva a cabo la EFA Campomar, el índice de inserción laboral de los alumnos del centro es del 90%, y el 10% restante, “no es que no quieran trabajar, sino que siguen estudiando, porque muchos de nuestros alumnos continúan en la Universidad”. Para ese 10% que sigue estudiando estudios universitarios, la EFA Campomar cuenta con convenios con la Universidad Católica de Ávila y la Universidad Católica de Murcia, de forma que puedan estudiar de manera no presencial, y trabajar a la vez, ya que estas universidades les ofrecen a los alumnos la posibilidad de continuar sus estudios a través de una modalidad online o semipresencial, o realizar los estudios de manera presencial, aplazando el trabajo para más adelante.

Redacción Infoagro: Lydia Medero


Lydia Medero, responsable de Comunicación de Infoagro, entrevistando a José María Molina, director de la EFA Campomar.



Entrada principal de la EFA Campomar.



Invernadero tecnológico de la EFA Campomar.



Taller de automoción de la EFA Campomar.



Laboratorio de la EFA Campomar.



Alumnos de la EFA Campomar, en clase.


¿Estar informado? Suscripción gratis
















       
PORTADA Contacto Newsletter Publicidad Prensa Trabaja en Infoagro
Aviso legal Política de Privacidad Política de Cookies
English Français Russian

© Copyright Infoagro Systems, S.L.